Diseño layout almacén

¿Cómo se diseña un almacén? 7 claves para crear un buen layout + ejemplos

¿Sabes que tener el mejor diseño posible de almacén con un buen layout puede ahorrarte mucho tiempo y dinero? 

Y al revés, si no tienes un diseño de almacén optimizado, vas a perder eficiencia en las operaciones, habrá retrasos en las entregas y más posibilidad de errores.

Por tanto, hoy queremos contarte lo básico que tienes que tener en cuenta para saber cómo se diseña un almacén logístico, o lo que es lo mismo, cómo crear un layout.

Sigue leyendo y te lo explicamos.


¿Pensando en diseñar tu almacén? Primeros pasos

Si te estás planteando el diseño de tu almacén, seguramente te encontrarás en uno de estos tres casos:

  1. Vas a empezar a diseñarlo. Tienes unas nuevas instalaciones y, con ello, la posibilidad de crear desde cero toda la estructura organizativa de tu almacén.
  2. Ya tienes un almacén, pero hay aspectos poco operativos o que se han quedado obsoletos y estás pensando en reorganizarlo para ganar efectividad.
  3. Tu almacén se ha quedado pequeño, vas a ampliar instalaciones añadiendo espacio extra. Es el momento de hacer algunos cambios.

En todos estos casos, te encuentras en un punto crucial: definir lo que en logística se llama el layout de almacén, que es lo mismo que la disposición u organización de todas sus partes. 

Para ello, lo primero es hacer un estudio de la situación. ¿Qué necesita la empresa? ¿Con qué instalaciones cuenta? ¿Está en un momento de expansión y es necesario prever nuevas necesidades a corto plazo? 

Veamos qué factores hay que tener en cuenta.


7 claves para un buen diseño de almacén

Para diseñar un almacén hay que jugar con muchas variables, con el objetivo de buscar un equilibrio que permita sacar el mayor rendimiento posible. Estos son los 7 factores principales a tener en cuenta:


1. El flujo de mercancías

¿Cuál es la vía de entrada y salida de mercancías? Existen distintos diseños de almacén en función del recorrido que hacen los productos desde su llegada a su expedición. 

En el caso más sencillo, el flujo es en línea recta, pero también existen almacenes en forma de U, en el que la mercancía entra y sale por el mismo lado. Y hay otros diseños más complejos, normalmente en función de las vías de acceso de los camiones de transporte.


2. Productos

Para diseñar el espacio es determinante el inventario: qué tipo de productos se almacenan, cuánto espacio necesitan, qué cantidad es necesario aprovisionar y durante cuánto tiempo, cuáles son los plazos habituales de rotación, etc.

Sumado a eso, determinar el stock óptimo para no acumular mercancía innecesariamente pero tampoco tener roturas de stock, es otra de las claves de la distribución del espacio.


3. Desplazamientos

El diseño de almacén debe analizar las rutas internas para trazar las más efectivas.

Mover mercancía de un punto a otro del almacén consume muchos recursos (tiempo, mano de obra, uso de maquinaria, electricidad, etc). Un diseño optimizado puede mejorar el flujo interno de mercancías, reducir desplazamientos y ahorrar costes. 

Además, cuanto menos se muevan los productos, menos riesgo hay de deterioro.


4. Almacenamiento

En este punto se define el tipo de estantería o instalación que se necesita para albergar la mercancía. El diseño está en función del peso de los productos, si son o no perecederos, cuál es su tipo de embalaje, y otros factores.


5. Maquinaria

Se realiza el estudio de los medios técnicos que se necesitan para la manipulación de la mercancía dentro del almacén: tipos de transpaletas, carretillas elevadoras, vehículos de guiado automático, etc.


6. Proyección

No hay que pensar solo en el almacén de hoy, también en el de mañana.

Un buen diseño debe contar con una previsión de crecimiento para no tener que hacer más cambios a corto plazo. La planificación actual también puede dejar prevista una futura ampliación, es decir, cuáles serían las opciones si fuese necesario añadir más espacio.


7. Seguridad

El diseño tiene que estar pensado para evitar accidentes y contemplar las medidas de emergencia. Hay más factores, como la utilización de los EPIS correctos o la formación del personal, pero la distribución del espacio también es clave para la prevención de riesgos laborales en el centro del trabajo.


Objetivos del layout: ejemplos de mejoras de diseño de almacén

Cuando trabajamos en la creación u optimización del diseño de un almacén, esto es lo que buscamos: 

  • El máximo rendimiento con la mínima inversión posible.
  • Optimizar el uso de la superficie disponible.
  • Analizar el flujo dentro del almacén y optimizar la cadena de suministro.
  • Mejorar la gestión del inventario.
  • Simplificar los desplazamientos internos.
  • Tener el control sobre la trazabilidad de los productos.
  • Asegurar la comunicación óptima entre todos los operadores.

Para explicar cómo es el proceso de optimización de un almacén, lo mejor es poner como ejemplo alguno de nuestros proyectos:

En Novavenda, una compañía con un almacén de más de 8000 m2, movimiento de cerca de 50 camiones diarios y más de 6000 referencias de productos, el objetivo principal era poner orden en el almacén para ganar velocidad en la preparación de pedidos y reducir el número de errores. 

Tras el análisis correspondiente y la implementación de un SGA, picking por voz con radiofrecuencia y otras soluciones, se logró mejorar exponencialmente la eficiencia logística. Aquí tienes los detalles del proyecto.

Otro caso es el de Inoxpa, un grupo empresarial de Banyoles (Girona) que se dedica a la fabricación y comercialización internacional de componentes de acero inoxidable. 

El crecimiento de la compañía fue introduciendo cambios en la actividad de la central, por lo que fue necesario diseñar un nuevo almacén junto a las instalaciones existentes, teniendo en cuenta las necesidades que habían ido surgiendo. 

Posteriormente se implantó un SGA adaptado a la actividad para controlar el 100% de los movimientos. Lee aquí para conocer más sobre este proyecto.

Como vemos, normalmente la optimización del diseño de un almacén se complementa con un SGA para tener el control sobre todos los procesos, retirando la logística basada en el papel (donde aún se utilizan las tradicionales hojas de Excel) para pasar a la gestión digitalizada. 

Consulta aquí más proyectos realizados por SCM Logística.


Con estas claves, optimiza el diseño de tu almacén y gana efectividad

Tanto si vas a crear tu almacén desde cero como si necesitas optimizar las instalaciones en las que ya estás trabajando, es fundamental ponerse en manos profesionales con los conocimientos técnicos más la experiencia de haber desarrollado con éxito proyectos de reorganización de almacenes de muy distinto tipo.

Si te encuentras en ese momento, consúltanos. Tenemos un servicio de diseño de almacén  y te proporcionamos la mejor alternativa de layout con los sistemas de almacenaje que mejor se adapten a tu logística, para que tu empresa dé el cambio que está necesitando.

Qué es Trazabilidad

Trazabilidad: qué es y cómo garantizarla en tu almacén

Hoy en día, la trazabilidad de los productos es un factor importante a la hora de gestionar un almacén. 

Aunque la ley solo obliga a establecer protocolos de trazabilidad al sector farmacéutico y alimentario, la realidad es que muchas empresas están implantando estos sistemas para mejorar su eficiencia y ofrecer un servicio de mayor calidad a sus clientes.

¿Quieres saber más sobre qué es la trazabilidad y qué puede aportar a tu empresa?

Te lo contamos a continuación.

 

Qué es la trazabilidad y por qué es tan importante

La trazabilidad es el conjunto de procedimientos necesarios para registrar y poder tener acceso al histórico de un producto o lote a lo largo de su paso por la cadena de suministro, es decir, en las etapas de producción, transformación y distribución.

