Automatizar un almacén

Ventajas de automatizar el almacén: cómo ganar eficacia en todos los procesos

¿Te estás preguntando cómo puedes sacarle aún más rendimiento a tu almacén? Si tu organización ha tocado techo, la solución está en automatizar o mecanizar procesos para hacerlos más eficientes.

Más velocidad, más precisión, menos errores. La automatización amplía la capacidad operativa de tu almacén y hará que dé un salto en la calidad del servicio reduciendo los costes.

¿Te interesa saber más? 

Veamos de cerca cuáles son las ventajas de automatizar un almacén.

 

Aumenta la eficacia con la automatización de tu almacén

Lo estamos viendo. Cada día que pasa aumenta la exigencia del mercado y, tanto almacenes como plataformas logísticas, deben prepararse para ofrecer respuestas rápidas y eficaces en la gestión de la mercancía. 

La competitividad no es una opción, sino una necesidad para mantenerse en el mercado. 

Un almacén automático utiliza maquinaria robotizada para todos o gran parte de sus procesos: recepción de la mercancía, transporte y almacenaje, preparación y expedición de pedidos.

Todo ello está controlado por un software integrado en el SGA o Software de Gestión de Almacén, que permite monitorizar todas las fases de forma centralizada.

 

Toma nota de las ventajas de automatizar

Hay muchos motivos para decidirse a estudiar la posibilidad de crear un almacén automático.

En la mayoría de casos, el crecimiento de la empresa y el aumento de pedidos hace que la gestión sea cada vez más compleja. Para poder continuar (con garantías de ofrecer un servicio de calidad) es necesario dar un salto hacia la automatización.

No obstante, la “automatización” en genérico es un concepto muy amplio que abarca diferentes grados. Pueden implantarse automatizaciones progresivamente, mejorando procesos en función de las necesidades.

Estos son los principales beneficios de automatizar un almacén:

  • Más velocidad a la hora de procesar pedidos.
  • Posibilidad de gestionar operaciones más complejas.
  • Optimización del espacio.
  • Más seguridad para los trabajadores.
  • Aumento de la productividad, al eliminar tareas rutinarias de poco valor añadido.
  • Reducción de costes.
  • Reducción de errores y mayor calidad del servicio.
  • Capacidad de asumir más trabajo en picos de actividad, como las ventas estacionales.

Por tanto, ¿merece la pena invertir en la automatización del almacén?

El coste de un proyecto de automatización es variable (lógicamente) en función del nivel de automatización que se implante. Y este debe estar ajustado a las necesidades específicas de cada almacén, dejando contempladas futuras ampliaciones, si se diera el caso.

Siendo conscientes de que es una inversión importante, lo fundamental es contactar con un equipo profesional que valore las necesidades y proponga un proyecto a medida que pueda facilitar el retorno de la inversión en el menor plazo posible. 

 

Qué operaciones se pueden automatizar en un almacén

En un almacén se desarrollan distintos tipos de actividades, y todas ellas son susceptibles de mejorar con automatizaciones. Veamos algunas posibilidades:

 

Recepción de la mercancía 

Quizás sea la fase en la que las automatizaciones son más básicas, pero aún así se puede optimizar. 

Las cintas o fajas transportadoras, también llamadas conveyors, agilizan el transporte de la mercancía para introducirla en el almacén.

En otros casos, pueden diseñarse muelles de carga especiales, plataformas con capacidad de cargar y descargar palets de forma automatizada.

 

Almacenamiento

Optimizar el espacio del almacén es una prioridad cuando se trata de ahorrar costes. 

Si estamos automatizando las instalaciones y contamos con un SGA para mantener el control, implantar un sistema de organización caótico es una opción: nos permitirá aprovechar todo el espacio de forma cien por cien efectiva. 

Con este sistema, se asignan las ubicaciones de manera flexible, según las necesidades puntuales, sin que haya un lugar predeterminado para cada tipo de mercancía. 

Por otra parte, se pueden implantar sistemas para colocar y extraer mercancías de las estanterías. Uno de ellos es el llamado miniload, que integra las estanterías, el transelevador para elevar las cargas hasta la altura requerida y transportadores de rodillos para desplazamientos horizontales. 

