¿Por qué se acumula stock muerto en un almacén?

¿Por qué se acumula stock muerto en un almacén?

Hay productos que, por diversas razones, languidecen en los almacenes, ocupando espacio valioso sin generar ingresos. Cuanto más tiempo pasa, disminuye la posibilidad de que puedan venderse, y se corre el riesgo de que se eternicen en las estanterías… si no se toman medidas para evitarlo. Hay que deshacerse del stock muerto (y evitar que vuelva a acumularse).

Identificar, comprender y gestionar eficientemente el stock muerto es esencial para mantener unos márgenes de beneficio saludables. Pero la realidad es que, a veces, no resulta sencillo. 

Los errores en los procesos de gestión y la falta de un sistema de control, provocan que el stock muerto se acumule con el tiempo… y que la montaña no deje de crecer.

 

El stock muerto, un problema para los almacenes

El stock muerto es el inventario que no se vendió en su momento y que probablemente nunca se venda en el futuro. Puede ser porque ha caducado, es obsoleto, está fuera de temporada, es un lote de baja calidad… 

En cualquier caso, para un almacén supone un grave problema, ya que se ha hecho una inversión que no va a recuperar. Por si fuera poco, este inventario ocupa un espacio valioso, que podía destinarse a otras mercancías que sí dan beneficios. Y sigue generando gastos: de almacenamiento, de personal, de mantenimiento y conservación, etc.

Por ello, es importante saber, en primer lugar, cuáles son las razones de esa acumulación de inventario que no tiene salida. Pueden ser algunas de estas:

 

Pedidos demasiado grandes

Tener un inventario equilibrado no es fácil, somos conscientes de ello: ni mucho que ocupe demasiado espacio, ni poco que pueda provocar falta de existencias. 

Pero hay que intentar ajustar, porque si se pide en exceso sin haber estimado cuál va a ser su rotación, es el camino más corto hacia la acumulación de stock muerto. 

 

Falta de análisis de la demanda

También es importante predecir, de la forma más certera posible, cuál va a ser la demanda futura de los productos. Para ello hay que revisar los datos históricos y tener un conocimiento profundo del mercado. Las herramientas de analítica predictiva son una gran ayuda en estos casos.

 

Marketing mal enfocado

O, directamente, inexistente. Muchos almacenes infravaloran el potencial del marketing para impulsar sus resultados. Por eso, si un determinado producto genera stock muerto, es conveniente revisar este apartado para comprobar que no se estén perdiendo oportunidades de venta,especialmente si no se detectan otras posibles causas. 

Es decir, si el producto tiene calidad, está bien presentado, existe demanda en el mercado… pero no se vende, es posible que sea un problema de marketing.

Te recomendamos ampliar información en este post sobre marketing para almacenes. 

 

Deficiente control de calidad

Otra de las razones por las que puede acumularse inventario sin vender es porque no alcanza los estándares mínimos de calidad, un factor que no se tuvo en cuenta a la hora de comprarle stock al proveedor. 

Si, por la razón que sea, ya no pueden devolverse ni revenderse, acabarán sumándose al stock muerto y serán un lastre para el almacén.

 

Alta tasa de cancelación de pedidos

Si un almacén recibe demasiadas cancelaciones de pedidos, es posible que empiece a acumular stock y que este acabe convirtiéndose en inventario muerto. 

En ese caso, lo más importante es detectar rápido qué ocurre. Si hay un número extraordinario de cancelaciones es necesario averiguar por qué, cuál está siendo el problema real y darle solución inmediatamente. 

 

¿Qué se puede hacer con el stock muerto? Algunas ideas para “resucitarlo”

Si hay una cantidad de inventario que, definitivamente, no va a tener salida y no se lo puede devolver al proveedor, hay que deshacerse de él cuanto antes para que no siga generando gastos. Si se puede hacer obteniendo algún beneficio, mucho mejor. Por ejemplo:

  • Encuentra un nuevo enfoque de marketing. En algunas ocasiones, solo se trata de dar con un nuevo público para ese producto o venderlo por otro canal diferente al habitual. Es una posibilidad que se debe explorar. Si se encuentra alguna vía de comercialización nueva, puede obtenerse el retorno de la inversión. 
  • Ofrécelo a precio rebajado. Los precios reducidos atraen compradores. Puedes crear un apartado específico en la web de tu negocio para ofrecer este tipo de artículos.
  • Contacta con especialistas en liquidación de stocks. Este tipo de empresas están especializadas en dar salidas a productos estancados, como excedentes de fabricación, restos de inventario, abandonos logísticos, etc. Infórmate y analiza las condiciones.
  • Conviértelo en regalo. Quizá puedas dar salida al inventario muerto ofreciendo a tus clientes algunos productos gratis cada vez que hagan un pedido. Es una forma de incentivar la compra y, a la vez, que tus clientes se sientan bien tratados.
  • Crea paquetes de productos. Quizá hay productos que no se venden por separado pero podrían tener mejor salida agrupándolos con otros. Muchas empresas crean kits de productos en los que siempre ponen al menos uno de inventarios con difícil salida o muertos.
  • Busca alguna asociación y dónalo. Si todo lo anterior falla, intenta al menos darle un uso social a ese stock. A veces, el beneficio no solo hay que calcularlo en euros, también hacer un bien a la comunidad es algo valioso. Tendrás que estudiarlo teniendo en cuenta las características de esos productos en concreto y buscar dónde podrían ser útiles.

 

La gestión del stock, uno de los puntos fuertes de SCM Logística

La mejor forma de gestionar el stock muerto es no dejar que llegue hasta ese punto. Para eso, solo hay un camino: tener un buen software de gestión de almacenes (SGA), como nuestro SGA TWO

Hoy en día, con la complejidad de algunos almacenes, la digitalización es la única manera de tener el control y tomar las decisiones correctas.

¿Quieres que te hablemos de TWO? ¡Encantados! Solo tienes que decírnoslo, contacta con nosotros aquí.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.