Hay dos tipos de trazabilidad:

  • Interna: se refiere al rastro de un producto a lo largo de su paso dentro de la empresa. El tipo de información que se registra está en función del producto y de los procesos de transformación aplicados: materias primas, maquinaria, operarios, etc.
  • Externa: se refiere al seguimiento en el exterior de la empresa, tanto hacia atrás (proveedor, localización, fecha de entrada, etc.) como hacia delante (fecha de expedición, operador logístico, destino, etc.).

La trazabilidad no es obligatoria para todos los productos. La legislación solo contempla la obligatoriedad en el caso de la industria alimentaria, lo que incluye piensos para consumo animal, y la industria farmacéutica.

No obstante, se está generalizando y muchas empresas implantan sistemas que incluyen trazabilidad. 

¿Por qué?

Por una parte, es un compromiso de calidad por parte de la empresa y una forma de consolidar la confianza del cliente

Por otra parte, la trazabilidad ayuda a detectar cuáles son los puntos débiles de la cadena de suministro, dónde se producen más errores habitualmente, o en qué fase se consumen más recursos. Toda esa información sirve para optimizar la cadena y ganar eficiencia y productividad.

 

Ventajas de la trazabilidad de cara al consumidor final

También es interesante nombrar otro aspecto, y es que para el cliente o consumidor final cada vez tiene más importancia el llamado consumo responsable, y por eso pide conocer el origen de los productos. 

Por ejemplo, muchos consumidores quieren saber la procedencia de los alimentos que compran, ya sea por sostenibilidad (prefieren el comercio de cercanía) o por querer adquirir (o no) productos de una zona determinada. Ocurre algo parecido con otros artículos: interesa saber dónde se ha fabricado una pieza de ropa o unas zapatillas deportivas.

Continuando desde la perspectiva del consumidor, hay otro aspecto a tener en cuenta: el enorme aumento del comercio electrónico globalizado. Quien compra online quiere conocer en todo momento dónde está su artículo, si ya ha llegado al país o si está en tránsito hacia su domicilio. Poder seguir el recorrido de su compra le da confianza.

Por tanto, más allá de la obligación legal para los sectores mencionados y de las cuestiones organizativas de la logística de la empresa, la traza o huella de los productos también es algo de interés creciente para el público en general. 

Refleja un cambio cultural y en los patrones de consumo y es algo que no hay que perder de vista.

 

SGA, o cómo garantizar la trazabilidad logística en un almacén

Para garantizar la trazabilidad de un producto o un lote, es indispensable dejar atrás de manera definitiva la logística basada en el papel, los Excel, las anotaciones, etc., y evolucionar hacia la implantación de herramientas digitales que centralizan el control total de la cadena de suministro.

Muchos operadores logísticos todavía realizan seguimientos de forma manual y no disponen de sistemas que permitan obtener datos instantáneamente. La información se fragmenta aún más en la medida en que entran en juego diferentes proveedores. 

La forma de solucionarlo es implantar un sistema de trazabilidad vinculado a un SGA, que permitirá registrar el recorrido de cada producto o lote desde que se recibe la materia prima hasta que el producto es expedido hacia su destino final.

Es decir, una herramienta estandarizada que concentre toda la información y la centralice en un solo canal, para que esté disponible en tiempo real para cualquier eslabón del proceso logístico.

Implementar un sistema de trazabilidad en almacén pasa por los siguientes pasos:

  • Realizar un estudio previo para concretar las necesidades.
  • Implantar un sistema de identificación de los productos para poder realizar el seguimiento. Por ejemplo, con etiquetas RFID, capaces de registrar gran cantidad de datos y transmitirlos por radiofrecuencia. 
  • Gestionar la información mediante un sistema de gestión de almacén, o SGA. Tienes más información en este post: Cómo amortizar un SGA: así puede ayudarte la tecnología RFID.

Instalar un software para controlar la trazabilidad permite mejorar la seguridad, optimizar todos los procesos, tener un control total del stock y obtener métricas relevantes para la toma de decisiones empresariales.

En definitiva, otorga una ventaja competitiva a tener en cuenta para tu negocio. 

 

¿Pensando en implantar un sistema de trazabilidad en tu almacén?

Existen soluciones tecnológicas adaptadas para cada empresa y cada necesidad, por tanto no te quedes con dudas. 

En el caso de que estés valorando la posibilidad de implantar un sistema de trazabilidad, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros. Nuestro equipo profesional puede brindarte asesoramiento para tomar la mejor decisión para tu empresa. 

SAP WM EWM

Gestiona tu almacén: ¿qué aporta SAP WM frente a SAP EWM?

Si estás pensando en integrar en tu SAP un módulo de gestión de almacén, antes debes conocer cuáles son las funcionalidades de SAP WM y EWM, para tomar la mejor decisión en función de lo que necesites.

Hoy en día, la gestión de un almacén es una de las actividades que más recursos consumen en una empresa. Por eso, para mejorar la gestión de todos los procesos de almacén (y evitar gastos innecesarios) es muy recomendable implementar un módulo SAP especializado. 

¿Conoces qué opciones tienes?

 

¿Qué es SAP y cómo puede ayudarte a gestionar tu almacén?

SAP es el nombre de la empresa alemana fabricante software para gestión empresarial, y también el nombre de su principal producto: una herramienta para centralizar y controlar todas las áreas de una empresa, ya sea una pyme o una multinacional.

Finanzas, producción, recursos humanos, ventas y distribución, gestión de proyectos, etc. Toda la información se introduce en un mismo servidor, de forma que está siempre centralizada y disponible en tiempo real.

Al tratarse de un software modular, se puede implantar por partes y para ampliar las funcionalidades solo es necesario adquirir la licencia correspondiente. Al pertenecer al mismo sistema, la integración de todos los módulos es perfecta.

Si quieres conocerlo más en profundidad, pincha aquí para leer nuestro post: [Software de gestión SAP] Qué es y qué puede hacer por tu empresa.

Dentro de SAP existen dos módulos orientados a la organización de almacén. Se trata de SAP WM y SAP EWM.

En muchas empresas, el almacén es el corazón del negocio: donde se reciben las mercancías, se organizan para que estén disponibles, se manipulan para la preparación de pedidos y se expiden hacia su siguiente destino, sea otro intermediario o cliente final.

Ese flujo de entradas y salidas es clave para el buen funcionamiento de un almacén, además del correcto control del stock para que siempre haya existencias pero no se acumulen innecesariamente. Todo ello supone un reto logístico importante con el objetivo de:

  • Optimizar el espacio disponible.
  • Destinar los recursos humanos necesarios.
  • Garantizar la correcta conservación de la mercancía.
  • Calcular y controlar el stock.
  • Ganar eficiencia en los procesos de picking, etc.

Un SAP puede ayudarte con el control de todos y cada uno de los aspectos relacionados con la gestión de tu almacén y mejorar su rendimiento.

 

Los 2 módulos SAP para gestión de almacén: WM vs. EWM

¿Cuáles son sus características y diferencias? Y sobre todo ¿cuál te interesa implementar, si estás pensando en cómo mejorar el funcionamiento de tu almacén? Vamos a verlos un poco más de cerca.

 

SAP WM (Warehouse Management)

Es el sistema de gestión de almacenes integrado en SAP, cuyas funcionalidades corresponden a las de un SGA tipo medio (pincha aquí si te interesa saber más sobre el software de gestión de almacén SGA).

Este tipo de solución para almacenes nació en los años 70 y el software ha ido mejorando y actualizándose desde entonces.

El SAP WM abarca tareas como:

  • La gestión del stock en su ubicación de almacenaje.
  • La gestión de contenedores de almacén.
  • Control lógico del picking.
  • Estrategias de ubicación y eliminación.
  • Gestión de unidades de almacenamiento.
  • Logística de almacén.
  • Organización de cross docking, etc.

Implantar un SAP WP supone mejorar numerosos procesos y puede ser suficiente, según el tipo de almacén y el flujo de mercancías que deba controlar. 