 

Transporte

Dentro del almacén, el desplazamiento de la carga es una de las tareas que más recursos consumen. 

Puede optimizarse instalando transportadores automáticos para palets o para cajas, que comuniquen distintas áreas del almacén.

Otra posibilidad son las lanzaderas: ofrecen más velocidad y son muy utilizadas para llevar la mercancía a las distintas estaciones.

 

Preparación de mercancías 

Hay diferentes tipos de picking, o lo que es lo mismo, el conjunto de procesos necesarios para la preparación de un pedido.

El sistema más básico es el control manual basado en papel, que obviamente es un sistema a desterrar en un almacén automatizado. Otras opciones con distinto grado de automatización, son:

  • Los terminales de radiofrecuencia.
  • Pick to light y put to light, basado en indicadores luminosos.
  • El picking por voz, uno de los sistemas más extendidos que, al ser “manos libres” agiliza los procesos.
  • Realidad aumentada, el más avanzado.

Te invitamos a conocer más sobre cada uno de estos sistemas y cómo elegir el tipo de picking según el tamaño de tu negocio. 

 

Control y gestión

Para hacer un seguimiento de todas las tareas que se desarrollan en el almacén, es imprescindible tener un módulo de gestión de almacén integrado en el SAP.

El SAP es el software que centraliza todas las áreas de actividad de tu empresa, para controlarlas desde una única base de datos. 

Una de sus ventajas es que es un sistema modular, es decir, se puede hacer “crecer” añadiendo distintas funcionalidades según se vayan necesitando (puedes leer más sobre qué es SAP y qué puede hacer por tu empresa).

La forma de gestionar tu almacén automatizado pasa por implantar un módulo SAP para la gestión de almacén: SAP WM (Warehouse Management) o EWM (Extended Warehouse Management).

Tienen distintas funcionalidades pero ambos centralizan toda la información relativa a la gestión de almacén para poder disponer de información en tiempo real: gestión de stock, control del picking, ubicaciones, etc.

Lee aquí para tener más información sobre qué aporta SAP WM frente a SAP EWM a la hora de gestionar tu almacén.

 

¿Pensando en automatizar tu almacén? Empieza por aquí

El primer paso para una operación de ese calibre es contar con el asesoramiento de un equipo profesional con experiencia. 

Y en eso podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y te propondremos soluciones.

Almacenes Automáticos

Almacenes automáticos y robotización: cómo implementar soluciones tecnológicas en tu sistema logístico

Los beneficios que aportan la robotización y los almacenes automáticos son incontables. Sin ir más lejos, la velocidad y la precisión en los envíos de mercancías se han convertido en ventajas competitivas esenciales, que afectan directamente a la rentabilidad de la empresa.

Estos aspectos no pueden alcanzarse sin una gestión eficiente de stocks

Por este motivo, obtener un almacenaje eficiente que dé una respuesta óptima a las necesidades de la propia compañía, se ha convertido en una prioridad en las agendas de los directivos de cualquier sector. 

Y esto pasa, sin duda, por la automatización de los sistemas logísticos. 

 

Pros y contras de la robotización y los almacenes automáticos

Si estás interesado en automatizar tu logística, el sistema de almacenamiento automático funciona mediante equipos robotizados que realizan las operaciones a través de transelevadores

Quizá la mayor pega es que los costes de instalación son más elevados que con otros sistemas. 

Sin embargo, la robotización y automatización de los sistemas de almacenaje permiten aprovechar al máximo el espacio y la capacidad de almacenamiento

También facilitan trabajar con horarios más amplios, evitar los errores manuales -por operativa guiada-, desplazamientos y costes innecesarios, así que la inversión se amortiza en diferentes frentes.

 

¿Qué tipos de estructuras son más afines a la robotización? 

Aunque existen estructuras de almacenaje tradicional en las que se pueden implementar mejoras de automatización, hay determinados sistemas que responden mejor a las innovaciones: 

Almacenes verticales o carruseles verticales 

Es una estructura tipo armario vertical con bandejas o contenedores móviles. Estos almacenan y acercan mediante una lanzadera (robot) la estantería con la mercancía en vertical a la altura del operario, según las necesidades. 

