SGA en la logística omnicanal

Importancia de un SGA en la logística omnicanal

Hoy los consumidores compran desde cualquier dispositivo. La posibilidad de vender online permite a los usuarios hacer operaciones de una manera ágil, fiable… Y utilizando cualquier medio: web, aplicaciones, tiendas físicas, etc. Pero ¿cómo afrontan las empresas el reto que supone la logística omnicanal?

El SGA de tu almacén cumple un papel clave. Te explicamos más a continuación. 

 

Qué es la logística omnicanal

Cada vez más empresas están adoptando una estrategia omnicanal para ofrecer una mejor respuesta de compra a sus clientes. 

La logística omnicanal va un paso más allá del enfoque multicanal, mucho más extendido, pero ya limitado.

Explicada de una manera sencilla, la multicanalidad supone tener abiertos y a disposición de los usuarios distintos canales de venta y comunicación. 

Por ejemplo, es muy normal que una empresa ofrezca productos, servicios o asistencia al cliente a través de su web, su tienda física u otras herramientas digitales de comunicación, como las redes sociales, WhatsApp, Telegram u otras. Sin embargo, en una estrategia multicanal, estos canales no necesariamente están conectados entre sí.

Por ejemplo, puede que en la tienda online no tengan conocimiento de ofertas que se promocionan por redes sociales, o que en el chat online no sepan responder asuntos que dependen del departamento de atención al cliente (el estado de una devolución, por ejemplo).

En cambio, la omnicanalidad supone integrar todos los canales que la empresa ponga en marcha, de forma que el usuario pueda utilizarlos todos, indistintamente, y reciba siempre una respuesta coordinada.

Es habitual, por ejemplo, que un usuario quiera:

  • consultar la web (o la aplicación para smartphone) de una marca para hacer un pedido
  • hacer una consulta para resolver dudas por el chat integrado en la web (o por WhatsApp, o vía email)
  • comprar online y elegir la opción de recoger su pedido en una tienda física de la marca

Implementar una estrategia omnicanal implica que todas estas acciones están integradas, de forma que el usuario no tenga la sensación de estar cambiando de medio, o que hay “interferencias” al pasar de un canal a otro. 

Por el contrario, la comunicación fluye con naturalidad y el cliente recibe siempre una respuesta unificada y coherente.

El crecimiento del comercio online en los últimos años ha potenciado la implementación de este tipo de estrategias, que crean una mejor experiencia de compra de cara a los usuarios.

Aquí te contamos más sobre qué es y qué implica la omnicanalidad en logística y sus ventajas.

Bien, pero ¿cómo se consigue que todo esto funcione correctamente?

 

El SGA, clave para una estrategia omnicanal de éxito

Para asegurar una estrategia omnicanal eficiente es necesario sincronizar las tareas de almacenamiento, preparación de pedidos, expedición, distribución, y establecer un flujo que garantice una respuesta eficiente.

Es, de entrada, un enfoque avanzado de la planificación y el control de los procesos de almacén, enfocado no solo a gestionar correctamente los pedidos en el menor tiempo posible. Además, hay que asegurar la satisfacción del cliente a lo largo de todo el proceso.

Para un almacén implica, por ejemplo, dar respuesta a órdenes que entran desde canales diferentes o coordinar el inventario entre distintas localizaciones (por ejemplo, cuando la empresa tiene más de un almacén, o entre un almacén y varias tiendas físicas). 

Las combinaciones son casi infinitas. Imaginemos que un consumidor ve unos zapatos en la tienda online. No sabe cuál es su número y va a una tienda física a probarlos. Decide hacer el pedido a través de la aplicación. Cuando los recibe, no le convencen y decide devolverlos, pero se ha ido de viaje y lo hace en una tienda de otra ciudad.

Para responder con ese nivel de exigencia se necesita un sistema digitalizado de gestión, que permita tener el control en tiempo real de todos los procesos. 

Tener implementado un sistema de gestión de almacén, como nuestro SGA-TWO que proporcione una visión de 360° y en tiempo real de todos los procesos. 

La sincronización de datos entre distintas ubicaciones permite responder con rapidez en distintos canales y asegurar la experiencia positiva del cliente.