 

SAP EWM (Extended Warehouse Management)

Cuando es necesario un paso más en el control del almacén, tenemos el sistema SAP EWM, una versión más reciente (2005) que incorpora nuevas funcionalidades y que ha sido diseñado como parte de la Business Suite de SAP. 

EWM eleva el nivel de funcionalidades, al concentrar todos los desarrollos estratégicos SAP dentro del ámbito de la logística. Esto permite una mayor capacidad de gestión de datos, más posibilidades de automatización de procesos y mejor conexión con otros sistemas.

SAP EWM es, por ejemplo, capaz de calcular y prever los tiempos, las distancias dentro del almacén, la carga de trabajo y los recursos que van a ser necesarios para atender tanto la entrada como la salida de mercancías. 

Desde luego es el sistema a implementar en almacenes con flujos rápidos y un alto volumen de tránsito de mercancías.

Además de todas las funcionalidades del sistema WM, incorpora otras como:

  • Rutas internas.
  • Creación de órdenes de almacén.
  • Slotting o colocación de la mercancía y reorganización.
  • Inspección de calidad.
  • Gestión de oleadas de preparación.
  • Cálculo de distancias de tránsito.
  • Gestión de la carga y descarga de transportes.
  • Picking por voz.
  • Gestión de recursos de cross docking, etc.

Todo ello centralizando la información para poder tener acceso a cualquier dato en tiempo real.

 

¿Es más interesante implantar SAP WM o EWM? Te ayudamos a decidir

Hay que tener en cuenta que WM es más antiguo y la previsión del fabricante es que tenga una fecha tope para añadir desarrollos, que en principio está establecida a finales de 2025.

¿Quiere decir que va a desaparecer? No, solo quiere decir que dejará de recibir actualizaciones y soporte del fabricante.

Será progresivamente sustituido por EWM, por lo que los sistemas que tuviesen integrados el módulo WM tendrán que migrar en algún momento al nuevo. 

No obstante, si estás pensando en implantar algún sistema SAP, lo razonable es que consultes con un asesor profesional. En SCM podemos estudiar tu caso y recomendarte la mejor opción. 

Organización Caótica Almacén

Organización caótica de almacén: 3 ventajas que debes conocer

En un almacén, el espacio es muy valioso, y por eso diseñar sistemas que optimicen su rendimiento es una prioridad. En realidad se solo trata de dar la mejor respuesta posible a una pregunta muy simple: ¿dónde se coloca cada cosa para lograr la mayor eficiencia posible? Antes de responder a esa pregunta queremos que conozcas qué es la organización caótica de almacén.

La ubicación de la mercancía debe responder a una estrategia de organización, y alinearse con el resto de funciones logísticas que se deban realizar, tales como la recepción y clasificación, el picking, control de stocks, etc. El objetivo siempre es favorecer la efectividad de todos los procesos.

Y para eso, uno de los sistemas más efectivos es la organización caótica de almacén.

Vamos a ver en qué consiste.

 

Organización caótica vs. almacén ordenado

La gestión de almacenes es uno de los pilares de cualquier empresa que se dedique a la distribución de productos, y para optimizarla hay que tener en cuenta numerosos factores.

Si se hace bien, supondrá un importante ahorro de costes y ganancia de efectividad en todos los procesos. En caso contrario, un almacén mal gestionado puede suponer una importante fuga de recursos para tu empresa. 

Sea cual sea la estrategia, la gestión de ubicaciones (es decir, definir dónde se debe colocar cada producto) es una de las claves.

En un principio, la forma más simple (quizá podríamos decir también la más intuitiva) de organizar un almacén es ordenarlo siguiendo los parámetros más convenientes según la mercancía de que se trate: por tipo de producto, por tamaño, por rotación…

Por ejemplo, en un almacén de mobiliario cada tipo de mueble tendría un lugar asignado: habría un área para las mesas mesas, otra para armarios, otra para sofás…

O también se podrían colocar en una zona todos los muebles de dormitorio, los de salón, los de cocina…

La clave de un almacén ordenado es que se designa un espacio para cada tipo de mercancía. Cada cosa tiene su sitio.

Parece sencillo, ¿verdad? De ese modo resulta muy fácil manipular los productos y llevar el control del stock. 

¿Cuál es el problema, entonces?

El problema más importante es que son almacenes poco flexibles, en los que pueden ocurrir dos cosas.

Una, que se infrautilice el espacio, es decir, que haya huecos libres, sin mercancía de forma temporal. 

O el caso contrario, que haya zonas donde no podamos almacenar más unidades de un determinado artículo, porque se ha sobrepasado la previsión que teníamos.

Siguiendo con nuestro ejemplo, un día puede que sobre espacio en la zona de los sofás porque ha habido muchos pedidos, sin embargo no hay sitio para ubicar los armarios que acaban de llegar al almacén.

Normalmente este tipo de organización, más intuitiva, se lleva a cabo en almacenes reducidos con un bajo nivel de digitalización de procesos.

Ahora es cuando te hablamos de las ventajas de una organización caótica.

 

¿Qué ventajas tiene una organización caótica de almacén?

La principal característica de una organización caótica, es que no hay un sitio prefijado para cada cosa, sino que se colocan en función de la disponibilidad de espacio en ese momento concreto.

¿Cómo es posible hacer eso y a la vez mantener el control del almacén?

Para empezar, olvidándote de cualquier sistema de gestión manual. Ser competitivos exige dejar atrás las hojas de excel para registrar pedidos y anotar ubicaciones.

El almacenamiento inteligente pasa por la implantación de un software informático que se ocupe de controlar todas las ubicaciones y disponga de información en tiempo real. Es decir, un SGA o software de gestión de almacén. 

Contar con un Sistema de Gestión de Almacenes permite designar ubicaciones de manera flexible y atendiendo a la disponibilidad en tiempo real.

¿Por qué almacenar todos los sofás juntos, si colocándolos en distintas ubicaciones optimizas el espacio? El SGA se ocupa de controlar todo el proceso.

Puedes leer este post si quieres saber cuándo necesitas un software de gestión (SGA).

Y ahora, toma nota de las ventajas que supondría para tu almacén contar con un sistema de organización caótico:

  1. Aprovechamiento del espacio. Al no tener ubicaciones preasignadas, cada producto o lote se almacena en la ubicación disponible o donde encaje mejor. Esa optimización supone que se necesita aproximadamente un 25% menos de espacio para colocar la mercancía, con respecto a otro tipo de organización 
  2. Más velocidad en todas las operaciones. El SGA dispone de toda la información en tiempo real y elige las ubicaciones más convenientes, por espacio, distancia, etc. Asimismo, guía a los operarios hasta el lugar exacto donde está la mercancía, disminuyendo la posibilidad de errores y pérdidas de tiempo. Además, el SGA puede incluso diseñar las rutas más cortas para ahorrar tiempo en desplazamientos por el almacén.
  3. Facilidad para incorporar personal. Los nuevos trabajadores simplemente siguen las instrucciones del sistema, no es necesario que se aprendan la distribución del almacén o diseñen las rutas para distribuir y colocar los productos. 

Digitalizar y automatizar procesos es la mejor manera de crecer. Puede que te interese saber qué más posibilidades tienes. En ese caso puedes leer este post sobre almacenes automáticos y robotización: cómo implementar soluciones tecnológicas en tu sistema logístico.

 

¿Estás pensando en diseñar una estrategia para organizar tu almacén?

Esperamos que este post te haya servido y valores la posibilidad de avanzar hacia la digitalización de tu organización de almacén con un SGA.

De hecho, los beneficios de implantar un software de este tipo son mucho más amplios. Se trata de una herramienta muy versátil que puede ofrecerte más soluciones.

¿Qué te parece si nos cuentas qué necesitas? Nuestro equipo te puede asesorar y resolver todas tus dudas.

Beneficios tecnología RFID

5 beneficios de implantar tecnología RFID en tu empresa

El incremento de las operaciones logísticas, alimentado sobre todo por el auge del e-commerce en todo el mundo, están acelerando la implementación de tecnología RFID en las empresas para ganar velocidad de respuesta y ofrecer un servicio más eficiente.