Elige esta opción si tu empresa prepara pedidos de piezas pequeñas y medianas, y de alta frecuencia de picking. Ofrece un aprovechamiento del espacio de almacenaje en altura al máximo, alcanzado hasta 15 metros.

Almacenes horizontales o carruseles horizontales  

Estas estructuras permiten el almacenaje en bandejas móviles que ubican y acercan la estantería con los artículos a los operarios, desplazándose de forma horizontal. 

Interesante para hacer picking intensivo por lotes de piezas de tamaño mediano o pequeño de frecuencia media, alta y en frente de trabajo reducido o incluso para almacenaje en altillos.

Los almacenes verticales y horizontales pueden combinarse con sistemas de pick-to-light, put-to-light, códigos de barras o pantallas Smart Screen para incrementar aún más su eficiencia.

Silo o almacén automático 

Son estructuras de almacenaje y picking compuestas por transelevadores (robots o máquinas) móviles. 

Estos transelevadores se desplazan automáticamente sobre unas guías para alcanzar y acercar a los operarios las cajas, bandejas, contenedores o palets con las mercancías de las que están compuestas los silos. 

Pueden desplazarse vertical y horizontalmente -sin cambiar de pasillo- hasta 45 metros de alto, o entre pasillos estrechos de 1,5 metros. Este sistema aprovecha la capacidad de la superficie de almacenaje al máximo. 

Mini Load o transelevadores para cajas 

Aquí tienes un sistema de almacenamiento para cargas ligeras y pequeñas de gran rotación

Al trabajar con cargas pequeñas o poco pesadas le permite manipular en altura con gran precisión y velocidad. Así, mueve cajas, contenedores o bandejas ligeras para el almacenaje, entradas o preparación de pedidos automáticos, sin intervención humana

Unit Load o Transelevador para palets

Sistema automático de almacenaje, preparación y manipulación automática de unidades de carga de forma individual

Puede mover palets vertical y horizontalmente pero sin moverse de pasillo. En el caso de querer mover entre pasillos esta solución debe ser combinada con un sistema Pallet Shuttle. 

Te aconsejamos especialmente esta solución en casos de gran variedad de referencias y un número elevado de ciclos/hora. 

Permite el máximo aprovechamiento de la superficie en cuadrados, cúbicos y altura. Y la posibilidad de establecer flujos continuos 24h/365. 

 

Mejorar el almacén automático: soluciones de automatización con Pallet Shuttle 

Si tienes ya un almacén automático y quieres llevarlo a otro nivel, en combinación con el sistema Pallet Shuttle -o shuttle para palets-, puedes lograr el máximo aprovechamiento del espacio de almacenaje en profundidad

Así, el transelevador lleva un shuttle, un tipo de plataforma móvil que actúa como una extensión del transelevador y puede entrar dentro de los pasillos del almacén. De este modo, el shuttle transporta, coge, mueve y empuja los palets automáticamente donde se necesite. 

Este proceso no es rápido pero sí automático, sin necesidad de personal. Es decir, aporta mayor densidad pero menos velocidad en estas operaciones. 

Por eso se trata de una interesante solución en casos en los que se gestionan pocas referencias y muchos palets por cada una de ellas

 

¿Debo automatizar el almacén en mi empresa? 

En SCM sabemos que los almacenes automáticos suponen una inversión importante, y por eso nos adaptamos a las circunstancias. Quizá no es necesario que automatices al cien por cien tu almacén, ya que puedes hacerlo total o parcialmente.

Pero sí hay una cosa clara: las nuevas tendencias de soluciones logísticas siguen el camino de la automatización y la conectividad. 

Los sistemas de almacenaje idóneos para tu compañía dependen principalmente de la superficie de almacenamiento, así como del tipo de mercancías a gestionar. 

Y esa es nuestra especialidad en SCM Logística: pregúntanos y te asesoramos sin compromiso.  Sin entrar en soluciones estándar, elegir correctamente entre los tipos de almacenaje y automatización que mejor se adecúan a tu empresa es lo que repercutirá en procesos de logística eficientes.