Control de Gestión

Qué es un sistema de control de gestión y cómo puede ayudarte a llevar el timón de tu empresa

Si quieres tener en todo momento el control de tu empresa y saber a qué distancia está de los objetivos marcados, tienes que tener un sistema de control de gestión eficiente que te aporte la información que necesitas.

Y si es importante siempre, más aún en este momento, cuando las empresas están atravesando momentos de inestabilidad e incertidumbre como consecuencia del Covid-19.

Por tanto, si aún no tienes un sistema de control de gestión, es el momento de implementar uno.

Y si ya lo tienes en funcionamiento pero no le sacas todo el rendimiento, entonces es momento de evaluarlo y hacer los cambios que necesite.

Hoy queremos contarte qué debe tener un sistema de control de gestión para que realmente te ayude a pilotar tu empresa y llevarla al éxito.

 

Qué es un sistema de control de gestión

¿Te imaginas una herramienta que te indique, en cualquier momento y de una forma sencilla, en qué momento se encuentra tu negocio?

Explicado en muy pocas palabras, ese es el cometido de un sistema de control de gestión.

Uno de los problemas más habituales en la empresa es que no se dispone de la información correcta en el momento adecuado. 

Y cuando se dispone de ella, no está estructurada de forma que se pueda comprender de una manera sencilla. 

O los datos no con cien por cien fiables, o… hay muchos factores que pueden dificultar la toma de decisiones o llevar a unas conclusiones que no se ajustan a la realidad. 

Es decir: no hay una visión global, y sin ella es difícil avanzar sin cometer errores. 

¿En qué momento está la empresa? ¿Camina en la dirección correcta? ¿A qué distancia se encuentra de las metas marcadas? ¿En qué se emplean los recursos disponibles? ¿Están optimizados para lograr sus objetivos?

Todas estas preguntas, y otras, las responde un sistema de control de gestión. Entre otras cosas, permite:

  • Conocer y analizar el momento presente.
  • Definir objetivos.
  • Programar estrategias para alcanzar esos objetivos.

Llevar el timón de tu empresa con pulso firme implica un total control de la gestión administrativa, y un sistema de este tipo es la solución para hacerlo eficazmente.

 

¿En qué te ayuda un sistema de control de gestión?

Dicho de forma muy general, te ayuda a marcar un rumbo empresarial y a tomar las decisiones correctas sobre la marcha para no desviarte del camino. Siendo más precisos, tu sistema de control de gestión te permite:

 

1. Crear un plan estratégico

La planificación de objetivos debe ser el primer paso. Y una vez hecho eso, se debe crear el plan estratégico que permita alcanzarlos.

Por eso, con la vista puesta en el largo plazo, el plan estratégico define las acciones que es necesario llevar a cabo para cumplir las metas, siguiendo el propósito de la empresa y con los recursos que tenga disponibles.

Pero un plan estratégico no puede ser rígido, sino capaz de adaptarse a las distintas circunstancias que puedan surgir o a las variables que puedan ir cambiando sobre la marcha. Un buen sistema de control de gestión te dará las herramientas necesarias para ello.

 

2. Optimizar el presupuesto

Es necesario conocer de forma precisa con qué recursos cuenta la empresa y establecer cómo repartirlos entre los distintos proyectos, departamentos o tareas. 

El sistema de control de gestión permite controlar que el presupuesto fluya por los canales adecuados y en la medida que hemos establecido.

Poder disponer de datos actualizados te dará la visión global del negocio y te permitirá evaluar el momento financiero antes de tomar decisiones.

 

3. Controlar las métricas

Los números lo son todo en la empresa, y por eso es importante que establezcas cuáles son las métricas importantes para mantener el control administrativo y financiero, y que hagas el seguimiento oportuno de todas ellas. 

Las métricas te van a permitir detectar desviaciones y corregirlas inmediatamente, para evitar que te alejes de tu plan estratégico.

 

4. Implementar cambios

¿Y si, con todo, los números te indican que no estás llegando a los objetivos empresariales marcados? El sistema de control de gestión te permite hacer evaluaciones, estableciendo los puntos de control que te indican si estás en el camino correcto.

De ese modo puedes realizar los ajustes necesarios y continuar en el camino correcto. 

 

5. Anticiparte a los problemas

Es importante decir que un buen sistema de control de gestión, permite ir por delante y detectar piedras en el camino antes de tropezar con ellas. 

La capacidad analítica y de previsión, te faculta para tomar decisiones no solo cuando se produce una desviación, sino antes. 

Esa anticipación estratégica supone una enorme ventaja competitiva que debes aprovechar.

 

Implementa ya tu sistema de control de gestión 

Con lo que te hemos contado ya debes tener claro que en estos tiempos, en que la situación empresarial está sometida a imprevistos y puede variar con mucha rapidez, es imprescindible contar con un sistema de control de gestión que esté a la altura.

Es cuestión de implementar el software adecuado y hacer los ajustes necesarios para que responda al cien por cien a las necesidades de tu empresa.

Puede parecer complicado, pero no lo es. Solo tienes que contar con el asesoramiento adecuado y ponerte en marcha. ¿Quieres que te echemos una mano? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y solucionaremos todas tus dudas, sobre todo si tu sistema de control de gestión tiene que ver con logística.