La identificación de mercancías mediante etiquetas RFID supone un enorme avance que simplifica los movimientos de mercancías, garantiza un control más fiable y ahorra tiempo y recursos.

¿Sabes en qué consiste? Y más importante: ¿sabes cómo podría mejorar la gestión de la cadena de suministro en tu empresa?

Conozcamos algunas cosas más sobre la identificación por radiofrecuencia.

 

¿Qué es la tecnología RFID? Claves para comprender cómo funciona 

La tecnología de identificación por radiofrecuencia (Radio Frequency Identification o RFID) permite localizar y monitorizar productos de forma automática e individualizada. 

Esta tecnología no es nueva. La radiofrecuencia se creó para el ámbito militar y se utilizó por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial para identificar aviones y distinguir los aliados de los enemigos. Y aunque se continuó usando en otros sectores durante el siglo XX, ha sido en la última década cuando se ha generalizado.

Forma parte de los cambios que trae la Industria 4.0 y permite la total digitalización y trazabilidad wireless de cualquier tipo de mercancía.

Explicado de manera muy sencilla, un sistema de RFID consta de: 

  1. Etiquetas (tags) dotadas con un transmisor y receptor integrados, con un chip de memoria para almacenamiento de información.
  2. Lectores de RFID distribuidos según el diseño de cada proyecto, capaces de leer la información cuando la etiqueta esté en su radio de captación.
  3. Un software para centralizar y gestionar todo el sistema. En logística, iría normalmente vinculado a un SGA de gestión de almacén (pincha aquí para saber más sobre cómo amortizar un SGA implantando RFID).

La tecnología RFID tiene multitud de aplicaciones en todos los sectores: defensa, agricultura, farmacia, alimentación, deporte, aeronáutica… 

Por ejemplo, con tecnología RFID se puede:

  • Hacer el seguimiento de los libros de una biblioteca o documentos de un archivo.
  • Gestionar el acceso a centros de paso restringido (hospitales, empresas, etc).
  • Monitorizar a los participantes en un evento deportivo y registrar sus tiempos.
  • Controlar el aforo de un gimnasio, un congreso, un concierto…
  • Llevar el registro de las caducidades de los productos de un supermercado. 
  • Crear cajas de autopago: ya no hay que pasar las compras una a una por el escáner. El lector automático detecta las etiquetas y solo hay que realizar el pago.

Como vemos, las aplicaciones de esta tecnología son útiles en multitud de campos. 

Sin embargo, el sector de la logística es uno de los más beneficiados, ya que gracias a las etiquetas RFID se consigue un control mucho más preciso de la cadena de suministro. 

Estos son los beneficios más importantes.

 

5 beneficios de implantar tecnología RFID en tu empresa

 

1. Ahorro de tiempo

La lectura de las etiquetas RFID no es estática, es decir, el receptor puede recoger la información aunque la mercancía esté en movimiento.

Por ejemplo, los productos pueden ser registrados pasando por un arco o pórtico con sensores, sin que sea necesario parar la cadena para hacer las lecturas. La mercancía puede estar incluso paletizada.

Además, los lectores tienen un alcance mayor que los tradicionales lectores ópticos y pueden recibir la señal en cualquier dirección.

De esa forma no hay que detener el trabajo, ya sea una cadena de montaje, una preparación de pedidos (picking) o las rutinas propias de organización del almacén. 

Lee aquí para saber más sobre tipos de picking según el tamaño de tu negocio.

 

2. Ahorro de recursos

Cuando una mercancía llega a tu empresa es necesario realizar un determinado número de procesos que, si se llevan a cabo de forma manual, requieren la intervención de trabajadores en todos los pasos: registro de la entrada, comprobación de la documentación, almacenamiento temporal mientras se introduce en el sistema, asignación de su lugar definitivo en el almacén, etc.

Un sistema RFID sintetiza todos los procesos y reduce al mínimo la necesidad de asignar operadores, ya que todo se realiza de forma automatizada.

 

3. Gestión del inventario más precisa

En un almacén, las etiquetas RFID te proporcionan un método preciso y seguro para registrar todos y cada uno de los productos y mantener un estricto control del inventario.

Se puede obtener información en tiempo real sobre la localización de cada mercancía y el número de existencias, así como trazar las entradas y salidas mediante los sensores localizados estratégicamente en distintos puntos del almacén.

 

4. Más cantidad de información (y más fiable)

El chip contenido en la etiqueta puede contener una gran cantidad de información sobre cada producto. Incluso puede programarse para, por ejemplo, detectar la temperatura, algo muy útil para la trazabilidad de productos perecederos alimenticios, farmacéuticos, etc. 

Es interesante saber que el RFID también da mejores resultados en condiciones diversas de humedad, temperatura o incluso con suciedad de la etiqueta.

 

5. Mejora la logística inversa

Igual que es importante gestionar las entregas al cliente, también lo es gestionar las devoluciones.

La tecnología RFID permite mejorar la trazabilidad de la logística inversa, tanto para efectuar los reembolsos y cuidar la experiencia de usuario como para realizar el correspondiente control de calidad y recuperar las mercancías para la venta 

 

¿Quieres implantar tecnología RFID en tu empresa?

Si quieres mejorar los procesos para obtener mayores rentabilidades, asegurando un retorno de la inversión en el corto o medio plazo, tienes que poner en marcha la solución RFID adaptada a las necesidades de tu empresa. Y eso solo lo hace un equipo profesional.

Analizar, diseñar, proyectar, implementar y acompañar. Sea cual sea la solución logística que necesite tu empresa, ponte en contacto con nosotros y haznos tu consulta. 

 tecnología

Just in time

Just in time: ventajas (y algún inconveniente) del sistema japonés de producción JIT

¿Cómo sería una estrategia logística ideal? Puestos a soñar, pensaríamos en una cadena de suministro que funcione con total precisión: con la mercancía exacta, en la cantidad necesaria y el tiempo oportuno.

Todas las piezas encajando en el momento y la forma adecuados. Sin esperas, sin retrasos, sin errores, sin gastos extra.

¿Es un sueño? No, es el modelo Just in time y te vamos a explicar más a fondo en qué consiste.

 

Justo a tiempo: la aportación de Toyota a la logística

Tenemos que remontarnos a los años 80 del siglo XX para llegar al origen de esta estrategia, que fue desarrollada por la compañía japonesa Toyota Motor.

La idea de fondo, que en el caso de Toyota era toda una filosofía empresarial, consistía en conseguir eliminar todos los procesos improductivos para conseguir la eficiencia total.

Todo ello en el marco de lo que se conoce como el Sistema de Producción Toyota (TPS, Toyota Production System), que buscaba la manera de mejorar la efectividad en las entregas de vehículos basándose en dos ideas que es interesante conocer:

Concepto Jidoka

Consiste en tener la capacidad de detectar errores en la cadena y resolverlos de forma ágil, de forma que no afecten a todo el proceso.

La idea es lograr una combinación de máquina-trabajador, un concepto básico en el TPS para garantizar la calidad de la producción. 

La máquina debe detenerse por seguridad cuando aparece el fallo y dejar paso al equipo humano, para que analice la anomalía y evite que se produzca de nuevo en el futuro. 

Concepto Just in time

Es quizá la parte más conocida del TPS: solo se fabrica lo que se necesita, en el momento en que se necesita, y en la cantidad que se necesita. 

Se produce lo justo para que el siguiente eslabón pueda seguir trabajando y el flujo nunca se interrumpa. La planificación y la coordinación deben ser impecables.

Con estas dos aportaciones del TPS, la compañía japonesa mejoró sus resultados y su método ha sido desde entonces estudiado y aplicado en todo el mundo, no solo enfocado a la fabricación de vehículos, sino a otros campos como el de la logística. 