 

Tu empresa, hacia la omnicanalidad

¿Es todo esto un desafío para almacenes y minoristas? Lo es, pero no hay que perder de vista que la demanda del mercado apunta hacia ahí, por tanto, las empresas que retrasen implementaciones en esa dirección irán perdiendo poco a poco capacidad competitiva.

El incremento de las compras online exige a las empresas un esfuerzo para crear mejores experiencias de compra, y eso pasa por aprovechar todas las posibilidades que ya brinda la tecnología.

Nuestro consejo es que empieces ya a introducir mejoras en tus sistemas de gestión para no quedarte atrás. ¿No sabes por dónde empezar? Te ayudamos. Llámanos y te daremos soluciones personalizadas.

Racks de almacenamiento

¿Qué son los racks de almacenamiento? 3 claves para elegir un racking para tu almacén

Encontrar el sistema de almacenamiento adecuado es fundamental para tener un almacén eficiente, por eso queremos hablarte de los racks, una solución de almacenaje muy utilizada. Y con razón, porque es un sistema eficiente y muy flexible, adaptable a todos los espacios.

Existen diferentes diseños de racks, según las necesidades de cada empresa, el tipo de mercancía que maneje y su nivel de rotación. 

Hoy queremos explicarte qué es un rack en logística, en qué se diferencia de las estanterías industriales y en qué debes fijarte para elegir qué tipo de racks te ayudarán a hacer más eficiente tu almacén. 

 

¿Qué es un rack en logística? ¿Es lo mismo un rack que una estantería industrial?

Un rack es una estructura metálica, fabricada en acero, diseñada para el almacenamiento de mercancías en almacenes y plataformas logísticas. Los travesaños se conectan entre sí mediante atornillado o, preferiblemente, soldadura, un método más seguro y duradero. 

Gracias a los racks, un almacén puede aprovechar todo el espacio vertical disponible y multiplicar así su capacidad.

Aunque a veces se habla de racks y estanterías indistintamente, no son exactamente lo mismo, sino dos métodos de almacenamiento diferentes.

 

1. Almacenamiento en estanterías o shelving

Es el más utilizado en pequeños almacenes. Intuitivamente todos sabemos lo que es una estantería: ese lugar donde colocamos pequeños objetos que queremos mantener organizados. 

Por ejemplo, en una casa hay estanterías con diferentes usos: para los libros, para los utensilios de cocina, para los productos de limpieza, etc. Esto es así porque la característica principal de una estantería es que sea accesible para que se puedan colocar y retirar los artículos de forma sencilla, normalmente a mano.

Pues en un almacén, igual. Lo habitual es que los productos estén colocados por unidades o en cajas pequeñas, fáciles de manipular, sin que sea necesario utilizar dispositivos elevadores para alcanzar su altura máxima.

La diferencia entre una estantería doméstica y otra industrial, es que esta última tiene que ser mucho más resistente y duradera, ya que se va a someter a un uso intensivo.

Además, la estantería de uso industrial puede estar dotada de accesorios para aumentar su funcionalidad, como cajones, separadores u otros.

 

2. Almacenamiento en racks o racking

Los racks son estantes industriales adaptados para el almacenamiento de palets. El palet es una estructura (normalmente de madera, pero también puede estar fabricada en otros materiales) sobre la cual se apila la mercancía para ser almacenada o transportada. 

El racking es la mejor manera de optimizar el espacio de un almacén, ya que permite aprovechar tanto el plano horizontal como el vertical. Existen distintos tipos de racks, en función de lo que cada instalación necesite.

Aunque puedan parecer estructuras sencillas, en realidad son sistemas de almacenamiento complejos, que requieren cálculos estructurales, de carga y de resistencia, para garantizar la seguridad obteniendo el máximo rendimiento de la instalación.

 

Cómo elegir el método de racking más apropiado para un almacén: atención a estas 3 variables

La elección del racking más adecuado depende de múltiples factores, tanto estructurales como organizativos. Para crear un diseño adaptado a cada necesidad, cada proyecto debe ser valorado por un equipo profesional con experiencia en el layout de almacenes

No obstante, hay variables fundamentales que que hay que tener en cuenta para elegir el sistema de racks adecuado:

 

Características del almacén

¿Cuánto espacio horizontal hay disponible y qué margen de optimización tiene en vertical? El diseño del racking varía en función de las dimensiones, así como la elección de las máquinas de almacén más apropiadas para mover la carga en altura.

