ERP o SGA: ¿qué es mejor para gestionar un almacén logístico?

ERP o SGA: ¿qué es mejor para gestionar un almacén logístico?

Hoy por hoy, el ERP y el SGA son dos herramientas de gestión imprescindibles en logística, pero con objetivos y aplicaciones diferentes. 

Lamentablemente, las empresas no siempre tienen claro cuál de ellas les conviene más, según su perfil y necesidades. Sin un asesoramiento profesional, la elección no siempre es la más adecuada.

¿Sabes cuáles son las diferencias entre un ERP y un SGA? ¿Cuáles son las aplicaciones de uno y otro? ¿Cuál es más indicado para mejorar la eficiencia en almacenes?

Trataremos de dar respuesta a estas preguntas a continuación.

 

El ERP: gestiona toda la empresa con una sola herramienta

Un Enterprise Resource Planning, o ERP, es un software diseñado para gestionar coordinadamente, con una sola herramienta, todas las áreas de una empresa.

Una de las principales dificultades en aquellas empresas que aún no han abordado el su proceso de digitalización, es precisamente la descoordinación entre departamentos, que funcionan muchas veces de forma estanca. Entre ellos la información no fluye, o lo hace de forma incompleta o a destiempo.

Eso es una fuente constante de errores y problemas:

  • Se duplican tareas
  • Se toman decisiones basadas en informaciones incompletas
  • No se actualizan los datos en tiempo y forma
  • Las actividades de cada departamento no quedan registradas en un historial
  • No es posible hacer un seguimiento del progreso de las tareas, especialmente cuando implican a varios departamentos
  • Es muy difícil recabar métricas basadas en datos reales, para poder tener un control sobre los números de la empresa.

Un ERP es la solución para dejar atrás los procesos manuales de control y digitalizar la gestión, centralizando todo en una sola herramienta.

De esa forma, la información circula entre departamentos y todos tienen acceso a la misma información, sin duplicidades y en tiempo real.

Ya solo con eso, la operativa de la empresa da un salto de gigante y los errores se reducen al mínimo.

Recuerda, la clave del ERP es que integra todas las operaciones de la empresa: contabilidad, recursos humanos, producción, compras, marketing… Los mejores ERP son modulares (se pueden añadir áreas a medida que la empresa crece y las necesita), y uno de esos módulos puede ser el de logística y almacén. 

 

El SGA, un software específico para almacenes

En nuestras consultorías, vemos muchas veces que las empresas no conocen las diferencias entre un ERP y un SGA. De hecho, cuando recomendamos la implementación de un software para la gestión de almacén, piensan que esa parte ya está cubierta por el hecho de tener un ERP que gestiona toda la empresa, incluido el almacén.

La realidad es que muchas veces el ERP no es suficiente, y es necesario complementarlo con el SGA, si de verdad se desea dar un salto adelante en gestión. 

¿Por qué lo recomendamos? Porque los almacenes pueden llegar a ser ecosistemas de una complejidad muy elevada, según los casos, y no es suficiente con un software generalista, como el ERP. Hace falta algo más específico.

El SGA (o WMS, según sus siglas en inglés) es capaz de optimizar el rendimiento del almacén, tomando el control de todos los movimientos internos. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Mejor aprovechamiento de espacio, gracias a que se pueden implantar sistemas de gestión avanzada, como FEFO, FIFO o LIFO.
  • Más eficiencia en los procesos de picking, menos errores en la preparación de pedidos.
  • Seguimiento de la mercancía, desde su entrada en el almacén hasta su expedición.
  • Generación de rutas eficientes para un aprovechamiento máximo de los desplazamientos internos.
  • Control total del inventario, rotaciones, caducidades, etc., sin errores ni roturas de stock.

Una de las claves del SGA es que debe ser flexible para adaptarse a las necesidades de cada almacén. Por eso, no son recomendables las soluciones estandarizadas, que si bien pueden resultar más económicas en un principio, a medio plazo no suelen resultar eficientes. 

Lo recomendable es hacer una consultoría previa. Posteriormente, elegir un SGA suficientemente versátil (nuestro SGA TWO es hoy por hoy una de las mejores opciones del mercado) y confiar en un equipo profesional para su implementación, de forma personalizada.

 

Fundamental: integrar el SGA con el ERP

Si tu empresa ya ha implementado un ERP, el SGA elegido debe integrarse para funcionar conjuntamente, y así facilitar la gestión del conjunto de la empresa, incluyendo el almacén. 

Por ejemplo, The Warehouse Organizer, nuestro TWO, se enlaza con los principales ERP del mercado: 

  • Microsoft Dynamics
  • Sage
  • SAP
  • JDE
  • Ekon
  • ICG
  • Softline

Es tan versátil que se integra también con otros programas: gestión de etiquetas, terminales de mano de radiofrecuencia, picking por voz, visual o pick to light, etc.

Para que tengas una información más completa, te recomendamos la lectura de este post: ¿Integrar un SGA en el ERP de la empresa? Esto es lo que hay que tener en cuenta.

Si estás pensando cuál es el mejor software para tu empresa, o tienes dudas sobre la integración con algún software que ya estés utilizando, no dudes en ponerte en contacto y resolvemos todas las dudas.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.