Funciones de un SGA

¿Qué es y para qué sirve un SGA?

Cada día son más las empresas que necesitan gestionar su propio almacén y recurren a un Software de Gestión de Almacén o SGA para hacerlo. 

Esto es así porque ya no es posible organizar un almacén a la manera tradicional, es decir, con hojas de Excel y notas a bolígrafo hechas por los operarios (y todos los errores humanos que ese método conlleva).  

Para ser competitivos en un mercado tan exigente como el actual, es necesario contar con un sistema que ahorre tiempo y dinero. Y, además, que reduzca los fallos al mínimo.

Un Sistema de Gestión de Almacén es la herramienta que las empresas están implementando para tener bajo control el flujo de mercancías, el stock, las ubicaciones y todos los procesos que es necesario llevar a cabo dentro del almacén.

¿Quieres conocer en detalle en qué consiste un SGA y qué funciones realiza?

Te lo contamos en este post.

 

Qué es un SGA: una definición sencilla

Un Sistema de Gestión de Almacén o SGA es una herramienta de software que permite coordinar todos los aspectos involucrados en la gestión de un almacén.

Si tienes un almacén en tu empresa, te darás cuenta de que una definición tan sencilla como esta encierra un complejo sistema de control, ya que el trabajo del día a día de un almacén implica numerosos procesos que involucran a operarios, transportistas, personal administrativo, proveedores, clientes…

Además, se realizan tareas de distinta naturaleza, desde la recepción y expedición de mercancías, hasta la preparación, empaquetado y etiquetado de pedidos, cross docking, gestión del stock, almacenamiento adecuado según cada tipo de producto, etc.

No todos los almacenes son iguales ni tienen las mismas necesidades. Los hay relativamente sencillos, mientras que otros encierran una gran complejidad organizativa.

Sea como sea, todos coinciden en un objetivo: alcanzar el máximo de eficacia, con el mínimo consumo de recursos. 

Porque un almacén mal gestionado puede ser una carga importante para la empresa. Y un SGA es la mejor vía para optimizarlo.

 

¿Para qué sirve un SGA? Estas son sus funciones principales

La implantación de un Sistema de Gestión de Almacén permite centralizar tareas, automatizar procesos y hacer seguimientos en tiempo real para poder tener siempre el control de lo que sucede en nuestro almacén.

Realmente la cantidad de tareas de las que se puede ocupar un SGA son muy variadas. Aquí vamos a comentarte las más habituales, pero lo recomendable es que el software se adapte a las características y a las necesidades específicas de cada empresa.

Estas son las principales funciones:

  • Entrada y salida de mercancía. El SGA registra la recepción de productos y sintetiza toda la información relevante (lote, número, peso, serie, etc). También organiza las expediciones
  • Generación de etiquetas necesarias para la identificación de productos y según el tipo de etiquetado implantado en la empresa (código de barras, código SKU, RFID…).
  • Gestión de las ubicaciones. El SGA distribuye los productos de forma que se optimice el espacio disponible en el almacén.
  • Control del stock en tiempo real, fundamental para sintetizar las tareas de inventario y reducir los errores en el cómputo de la mercancía.
  • Gestión del cross docking, cuando la mercancía se recibe y se expide, minimizando el tiempo de estancia en el almacén. Lee aquí cómo el cross docking multiplica la velocidad de la cadena de suministro en un almacén. 
  • Coordinación de las tareas de picking y packing, previas a la expedición de mercancía. (¿sabes cómo elegir el tipo de picking según el tamaño de tu negocio?).

Además, el  SGA deberá estar integrado en el ERP de la empresa para coordinarse con el resto de los procesos de la organización.

 

¿Conoces TWO? Un SGA flexible y eficiente

Nuestro equipo ha desarrollado TWO, un SGA en el que se sintetizan más de dos décadas de experiencia ayudando a optimizar el funcionamiento de almacenes muy diferentes.

Gracias a ese trabajo, hoy podemos afirmar que TWO es uno de los mejores SGA disponibles en el mercado ya que, además de conseguir excelentes resultados organizativos, tiene 3 características que nos parecen fundamentales:

  • Es muy visual e intuitivo, gracias a lo cual resulta fácil de asimilar por todos los trabajadores.
  • Es flexible, fácil de adaptar a las particularidades de cada empresa.
  • Y es escalable, es decir, con capacidad para ampliar funciones en la medida en que el negocio crezca.

Si te interesa conocerlo mejor, aquí tienes información sobre SGA TWO, el software de gestión de almacén que te hará la vida más fácil. 

Hay otro factor importante que marca la diferencia a la hora de implementar un SGA en una empresa. Nos referimos a establecer una buena comunicación y crear un clima de colaboración y confianza para que el trabajo conjunto sea una buena experiencia.

Para nosotros es fundamental comprender en profundidad las necesidades organizativas de cada cliente como punto de partida. Y, a partir de ahí, desarrollar un trabajo conjunto para adaptar e implementar las soluciones tecnológicas.

Además, es importante que la empresa con la que vayas a trabajar te asegure un servicio de soporte ágil para resolver dudas y dar solución a los problemas que vayan surgiendo. 

¿Más consejos antes de decidir? Te contamos cómo elegir un proveedor de SGA.

 

¿Te contamos más sobre cómo mejorar tu almacén con un SGA?

Si necesitas ir más allá y tener una idea más concreta sobre qué puede aportar un SGA a tu organización, lo más fácil es preguntar.

Solo tienes que ponerte en contacto con nuestro equipo y comentar qué necesita tu almacén. Nos encargamos de estudiar las soluciones. ¿Hablamos? 

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.