 

Características de los productos

El diseño del racking debe estar orientado a soportar los pesos y tamaños estimados, según el tipo de productos con los que trabaje el almacén. 

Lo más habitual es que en los racks se almacenen cargas paletizadas, pero hay otras necesidades también. Por ejemplo, hay racks adaptados para mercancías largas, como tubos o vigas destinadas a la construcción que necesitan un tipo de almacenamiento en voladizo. 

 

Características del flujo de mercancías

La rotación de existencias es el tercer factor más importante a tener en cuenta

El diseño más sencillo es el rack con profundidad simple, con capacidad para un único palet por nivel al que se accede con facilidad desde el pasillo. Recomendable para almacenes con una alta rotación de stock que prioricen la accesibilidad. 

Si se necesita ganar espacio, una opción son los racks con doble profundidad, que permiten doblar la densidad de almacenaje, con el inconveniente de no hay acceso directo a todos los palets. Es recomendable solo cuando hay mercancías con baja rotación que se pueden colocar en el nivel menos accesible.

Cuando el espacio es una variable crítica, es recomendable hacer una planificación que combine el diseño de sistema de racking con técnicas de control de stock como FEFO, FIFO o LIFO.

Con un SGA o Sistema de Gestión de Almacén se puede implementar el sistema más conveniente en cada caso para tener el control sobre las ubicaciones y el inventario. Estas técnicas establecen prioridades a la hora de organizar el flujo de mercancías, teniendo en cuenta parámetros como la fecha de vencimiento o la antigüedad de la mercancía en el almacén.

 

Diseña tu almacén eligiendo el mejor sistema de racking

Si estás construyendo un nuevo almacén o piensas reformar el que ya tienes, es el momento de diseñar la mejor estrategia para sacarle el mayor rendimiento posible. 

Y para eso, siempre te recomendaremos preguntar a profesionales con experiencia que puedan analizar tu empresa y sugerir las soluciones que realmente van a encajar con tus objetivos. ¿Te ayudamos? Ponte en contacto con nosotros y te asesoramos sin compromiso. 

La importancia del suelo en un almacén

La importancia del suelo en un almacén

El suelo de un almacén es el espacio de trabajo, la base sobre la que se desarrollan todas las operaciones diarias. Por eso es tan importante elegir el suelo adecuado y, además, conservarlo en óptimas condiciones. 

Ten en cuenta que el suelo soporta el peso de las estanterías industriales, la circulación de carretillas elevadoras y otros vehículos, el paso constante de trabajadores, el vertido accidental de productos… Asegurar la calidad, durabilidad y resistencia del suelo es importante a la hora de diseñar un almacén.

Te explicamos por qué. 

 

¿Por qué tiene tanta importancia el suelo de un almacén?

Porque sobre él se levanta, literalmente, todo tu negocio. 

Por eso debe ser una prioridad desde que se empieza a planificar el proyecto: hay que analizar la calidad de la base, nivelar correctamente, establecer el grosor necesario, elegir los materiales en función del tipo de construcción y el uso que se le vaya a dar, etc.

Los suelos de un almacén deben resistir más o menos desgaste en función de su actividad. También tienen que aguantar el peso de la mercancía y las estructuras industriales e incluso estar preparados para la corrosión que provocan determinadas sustancias químicas.

Es fácil entender que no se le exige lo mismo al suelo de un almacén convencional, con estanterías de dos o tres alturas, que al suelo de un gran almacén autoportante que puede elevarse por encima de los 40 metros. 

¿Te imaginas que, al poco tiempo de actividad, apareciesen grietas en la instalación? Sería un enorme problema.

Pero además, el suelo debe ser seguro para los trabajadores y los equipos que operan habitualmente en el almacén. Cualquier defecto (fisuras, desniveles, agujeros) puede provocar un accidente laboral y poner en cuestión la seguridad en el entorno de trabajo.