También se conoce como “sistema de producción lean”. Te contamos más sobre ello en este post sobre los retos del sistema lean aplicado a la gestión de la cadena de suministro (SCM).


Ventajas del sistema JIT (Just in time) aplicado a la logística

La cadena de suministro experimenta notables mejoras cuando se aplica un sistema JIT. Estas son algunas de las más interesantes.

  • Reducción de stock: si cada paso de la cadena de producción solo genera lo necesario para que el siguiente eslabón pueda funcionar, no se producen excedentes y se reducen las necesidades de almacenamiento.
  • Reducción de pérdidas por desperdicios o mercancía caducada: otro beneficio derivado de la reducción de stock. Al dejar de acumular productos, se minimizan las pérdidas por expiración de la fecha de uso o consumo, obsolescencia, deterioro producido durante el almacenamiento, etc.
  • Mayor flexibilidad: la cadena de suministro es ágil, por lo que se pueden realizar cambios con rapidez para ajustarla a la demanda puntual y continuar trabajando. Por ejemplo, se puede interrumpir la producción del producto A y empezar a producir el B si se detecta un cambio en la demanda, sin que se produzcan cuellos de botella ni esperas para conseguir suministros.
  • Mayor control de los fallos de producción. Los defectos se pueden detectar y solucionar con más rapidez, de forma que muy pocas unidades se vean afectadas.

 

Desventajas del Just in time que conviene tener en cuenta

También es importante conocer los problemas que puede plantear este sistema. El JIT tiene unos cuantos inconvenientes que hay que manejar. Estos son los principales.

  • Relación con el proveedor: para implantar este sistema, toda la cadena de suministro debe estar implicada, por lo que es necesario encontrar un proveedor capaz de realizar el número de entregas necesario (que normalmente serán más pero con menor volumen de mercancía) sin disparar los costes.  Además, la producción depende de la fluidez del suministro. Si no llega a tiempo toda la cadena se retrasa.
  • Sensibilidad a los cambios: si conseguir que la cadena fluya es complicado, más lo es mantenerla sin interrupciones, ya que cualquier alteración en un punto va a afectar al resto de los eslabones de la producción. Un cambio inesperado en el aprovisionamiento será causa de retrasos.
  • Poco margen para imprevistos: si se producen pedidos inesperados es posible que no puedan ser atendidos con la rapidez deseable, puesto que el stock es limitado.

 

¿Cuál es la mejor forma de ganar eficiencia en la SCM?

Hay muchas estrategias que pueden mejorar los resultados, la clave está en encontrar cuál es la que necesita cada empresa, según su momento y sus características.

¿Cómo lograrlo? Con asesoramiento profesional. Acudiendo a un equipo con los conocimientos y la experiencia necesarios para crear un plan estratégico adaptado a tu empresa.

¿Quieres saber cómo mejorar? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y plantearnos tu caso. 

Control de Gestión

Qué es un sistema de control de gestión y cómo puede ayudarte a llevar el timón de tu empresa

Si quieres tener en todo momento el control de tu empresa y saber a qué distancia está de los objetivos marcados, tienes que tener un sistema de control de gestión eficiente que te aporte la información que necesitas.

Y si es importante siempre, más aún en este momento, cuando las empresas están atravesando momentos de inestabilidad e incertidumbre como consecuencia del Covid-19.

Por tanto, si aún no tienes un sistema de control de gestión, es el momento de implementar uno.

Y si ya lo tienes en funcionamiento pero no le sacas todo el rendimiento, entonces es momento de evaluarlo y hacer los cambios que necesite.

Hoy queremos contarte qué debe tener un sistema de control de gestión para que realmente te ayude a pilotar tu empresa y llevarla al éxito.

 

Qué es un sistema de control de gestión

¿Te imaginas una herramienta que te indique, en cualquier momento y de una forma sencilla, en qué momento se encuentra tu negocio?

Explicado en muy pocas palabras, ese es el cometido de un sistema de control de gestión.

Uno de los problemas más habituales en la empresa es que no se dispone de la información correcta en el momento adecuado. 

Y cuando se dispone de ella, no está estructurada de forma que se pueda comprender de una manera sencilla. 

O los datos no con cien por cien fiables, o… hay muchos factores que pueden dificultar la toma de decisiones o llevar a unas conclusiones que no se ajustan a la realidad. 

Es decir: no hay una visión global, y sin ella es difícil avanzar sin cometer errores. 

¿En qué momento está la empresa? ¿Camina en la dirección correcta? ¿A qué distancia se encuentra de las metas marcadas? ¿En qué se emplean los recursos disponibles? ¿Están optimizados para lograr sus objetivos?

Todas estas preguntas, y otras, las responde un sistema de control de gestión. Entre otras cosas, permite:

  • Conocer y analizar el momento presente.
  • Definir objetivos.
  • Programar estrategias para alcanzar esos objetivos.

Llevar el timón de tu empresa con pulso firme implica un total control de la gestión administrativa, y un sistema de este tipo es la solución para hacerlo eficazmente.

 

¿En qué te ayuda un sistema de control de gestión?

Dicho de forma muy general, te ayuda a marcar un rumbo empresarial y a tomar las decisiones correctas sobre la marcha para no desviarte del camino. Siendo más precisos, tu sistema de control de gestión te permite:

 

1. Crear un plan estratégico

La planificación de objetivos debe ser el primer paso. Y una vez hecho eso, se debe crear el plan estratégico que permita alcanzarlos.

Por eso, con la vista puesta en el largo plazo, el plan estratégico define las acciones que es necesario llevar a cabo para cumplir las metas, siguiendo el propósito de la empresa y con los recursos que tenga disponibles.

Pero un plan estratégico no puede ser rígido, sino capaz de adaptarse a las distintas circunstancias que puedan surgir o a las variables que puedan ir cambiando sobre la marcha. Un buen sistema de control de gestión te dará las herramientas necesarias para ello.

 

2. Optimizar el presupuesto

Es necesario conocer de forma precisa con qué recursos cuenta la empresa y establecer cómo repartirlos entre los distintos proyectos, departamentos o tareas. 

El sistema de control de gestión permite controlar que el presupuesto fluya por los canales adecuados y en la medida que hemos establecido.

Poder disponer de datos actualizados te dará la visión global del negocio y te permitirá evaluar el momento financiero antes de tomar decisiones.

 

3. Controlar las métricas

Los números lo son todo en la empresa, y por eso es importante que establezcas cuáles son las métricas importantes para mantener el control administrativo y financiero, y que hagas el seguimiento oportuno de todas ellas. 

Las métricas te van a permitir detectar desviaciones y corregirlas inmediatamente, para evitar que te alejes de tu plan estratégico.

 

4. Implementar cambios

¿Y si, con todo, los números te indican que no estás llegando a los objetivos empresariales marcados? El sistema de control de gestión te permite hacer evaluaciones, estableciendo los puntos de control que te indican si estás en el camino correcto.

De ese modo puedes realizar los ajustes necesarios y continuar en el camino correcto. 

 

5. Anticiparte a los problemas

Es importante decir que un buen sistema de control de gestión, permite ir por delante y detectar piedras en el camino antes de tropezar con ellas. 

La capacidad analítica y de previsión, te faculta para tomar decisiones no solo cuando se produce una desviación, sino antes. 

Esa anticipación estratégica supone una enorme ventaja competitiva que debes aprovechar.

 

Implementa ya tu sistema de control de gestión 

Con lo que te hemos contado ya debes tener claro que en estos tiempos, en que la situación empresarial está sometida a imprevistos y puede variar con mucha rapidez, es imprescindible contar con un sistema de control de gestión que esté a la altura.

Es cuestión de implementar el software adecuado y hacer los ajustes necesarios para que responda al cien por cien a las necesidades de tu empresa.

