Decálogo para diseñar un almacén eficiente

Decálogo para diseñar un almacén eficiente

Tanto si hay que empezar desde cero como si hay que reformar una instalación ya existente, hay 10 puntos a tener en cuenta para diseñar un almacén con la mejor distribución posible y un alto nivel de eficiencia. 

Esto es lo que tienes que tener en cuenta.

 

Los 10 pasos para un diseño y distribución de almacén TOP

Cumplir con estas recomendaciones a la hora de diseñar la distribución del almacén, servirá para tener una instalación eficiente, sostenible y capaz de mantener un buen uso del espacio con el paso del tiempo.

 

1. Ubicación

Decidir cuál será la ubicación perfecta para el almacén es el primer paso. Antes de crear y planificar la distribución, es necesario estudiar el modelo de negocio y el objetivo de la instalación, así como todas las cuestiones operativas que sean relevantes a la hora de decidir el lugar para levantar el proyecto: 

  • cercanía a los proveedores o a los clientes
  • situación de las vías de comunicación
  • infraestructuras del área industrial, etc.

Esta decisión se debe complementar con los estudios necesarios para asegurar la viabilidad del proyecto, como análisis de permeabilidad del suelo y otros. Si se va a trabajar en un edificio existente, es imprescindible comprobar todas las características que puedan afectar a los procesos que se van a desarrollar, como el estado de los pilares, tuberías y canalizaciones, etc. 

 

2. Análisis de procesos

Decimos que un almacén es eficiente cuando permite llevar a cabo todos los procesos necesarios con rapidez y con el menor coste posible. Para eso, antes de diseñar la distribución del espacio es imprescindible conocer qué procesos se van a desarrollar y cómo va a ser el flujo de trabajo. 

De ese modo se consigue que todo tenga un espacio desde el primer momento y se evitan improvisaciones que suelen resultar costosas, generar un alto número de errores, o ralentizar el trabajo.

 

3. Máximo aprovechamiento del espacio

El almacén eficiente no solo ha de albergar mercancías, también tiene que tener espacios cómodos para trabajar, para almacenar el equipo y para facilitar los desplazamientos.

Existen diversas fórmulas para optimizar el espacio disponible. Los sistemas de estanterías ajustables pueden aumentar en gran medida la capacidad de almacenamiento vertical, así como proporcionar una mayor flexibilidad en la forma de almacenar el inventario. 

Además, se debe calcular correctamente las dimensiones de los espacios intermedios, de forma que permitan el funcionamiento seguro de los equipos de manipulación de materiales, sin reducir innecesariamente la capacidad total de almacenamiento.

 

4. Distribución de la mercancía

Elegir cuál va a ser la mejor ubicación para cada tipo de mercancía también incide en la efectividad del almacén. 

Por ese motivo, hacer un estudio de la distribución del inventario puede ser muy útil a la hora de diseñar la distribución del espacio. Se puede hacer después (es lo que se conoce como slotting), pero siempre es más eficiente prever y diseñar el espacio en función del uso que se le va a dar, y no al revés. 

 

5. Zonas de carga y descarga

Son clave para un buen funcionamiento de la instalación, así que debe buscarse la optimización desde el minuto uno. 

Si la zona de carga y descarga está integrada en el edificio, los puntos de atraque de vehículos y acceso al interior deben diseñarse para permitir la carga y descarga directamente a la zona de recepción, con espacio para que los trabajadores puedan moverse. Si esto no es posible, las operaciones llevarán más tiempo.

Si la carga y descarga se lleva a cabo en un área externa, independiente del edificio, hay que contar con los medios de transporte adecuados, más el espacio necesario para transitar y llevar la carga a la zona de recepción.

 

6. Señalización y accesibilidad

Al ser espacios tan amplios, los almacenes deben estar diseñados para que el trabajo sea fluido y los operarios dispongan en todo momento de la información que necesitan para sus movimientos.

Desde la recepción de mercancías hasta su expedición, todas las etapas de trabajo y zonas de almacenamiento intermedias tienen que ser accesibles y fácilmente identificables mediante una señalización clara y un sistema de iluminación suficiente..

La localización del inventario debe ser sencilla. Muchos almacenes incorporan sistemas automatizados de picking que reducen los tiempos, como pick to light o picking por voz.

 

7. Flexibilidad y crecimiento

Una distribución eficiente debe tener cierta flexibilidad en previsión del crecimiento de la empresa, en el caso de que se necesite incorporar a medio plazo nuevos productos e implementar nuevos procesos.

 

8. Soluciones tecnológicas

La distribución de un almacén moderno, diseñada desde cero, ha de contemplar las automatizaciones necesarias para un funcionamiento altamente eficiente. Arcos de lectura o escáneres para identificación por radiofrecuencia, dispositivos robóticos, vehículos de guiado automático, etc., o cualquier otra solución tecnológica que se necesite para diseñar un almacén inteligente

 

9. Seguridad

La distribución y el diseño de las instalaciones deben pensarse de forma que sea sencillo mantener todos los espacios del almacén limpios y ordenados, sin materiales o maquinaria fuera de lugar que puedan entorpecer las operaciones, dañar mercancías o causar accidentes.

Cualquier peligro potencial debe ser o bien eliminado o bien señalizado. También es importante que el personal conozca la instalación y esté entrenado para reconocer todas las marcas de seguridad.

 

10. Gestión de almacén

Por muy eficiente que sea el diseño de su instalación, si luego no se gestiona eficazmente no le estará sacando el máximo rendimiento a la inversión. 

Eso se consigue con un software de gestión de almacén, o SGA, diseñado para tener el control de todos los procesos.

 

Hablemos de TWO, el mejor SGA para almacenes

Un SGA como TWO, diseñado por SCM Logística, es clave para mantener a raya los costes de almacenaje y conseguir, en el día a día, el mejor uso posible del espacio, además de otras ventajas, como controlar el stock o gestionar el picking.

¿Quieres que te lo presentemos? Solo tienes que ponerte en contacto con nuestro equipo y te daremos las respuestas que necesites.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.