Por todos esos motivos, una vez construído es necesario hacer revisiones periódicas que aseguren el buen estado de toda la superficie para soportar las distintas cargas, que son de dos tipos, principalmente: 

  • Estáticas: son las cargas cuya ubicación no cambia, o lo hace en muy raras ocasiones. Se trata, principalmente, de las estanterías industriales que hay en el almacén. 
  • Dinámicas: son las cargas cuya ubicación puede variar a lo largo del tiempo, como la maquinaria elevadora y otros equipos que se utilizan en el almacén.

 

Tipos de material más frecuentes para un suelo de almacén

Existe una amplia gama de pavimentos para un almacén, con los que se pueden crear superficies aptas para la instalación de sistemas complejos de almacenaje y con gran capacidad de carga. Los más habituales son estos: 

  • Epoxi: es un tipo de resina altamente resistente que no necesita juntas en el suelo, lo que favorece que no se acumule la suciedad y se limpie fácilmente. Es resistente, ignífugo y antideslizante. No requiere demasiado mantenimiento para conservarse en buenas condiciones por muchos años. 
  • Poliuretano: muy resistente a diferentes temperaturas, por eso suele utilizarse en exteriores o, por ejemplo, en cámaras frigoríficas. Aguanta la abrasión, los impactos y el sol. Una variante es el suelo de poliuretano-cemento, que a las características anteriores añade la resistencia a los químicos. Se utiliza sobre todo en el sector alimentario, farmacéutico y químico.
  • Hormigón pulido: es económico y resulta más estético que otros tipos de suelo. Hay diferentes diseños y colores, por lo que se prefiere para espacios que necesitan una apariencia innovadora. Es impermeable, fácil de limpiar y resistente a las sustancias químicas. 
  • Suelos para salas blancas: son los utilizados en instalaciones que necesitan una limpieza extrema y cero residuos. Hablamos de almacenes de medicamentos, cosméticos o productos de alimentación. Resisten los cambios térmicos y no son porosos, para una desinfección perfecta. 

 

5 razones para invertir en un suelo de calidad

¿Por qué merece la pena invertir en el mejor suelo posible, adaptado a la actividad del almacén? Toma nota de los principales motivos:

 

1. Por higiene

Dado que en un almacén suele acumularse mucha suciedad debido a los diferentes procesos que se realizan en ellos, elegir un suelo de un material fácil de limpiar es importante. 

Pero, además, no debe generar residuos en forma de polvo, astillas, arenilla u otras partículas. Esto es especialmente importante en determinadas actividades, como las que implican manipulación de alimentos, productos farmacéuticos y otros. 

 

2. Por resistencia

Es importante que el suelo de tu almacén tenga una larga vida útil, por eso debe resistir impactos, variaciones térmicas, el contacto con productos químicos, la humedad e incluso el fuego. 

 

3. Por seguridad

La calidad de los materiales también supone una garantía para la seguridad de los trabajadores y las mercancías.

Un buen suelo debe tener un revestimiento antideslizante y ser impermeable. Los suelos deteriorados o irregulares pueden suponer un peligro para los empleados y un obstáculo para los vehículos.

 

4. Por rentabilidad

Invertir en un suelo de buena calidad y en una instalación profesional asegurará que se mantenga en buenas condiciones por muchos años y que las reparaciones sean puntuales y poco frecuentes. Las inversiones inteligentes ahorran mucho dinero. 

 

5. Por versatilidad

Los almacenes no son estáticos, pueden evolucionar con el tiempo hacia otras actividades y otros procesos. Por tanto, es interesante instalar un suelo que pueda adaptarse a distintas necesidades. 

Es habitual (y recomendable) delimitar las distintas áreas de trabajo, rutas de vehículos, zonas de paso, zonas de almacenamiento, etc con marcas distintivas. Este tipo de indicaciones son muy útiles para los trabajadores y ayudan a que el almacén sea un entorno de trabajo más seguro y más eficiente.

Estas marcas en el suelo deben mantenerse en buen estado, ya que sufren mayor desgaste, y pueden adaptarse según el uso que se le esté dando a la instalación. 

 

¿Estás pensando en darle un impulso a tu almacén?

Partir de un buen diseño o layout es importante. Y para eso, es fundamental que consultes con profesionales cuál es la mejor opción para tu proyecto. ¿Te ayudamos? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te asesoramos sin compromiso.