Puede parecer complicado, pero no lo es. Solo tienes que contar con el asesoramiento adecuado y ponerte en marcha. ¿Quieres que te echemos una mano? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y solucionaremos todas tus dudas, sobre todo si tu sistema de control de gestión tiene que ver con logística. 

Cadena de suministro SCM

¿Quién debe gestionar la cadena de suministro en tu empresa?

¿Qué características y funciones debe tener la persona que gestiona la Supply Chain (cadena de suministro) de tu empresa? 

Ser responsable de esa área requiere visión estratégica y conocimientos específicos, así que es importante dar con el perfil adecuado. De ello depende la eficiencia y la competitividad de tu negocio.

Afortunadamente, hoy en día existen profesionales altamente cualificados para realizar esta tarea. Veamos, por tanto, qué tipo de perfil es el que necesitas para gestionar tu SCM.

 

Qué es la cadena de suministro y por qué es tan importante su gestión

La cadena de suministro es un complejo conjunto de actividades y procesos necesarios para el abastecimiento de una empresa, la fabricación de productos, producción, distribución, transporte y entrega.

Es un engranaje que debe coordinarse de manera perfecta, con el fin de lograr la total satisfacción del cliente final.

La gestión de todos estos procesos se conoce como Supply Chain Management (SCM) y abarca la dirección logística y operativa de una empresa, con el objetivo puesto en realizar el proceso con la mayor eficiencia, optimización de recursos y asegurando una buena experiencia de usuario.

Pincha aquí si quieres ampliar información sobre qué es el Supply Chain Management (SCM) y cómo se relaciona con la logística.

La gestión de la cadena de suministro es una enorme responsabilidad y requiere un alto nivel de capacitación. 

La persona que asuma esa función debe adquirir una visión global de la empresa y conocer en profundidad las herramientas de gestión de operaciones que le servirán para desarrollar tareas de dirección en los apartados de compras, planificación, producción logística y distribución.

Para comprender la importancia de la profesionalización en este sector, basta nombrar el rápido avance de la llamada Logística 4.0 y los cambios que ya se están operando en la cadena de suministro, superando la digitalización de la revolución anterior y añadiendo la hiperconectividad, la gestión del Big Data y la utilización de aplicaciones en la nube.

El perfil profesional de un responsable de SCM es ya uno de los más demandados y tiene una gran proyección para el futuro, cuando la gestión tradicional de la cadena de suministro sea definitivamente superada por la tecnología de la Cuarta Revolución Industrial.

 

El gestor de SCM: ¿de qué se ocupa?

Las funciones de un gestor de la cadena de suministro abarcan desde la planificación de operaciones (coordinación de compras, gestión del almacenaje), la coordinación de las tareas de producción y la distribución final de la mercancía. 

Es decir, debe supervisar la cadena de principio a fin, logrando los objetivos con un sistema lean aplicado a la gestión de la SCM, es decir, gastando lo imprescindible y en el menor tiempo posible.

 

1. Definir la estrategia de la empresa

El gestor de la cadena de suministro debe conocer en profundidad los objetivos, valores y propósito de la compañía, así como los recursos disponibles para alcanzarlos.

Una vez conozca todos los procesos logísticos y los haya evaluado, elaborará una estrategia de actuación que involucre la actividad global de la empresa, con todos los departamentos implicados, interconectando las distintas actuaciones para ganar eficiencia.

Para ello, se ocupará de implementar los medios necesarios, como herramientas de software de gestión que centralizan la información de la empresa y la hacen accesible en tiempo real.

Asimismo, debe vigilar los resultados para asegurarse de que no se producen desviaciones del plan trazado, y si así fuese, realizar las correcciones necesarias.

 

2. Desarrollar visión interdepartamental y gestionar al equipo

Para que la cadena funcione, la coordinación entre departamentos es clave. Todos los empleados de la empresa deben ser conscientes de que su trabajo contribuye a un objetivo común, y que de su eficacia depende la buena marcha del proyecto.

Por eso, un buen gestor es también un líder de equipo, capaz de motivar e inspirar a las personas trabajadoras de todas las fases de la cadena.

 

3. Negociar con proveedores

El Supply Chain Manager es quien se ocupa de tratar con las empresas suministradoras para ajustar el precio de la mercancía y los tiempos de entrega, de forma que nunca se vea interrumpida la actividad productiva.

La habilidad negociadora y el conocimiento del mercado son imprescindibles para realizar esta tarea.

 

4. Calcular el stock

Esta tarea implica que no se acumule mercancía innecesariamente, con el consiguiente aumento de los gastos de almacenaje, pero que tampoco falte suministro y se produzca la temida rotura de stock, que puede minar la confianza en la efectividad de la empresa y derivar en la pérdida de clientes. 

Para ello es imprescindible tener un conocimiento profundo de cómo se mueve el mercado y realizar los cálculos necesarios.

 

5. Coordinar la distribución

El objetivo final es la total satisfacción del cliente final (sea este otra empresa o un usuario particular). Para eso, el último paso es fundamental. 

El gestor debe crear una red de distribución con una flota propia o contratada, en función de las necesidades de la empresa. En ambos casos el objetivo es que las entregas se realicen en el tiempo estimado y con los menores costes.

 

¿Está optimizada la cadena de suministro de tu empresa?

En ocasiones es recomendable una mirada externa para detectar errores y definir mejores estrategias según cada caso.

Porque si la cadena de suministro no es eficiente, estarás perdiendo recursos y situándote por debajo del nivel de competitividad que podrías tener si realizases los ajustes necesarios.

Por tanto, no tardes en tomar la decisión de pedir, al menos, asesoramiento profesional para saber en qué punto te encuentras y cuáles son las posibilidades de mejora. Simplemente ponte en contacto con nosotros y buscaremos soluciones adaptadas para tu empresa. 

Soluciones Zebra robustas y eficientes para el almacén.

Conoce la combinación de tecnología ganadora que ofrece Zebra a nuestros clientes.

Sois muchos los que preguntáis a nuestros consultores si a nivel tecnológico existe una combinación de tecnología de almacén ganadora. Es decir, un conjunto de equipos informáticos para la intralogística que encaje en la mayoría de casos para una mejora de productividad. 

A pesar de que depende de las necesidades observadas en el análisis de consultoría, así como del producto y la operativa de cada empresa, sí vemos que existen algunas combinaciones estrella que encajan en muchos casos de nuestros clientes. Te contamos los detalles. Descubre el porqué y si te interesaría revisar tus soluciones intralogísticas.

La combinación de tecnología de almacén perfecta 

  • Terminal de almacén versátil Zebra MC3300

El primer elemento de esta combinación de tecnología logística ganadora es el terminal de mano MC33 de Zebra. Se trata de un terminal versátil que permite fácilmente agilizar procesos diarios de almacén y mejorar la productividad de los operarios. 

Por un lado, tiene un diseño ergonómico, pequeño y ligero. Incluye teclado lo que todavía es muy útil en entornos de frío sin llegar a congelado donde se utilizan guantes ligeros, o entornos que se ha de introducir mucha información por teclado por la falta de códigos de barras. A pesar de su tamaño pequeño y el teclado, la pantalla del terminal es táctil y muy grande en comparación con terminales anteriores. 

La óptica también está muy lograda. Es una óptica que de partida permite una buena lectura tanto de larga como de corta distancia a la vez.

