Racks de almacenamiento

¿Qué son los racks de almacenamiento? 3 claves para elegir un racking para tu almacén

Encontrar el sistema de almacenamiento adecuado es fundamental para tener un almacén eficiente, por eso queremos hablarte de los racks, una solución de almacenaje muy utilizada. Y con razón, porque es un sistema eficiente y muy flexible, adaptable a todos los espacios.

Existen diferentes diseños de racks, según las necesidades de cada empresa, el tipo de mercancía que maneje y su nivel de rotación. 

Hoy queremos explicarte qué es un rack en logística, en qué se diferencia de las estanterías industriales y en qué debes fijarte para elegir qué tipo de racks te ayudarán a hacer más eficiente tu almacén. 

 

¿Qué es un rack en logística? ¿Es lo mismo un rack que una estantería industrial?

Un rack es una estructura metálica, fabricada en acero, diseñada para el almacenamiento de mercancías en almacenes y plataformas logísticas. Los travesaños se conectan entre sí mediante atornillado o, preferiblemente, soldadura, un método más seguro y duradero. 

Gracias a los racks, un almacén puede aprovechar todo el espacio vertical disponible y multiplicar así su capacidad.

Aunque a veces se habla de racks y estanterías indistintamente, no son exactamente lo mismo, sino dos métodos de almacenamiento diferentes.

 

1. Almacenamiento en estanterías o shelving

Es el más utilizado en pequeños almacenes. Intuitivamente todos sabemos lo que es una estantería: ese lugar donde colocamos pequeños objetos que queremos mantener organizados. 

Por ejemplo, en una casa hay estanterías con diferentes usos: para los libros, para los utensilios de cocina, para los productos de limpieza, etc. Esto es así porque la característica principal de una estantería es que sea accesible para que se puedan colocar y retirar los artículos de forma sencilla, normalmente a mano.

Pues en un almacén, igual. Lo habitual es que los productos estén colocados por unidades o en cajas pequeñas, fáciles de manipular, sin que sea necesario utilizar dispositivos elevadores para alcanzar su altura máxima.

La diferencia entre una estantería doméstica y otra industrial, es que esta última tiene que ser mucho más resistente y duradera, ya que se va a someter a un uso intensivo.

Además, la estantería de uso industrial puede estar dotada de accesorios para aumentar su funcionalidad, como cajones, separadores u otros.

 

2. Almacenamiento en racks o racking

Los racks son estantes industriales adaptados para el almacenamiento de palets. El palet es una estructura (normalmente de madera, pero también puede estar fabricada en otros materiales) sobre la cual se apila la mercancía para ser almacenada o transportada. 

El racking es la mejor manera de optimizar el espacio de un almacén, ya que permite aprovechar tanto el plano horizontal como el vertical. Existen distintos tipos de racks, en función de lo que cada instalación necesite.

Aunque puedan parecer estructuras sencillas, en realidad son sistemas de almacenamiento complejos, que requieren cálculos estructurales, de carga y de resistencia, para garantizar la seguridad obteniendo el máximo rendimiento de la instalación.

 

Cómo elegir el método de racking más apropiado para un almacén: atención a estas 3 variables

La elección del racking más adecuado depende de múltiples factores, tanto estructurales como organizativos. Para crear un diseño adaptado a cada necesidad, cada proyecto debe ser valorado por un equipo profesional con experiencia en el layout de almacenes

No obstante, hay variables fundamentales que que hay que tener en cuenta para elegir el sistema de racks adecuado:

 

Características del almacén

¿Cuánto espacio horizontal hay disponible y qué margen de optimización tiene en vertical? El diseño del racking varía en función de las dimensiones, así como la elección de las máquinas de almacén más apropiadas para mover la carga en altura.

 

Características de los productos

El diseño del racking debe estar orientado a soportar los pesos y tamaños estimados, según el tipo de productos con los que trabaje el almacén. 

Lo más habitual es que en los racks se almacenen cargas paletizadas, pero hay otras necesidades también. Por ejemplo, hay racks adaptados para mercancías largas, como tubos o vigas destinadas a la construcción que necesitan un tipo de almacenamiento en voladizo. 

 

Características del flujo de mercancías

La rotación de existencias es el tercer factor más importante a tener en cuenta

El diseño más sencillo es el rack con profundidad simple, con capacidad para un único palet por nivel al que se accede con facilidad desde el pasillo. Recomendable para almacenes con una alta rotación de stock que prioricen la accesibilidad. 

Si se necesita ganar espacio, una opción son los racks con doble profundidad, que permiten doblar la densidad de almacenaje, con el inconveniente de no hay acceso directo a todos los palets. Es recomendable solo cuando hay mercancías con baja rotación que se pueden colocar en el nivel menos accesible.

Cuando el espacio es una variable crítica, es recomendable hacer una planificación que combine el diseño de sistema de racking con técnicas de control de stock como FEFO, FIFO o LIFO.

Con un SGA o Sistema de Gestión de Almacén se puede implementar el sistema más conveniente en cada caso para tener el control sobre las ubicaciones y el inventario. Estas técnicas establecen prioridades a la hora de organizar el flujo de mercancías, teniendo en cuenta parámetros como la fecha de vencimiento o la antigüedad de la mercancía en el almacén.

 

Diseña tu almacén eligiendo el mejor sistema de racking

Si estás construyendo un nuevo almacén o piensas reformar el que ya tienes, es el momento de diseñar la mejor estrategia para sacarle el mayor rendimiento posible. 

Y para eso, siempre te recomendaremos preguntar a profesionales con experiencia que puedan analizar tu empresa y sugerir las soluciones que realmente van a encajar con tus objetivos. ¿Te ayudamos? Ponte en contacto con nosotros y te asesoramos sin compromiso.