Ventajas digitalizar tu almacén

¿Aún no has pensado en digitalizar tu almacén? Toma nota de estas 5 ventajas

No te vamos a decir que el futuro apunta hacia la digitalización, porque ya es una necesidad del presente. 

Digitalizar los procesos del almacén (y del conjunto de la empresa) es una transformación que, más pronto que tarde, han de abordar todas las compañías que quieran mantenerse en el mercado.

Y no solo por mejorar la gestión, sino porque el mercado cambia muy rápido y solo automatizando procesos es posible dar una respuesta de calidad a las nuevas exigencias.

Si aún no lo estás valorando, te animamos a que lo hagas. ¿Le echamos un vistazo a las principales ventajas de la digitalización?

 

Decídete hoy mismo: estas son las ventajas de digitalizar un almacén

Podríamos detallar mejoras concretas en todos los procesos, pero hoy vamos a contarte cuáles son los beneficios globales que obtienes al digitalizar tu almacén. Son estos: 

 

1. Mejor experiencia del cliente

La decisión de digitalizar procesos redunda en un beneficio inmediato para el cliente, ya que mejora la experiencia de compra, reduce los tiempos de espera, minimiza los errores, facilita la comunicación, etc.

El cliente valora cada vez más la posibilidad de acceder a toda la información sobre su pedido en tiempo real, gracias a la implantación de sistemas de trazabilidad que permitan conocer en qué punto de la cadena logística se encuentra la mercancía solicitada.

Otro aspecto muy valorado es la posibilidad de tener una experiencia de compra omnicanal. La logística omnichannel es aquella que integra todos los canales a través de los cuales se comunica con el cliente, unificando los procesos y haciendo que mejore sensiblemente su experiencia de compra. 

Aquí te contamos más sobre omnicanalidad en logística. 

 

2. Mayores oportunidades de negocio

La digitalización forma parte de la evolución lógica de las empresas: simplemente es un camino que hay que tomar. 

Digitalizar todos los procesos te aporta la capacidad de responder rápido ante las variaciones del mercado. Tu empresa será más flexible para adaptarse a las tendencias de consumo o a las nuevas necesidades de los clientes. 

Además, implica una transformación hacia una nueva cultura empresarial. 

La digitalización de un almacén involucra a toda la organización en un cambio de modelo empresarial que deja atrás los métodos tradicionales de gestión, que hoy en día resultan insuficientes e ineficaces.

 

3. Acceso 24/7

Aunque tus operarios no estén trabajando, tu almacén no tiene por qué detenerse. La digitalización de procesos permite que puedas acceder a toda la información en cualquier momento y desde cualquier lugar. 

Y, de esa manera, tomar las decisiones oportunas en cada momento y con la agilidad que tu empresa necesita, sin esperar.

¿Hay stock suficiente de un producto en concreto? ¿Cuántos pedidos tienen que salir mañana? ¿En qué punto está una reclamación? Tendrás toda la información sobre tu almacén disponible 24 horas, 7 días a la semana.

 

4. Ahorro y más ahorro

Uno de los factores que retrasan el inicio del proceso de digitalización es la inversión que supone. Obviamente, es un gran cambio para una empresa y va a tener un coste inicial que hay que valorar.

De hecho, el cálculo del Retorno de la inversión (ROI) es uno de los aspectos que más preocupan a nuestros clientes. Y es lógico que así sea, porque la inversión en un SGA, por ejemplo, para digitalizar el almacén, debe ser rentable en unos plazos razonables.

Y lo es. Según nuestra experiencia, más del 85% de los proyectos de implantación de un Sistema de Gestión de Almacén recuperan la inversión en un plazo que varía entre los 6 y los 12 meses.

Esto es posible porque la digitalización de procesos aumenta la productividad:

  • Se evita la repetición de tareas innecesarias.
  • Se acortan los desplazamientos gracias a una mejor organización.
  • Los operarios asumen las tareas de mayor valor añadido, ya que el resto se automatizan.
  • No se pierde stock por caducidad o obsolescencia. 
  • Los errores se reducen al mínimo, etc.

Como resultado, el ahorro en tiempo y costes comienza desde el primer día.

 

5. Control total

La digitalización de procesos en un almacén hace posible que todo esté siempre bajo control de una manera sencilla e intuitiva.

Un ejemplo es nuestro SGA TWO, que permite hacer un seguimiento de todos los movimientos en tiempo real y facilita la creación de informes para la monitorización de los principales KPI de logística de almacén.

Tiene una curva de aprendizaje sencilla e intuitiva y una interfaz atractiva, que permite que los trabajadores se formen rápidamente y se familiaricen con su funcionamiento.

 

¿Te ayudamos a digitalizar tu almacén?

Una de las claves para que el proceso de digitalización sea satisfactorio es encontrar el partner adecuado. 

Porque no solo se trata de implantar un software, sino de generar una relación de confianza y trabajo en equipo para que esa implantación se lleve a cabo en las mejores condiciones: comprendiendo la filosofía de la empresa y ayudando a que ese giro hacia la digitalización se realice de la manera más sencilla posible.

¿Te gustaría hablar más sobre ello? Ponte en contacto con nuestro equipo y podremos resolver todas tus dudas.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.