Por otro lado, es un terminal especialmente intuitivo para nuestros clientes porque utiliza el nuevo sistema operativo Android y esto permite reducir la necesidad de formación a los clientes. La configuración y clonación de terminales es muy sencilla. El terminal permite estar conectado al SGA y trabajar en tiempo real gracias a su conectividad wifi de última generación

 VIDEO

  • Impresora robusta y de calidad Zebra ZT400

A la hora de escoger impresoras para entornos de almacén recomendamos que sean impresoras industriales fáciles pero de calidad y robustas. Lo más habitual son las de 4 pulgadas de ancho con los 200 dpis de resolución y aunque muchas veces se utilicen sin ribbon, por ejemplo para etiquetas de expedición, siempre recomendamos que sean de transferencia térmica y no térmico directo solamente porque siempre hay alguna etiqueta que hacer que queda mucho mejor con ribbon, por ejemplo etiquetas de ubicaciones, etiquetas de palé, etiquetas de producto…

También recomendamos que sean LAN ya que igualmente las tenemos que conectar a la corriente y así evitamos más trafico en la wifi o interferencias. Otro punto a tener en cuenta es la autonomía para no tener que parar la operativa, por ejemplo, por cambios de consumibles. Recomendamos impresoras de tamaño medio que tengan buena capacidad tanto de ribbon como de etiquetas y en este caso la ZT400 para nosotros es perfecta.

Asimismo, el lenguaje de programación ZPL se ha convertido en un estándar de facto en el sector para la creación y diseño de etiquetas. Hay que tener en cuenta que la mayoría de agencias de transporte generan etiquetas en lenguaje Zebra Programing Language (ZPL-II). Por tanto, aunque el resto de fabricantes tengan emuladores, es conveniente considerar este aspecto a la hora de escoger los sistemas de impresión logísticos. Del mismo modo, también es importante  que el Software de Gestión de Almacenes (SGA) trabaje con este estándar. Nuestro SGA, por ejemplo, también trabaja con el lenguaje ZPL como el lenguaje de comunicación estándar con las impresoras de almacén.

  • Potente SGA para conectar y gestionar las soluciones y datos desde cualquier lugar del almacén 

Para poder coordinar los procesos y la operativa de almacén eficientemente es necesario disponer de un buen  SGA. A la hora de escoger un Software de Gestión de Almacenes asegúrate de que ofrezca una buena y sencilla conectividad a tus soluciones de tecnología (terminales de mano de RF, picking por voz, impresoras, pick to light o similares). Nuestro SGA, se integra a la perfección con todos los sistemas y soluciones que utilizas en tus almacenes, ahora y en el futuro. 

  • Voz de gran autonomía y alta claridad de audio Zebra HS3100 

La mejor solución de auriculares es el HS3100. Estos auriculares bluetooth son muy recomendables tanto en entornos de almacén de temperatura ambiente como en almacenes de congelado. Actualmente tenemos un parque muy grande de estos auriculares combinados con el terminal MC32 por tratarse de un terminal muy pequeño que se puede colocar en una funda, bolsillo o encajado en una cuna. Este terminal también tiene la ventaja de tener teclado y pantalla pequeña que permite hacer esporádicamente tareas de almacén desde el terminal sin voz.

El auricular para voz de Zebra HS3100 es ligero y ofrece una claridad de audio muy buena. El volumen es correcto y se puede gestionar facilmente con los botones laterales. La vinculación con equipos está actualizada y ademas de bluetooth se puede emparejar por proximidad al equipo al que se quiera vincular con NFC. La reducción de ruidos es muy buena permitiendo trabajar en entornos de congelado con las máquinas en funcionamiento. La capacidad de la batería nos sorprendió gratamente ya que en entornos de congelado donde la temperatura es muy agresiva con las baterías el auricular aguanta perfectamente las 8 horas de trabajo.

¿Quieres saber cómo funcionan estas soluciones de mejora operativa y productividad a la práctica? 


  Vídeo ejemplo

En resumen, esta es la combinación de tecnología intralogística que mejor rendimiento está dando a nuestros clientes. No obstante, adicionalmente a esta combinación ganadora existen otras soluciones que podrían ayudar a mejorar más la eficiencia de almacén dependiendo de cada caso – por ejemplo, la RFID entre otras soluciones.

Hoy, más que nunca, es aconsejable transformar y adaptar la logística.

Calcula ya el ahorro estimado que puedes obtener aplicando estas soluciones en tus almacenes. 

 Calcular mi ROI ahora

_____

ENTREVISTA: Jaime Cerezo, socio fundador de SCM Logística

¿Por qué trabajamos estrechamente con Zebra?


Existen pocas empresas en el mercado que ofrezcan un amplio abanico de soluciones de tecnología intralogística fiables y con buenos rendimientos en entornos de almacén de cualquier tipo.  

Para nosotros es fundamental que las soluciones de tecnología que acompañan nuestros servicios de consultoría y SGA garanticen los niveles de calidad y rendimiento óptimos para nuestros clientes. Tras un análisis personalizado, nuestros consultores recomiendan qué soluciones ofrecen mejor rendimiento en cada caso. En este sentido, Zebra nos ofrece terminales de RF y sus accesorios, impresoras de sobremesa, industriales y móviles, terminales con pantalla grande y teclado para recepciones o terminales sin teclado con buena tarjeta de audio para la voz. Además, Zebra también nos ofrece formación técnica, soporte de marketing, mantenimiento y garantía – que es importante para el entorno industrial en el que trabajan muchos de nuestros clientes. Por eso, desde nuestra área de consultoría en muchos casos acabamos recomendando sus soluciones en los proyectos de nuestros clientes.

¿Qué soluciones de tecnología de almacén demandan hoy más las empresas logísticas?

En realidad, yo diferenciaría entre lo que las empresas demandan en nuestro primer contacto y lo que detectamos tras realizar la consultoría logística – ya que no siempre son las mismas. En esta línea, las soluciones de visibilidad, movilidad, automatización y simplificación de operaciones son clave para no perder competitividad. Es decir, me refiero a apoyarse en dispositivos de radiofrecuencia (con voz o sin voz) conectados a un buen SGA; sistemas automatizados de impresión de etiquetas y otros sistemas similares que permiten realizar operaciones de modo rápido y eficiente en cualquier momento y lugar del almacén. 

El contexto actual demanda más que nunca este tipo de soluciones intralogísticas para ofrecer un abastecimiento ágil, seguro y rentable.  

De hecho, el 53% de los responsables de logística o compras planean invertir en estas soluciones de automatización en los próximos cuatro años. El sector se está moviendo en esta línea más que nunca. 

Si crees que necesitas revisar la tecnología logística de tus almacenes, no lo dejes más. Consulta a nuestros consultores si necesitas más información y un análisis personalizado. 


Pide tu análisis de consultoría

aspectos clave intralogistica para ecommerce

Checklist: optimiza tu intralogística para la venta online [Infografía]

Aprender de los errores eCommerce de los grandes

El comercio electrónico ya es una realidad ineludible. Tras varias consultas de cómo adecuar los almacenes para la venta online hemos decidido elaborar una lista de comprobación intralogística. ¡No te lo pierdas!

Entre los efectos más destacados que ha tenido la Covid-19 en la economía y la realidad empresarial se encuentra la consolidación e impulso de la venta online.
Por un lado, esta pandemia ha acelerado el empuje del canal de venta online de muchas empresas. 

Por otro lado, la venta online ha aumentado notablemente¹ y el consumidor ha roto ciertas barreras previas, que se prevé que cambien definitivamente el paradigma comercial. 

Todo ello, son buenas noticias para el comercio electrónico, aunque sólo a medias. Y es que también ha evidenciado que no basta con una buena web para tener éxito en tu venta online. De hecho, una gestión logística deficiente, junto a un alto nivel de ventas, han hecho desbordar la logística online de muchas empresas llevando al colapso incluso a gigantes del comercio como Decathon. 

Venta online: mucho más que tener una web para no morir de éxito

Después de todo el trabajo, tu empresa está lista para empezar la venta online y estáis deseando hacer el lanzamiento.  Pero, ¿sabes qué implica el comercio electrónico en tu gestión de almacenes? 

Empezar a comercializar tus productos online conlleva ciertos cambios de gestión, principalmente logísticos. ¿Podrás afrontar los costes asociados de modo asumible sin hacer cambios en tu operativa logística? ¿Podrás asegurar la calidad del servicio que el cliente online espera?

Es posible que el modelo de gestión logística que utilizabas hasta ahora en tus almacenes no se ajuste al canal online. Ten en cuenta que las características de los pedidos online diferirán de los offline. Es decir, adicionalmente a tus pedidos offline, tendrás muchos más pedidos, de pocas o incluso una sola línea y de muy pocas unidades

Asimismo, el índice de devoluciones puede ser muy alto. Además, estas operaciones pueden ser complejas, costosas y en algunos casos pueden conllevar errores, por lo que es importante que tengas un buen sistema de gestión de devoluciones.  

Y, ¿todo esto qué implica? Esto supone que tendrás más ventas, sin embargo, – si no hay modificaciones en los márgenes y sin una operativa logística rápida y rentable – pueden dejarte menos beneficios

Por tanto, si tu almacén está por encima de los 1000m2 y tienes más de 3 operarios, antes de empezar tu actividad eCommerce te aconsejamos que revises y adecúes tu modelo de gestión intralogística. Así, podrás gestionar de forma eficiente, rápida y rentable tus pedidos online sin afectar a la actividad de tus canales habituales. 

Checklist para logística de almacenes en venta online. ¿Están preparados tus almacenes?

Para ayudarte con la adecuación de los almacenes para la venta online hemos elaborado un checklist de aspectos logísticos esenciales para evitar morir de éxito: 

  1. Confirma que dispones de los embalajes apropiados para venta online
    La “tipología” de pedidos en online cambia. Dado que en la venta online se piden pocas cantidades, o incluso una sola unidad para cada usuario, el packaging que necesitarás es distinto al quLista comprobación de cambios logísticos almacén para venta onlinee probablemente utilizas habitualmente. Por tanto, convendría que revises si tienes los embalajes óptimos para envíos de poca cantidad. Por ejemplo, es posible que en pedidos unitarios te convenga utilizar sobres en vez de cajas con relleno.
  2. Selecciona transportistas adecuados para eCommerce
    Es posible que tengas que utilizar transportistas diferentes para tus pedidos online. Los pedidos de comercio electrónico suelen ser de envíos de poco peso y volumen. Esto, quizás supone que tus transportistas habituales no trabajen envíos de paquetería, última milla, o bien, que no sean competitivos. Por tanto, te recomendamos que analices qué opciones de transporte te conviene más.
  3. Acondiciona el almacén para la venta online
    El cliente online no se lleva una caja entera, sino probablemente una sola unidad y siempre unidades inferiores a una caja. Sin embargo, no es recomendable tener las mismas ubicaciones que antes pero con cajas abiertas para poder coger el producto. De ese modo, el producto se ensucia y no es tan accesible para hacer el picking. Además, justamente la rapidez de envío y la calidad del producto recibido en eCommerce son aspectos esenciales para garantizar una excelente experiencia de compra y la fidelización del cliente onlineEn el comercio electrónico, el consumidor no puede seleccionar el producto por sí mismo como en una tienda y espera que el preparador garantice su experiencia de compra recibiendo todo en perfecto estado. No solo el producto, sino también el packaging debe llegar impecable para no perder al cliente de cara a futuras compras. Por ello, las condiciones de almacenaje en la venta online son incluso más importantes que las de venta tradicional.
    De lo contrario, no fidelizaremos al cliente y probablemente no volverá a comprarnos. 
    Por tanto, lo recomendable es acondicionar el almacén habilitando al menos una zona o varias zonas para la gestión de pedidos online. En ellas, te aconsejamos que ubiques de modo accesible los productos “top” de venta online. De este modo, optimizas recorridos; potencias la agilidad en los procesos de preparación online, aseguras la calidad del producto y puedes seguir manteniendo simultáneamente la eficiencia y la actividad normal en la preparación de pedidos paletizada.
  4. Agiliza, automatiza tus procesos y beneficiate de la integración con transportistas
    Utiliza técnicas y procesos que te permitan agilizar, eliminar errores manuales y mejorar tu operativa de almacén. Por ejemplo, mediante pick and pack combinado con la integración con transportistas. Con este proceso, cuando el operario hace el picking ya coloca el producto en su embalaje de envío. De esta forma, no se hace la preparación y luego se ponen los productos en sus embalajes, sino todo simultáneamente. A su vez, podemos hacer que el sistema (SGA) realice automáticamente procesos por los operarios. Por ejemplo, puede hacer automáticamente la expedición de etiquetas de envío para cada pedido y la notificación automática al transportista de los bultos a través del Software de Gestión de Almacén (SGA). Así, tras preparar cada pedido haciendo pick and pack puedo confirmar al sistema que he acabado. Y, automáticamente, la impresora escupe las etiquetas de envío y notifica al courrier los bultos preparados. De este modo, no es necesario revisar o teclear las direcciones de cada cliente, ni pedir etiquetas desde un ordenador. Esta integración hace el proceso mucho más fiable, fácil y rápido. En definitiva, permite optimizar el proceso de preparación al máximo porque sino la venta online simplemente no es rentable.
  5. Analiza los indicadores y haz ajustes de agilidad y rentabilidad constantes
    Para aumentar la agilidad y la rentabilidad de tus pedidos deberías poder analizar periódicamente los indicadores para hacer mejoras. Para ello, es esencial tener visibilidad de almacén y que todas tus acciones estén recogidas en un buen SGA. Y es que, como hemos visto, la venta online se caracteriza por tener más volumen de pedidos de menos unidades. Por tanto, si tus operaciones intralogísticas no están informatizadas será francamente difícil controlar tu gestión y rentabilidad.
  6. Apóyate de herramientas óptimas de gestión logística de almacén
    El almacén necesita de los medios adecuados para gestionar eficientemente multipedidos y optimizar los recorridos. Sino, dadas las pocas unidades que se solicitan por pedido, el coste del picking se dispara y baja la eficiencia . Por tanto, necesitas revisar que dispones de los medios auxiliares adecuados a las necesidades del picking online (puede ser un carro con diferentes niveles, de cajas o bandejas pero, por ejemplo, no una transpaleta). La gestión de almacén necesitará ser revisada para llevar a cabo un picking con tiempos de entrega muy ágiles, una visibilidad de stocks disponibles en tiempo real y una logística inversa eficaz. Para ello, es imprescindible la digitalización de la gestión de almacenes mediante un SGA, un Software de Gestión de Almacenes que permita hacer multipedidos para optimizar recorridos y tener un control avanzado de tus procesos de almacén. Con este programa logístico, puedes preparar decenas de pedidos a la vez y rentabilizar la operativa de almacén. Además, este programa también permite integrar soluciones de tecnología logística avanzadas para la identificación y el picking rápido y eficiente (por ejemplo con radiofrecuencia y picking por voz, entre otras soluciones). En definitiva, puede ser algo simple, nada complejo. Sin embargo, sí es muy recomendable que te apoyes en las herramientas de gestión de almacén adecuadas en tu caso. De ese modo, darás respuesta a las necesidades eCommerce dentro de un almacén de un modo rápido, fiable y sobretodo rentable.

En resumen, antes de empezar la venta online revisa los materiales logísticos y acondiciona tu almacén para que ambos tipos de venta (off/online) convivan en condiciones óptimas. Asimismo, apóyate de las herramientas tecnológicas adecuadas para agilizar, sistematizar y automatizar tu operativa intralogística. De lo contrario, quizás ofrezcas un servicio inadecuado y afectes tu imagen de marca, o  simplemente, que no te salgan los números en la venta online.

¿Listo para adaptar tu gestión logística al comercio electrónico?

Ahora que ya tienes claro cómo adaptar tus almacenes para el comercio electrónico. ¡Es hora de ponerte manos a la obra! Revisa si tienes una solución óptima para cada punto de esta checklist, haz los cambios de logística eCommerce que creas oportunos, o pide cita con nuestros consultores y te guiamos para hacerlo fácilmente.

******

¹ Según datos de UNO, el e-commerce ha aumentado un 50% durante el confinamiento (especialmente la distribución alimentaria, electrónica y juguetes).