Rotación de stock

¿Qué es la rotación de stock? Cómo calcularla para tener un almacén eficiente

¿Tienes un buen control del stock en tu almacén? ¿Sabes cómo calcular la rotación del inventario para evitar los problemas de suministro? Tener claro cuándo hay que reponer existencias es una parte importante del día a día de cualquier almacén o empresa.

Y es, además, imprescindible para el buen funcionamiento del negocio. Nadie quiere quedarse sin existencias de los productos más demandados ni acumular en exceso otros que tienen mucha menor salida. 

Tener el nivel correcto de stock, suficiente pero no demasiado, es uno de los puntos más sensibles de la logística de almacén. Por eso es tan importante establecer una rotación de inventario eficiente.

Hacerlo bien te ahorrará tiempo y dinero. 

 

Aclarando conceptos: rotación de stock e índice de rotación

La rotación de existencias es un proceso organizativo básico del almacén, que tiene como fin último establecer cuándo es necesario reponer el stock para que la cadena de suministro siga funcionando correctamente y sin interrupciones.

Manteniendo una rotación adecuada se aleja el peligro de que se produzca una rotura de stock, con todas las consecuencias indeseadas que conlleva: pedidos parados, pérdidas de tiempo y dinero, clientes insatisfechos, crisis de confianza, etc.

Por otro lado, tampoco se acumulan mercancías de más, lo que ayuda a mantener bajo control los costes de almacenamiento.

Otro de los objetivos de la rotación de inventario es evitar (o reducir a mínimos) la pérdida de mercancías causadas por caducidad u obsolescencia, pérdidas, deterioros, accidentes, etc.

Para llevar a cabo una correcta rotación de stock es necesario conocer el índice de rotación, que es la cifra que indica las veces que hay que reponer el inventario en un determinado periodo de tiempo (normalmente, un año). 

Esta cifra aporta información valiosa. Si es un ratio alto, indica que el flujo de mercancías es regular. Es un indicador positivo que apunta a que las ventas son constantes y se mantienen en el tiempo, y por tanto la empresa debe estar generando beneficios.

En una lectura muy generalista (siempre hay que valorar otros factores), un índice de rotación alto indica que los productos no permanecen mucho tiempo en el almacén.

Por el contrario, cuando en un almacén hay una rotación de existencias baja, se entiende que la mercancía no se repone con frecuencia. Esto puede ser por motivos diferentes, que habrá que analizar en cada caso. Por ejemplo, no es lo mismo que hayan descendido las ventas o que se estén haciendo mal los cálculos de aprovisionamiento.

 

Cómo se calcula la tasa de rotación de inventario

Para crear un sistema eficiente de rotación de inventario, lo primero y más importante es tener información fiable sobre la mercancía. ¿Cuáles son los productos con más movimiento? ¿Cada cuánto se agotan las existencias? ¿Qué mercancías tienen menor demanda y, por tanto, rotan menos? 

Puede ser muy útil para empezar a identificar los productos según su nivel de rotación, implantar el método de análisis conocido como ABC, que justamente clasifica cada referencia según su movimiento en el almacén y el valor que aporta.

No es el único sistema de gestión de inventario, hay otros. Cada empresa debe encontrar aquel que más se ajusta a su funcionamiento interno, sector y objetivos. 

Tener implantado un Software de Gestión de Almacén es básico para conocer los indicadores de rendimiento o KPI que necesitamos en tiempo real y con exactitud.

A partir de los datos, para calcular la tasa de rotación de inventario se aplica una fórmula matemática: 

Valor de las ventas / Valor promedio del inventario = índice de rotación.

Para hallar el valor de las ventas, calcula los costes totales de los bienes que se han vendido en ese periodo de tiempo específico. La cifra que se ha de tener en cuenta es el precio de coste. Deben incluirse tanto los costes directos como indirectos (mano de obra, etc).

El valor promedio del inventario es la media del valor de todas las existencias del almacén en el periodo indicado. Para eso suma el valor del inventario inicial y el valor del inventario final, y divídelo entre dos. 

Lo habitual es hacer el cálculo para un año. En casos puntuales, puede ser interesante establecer la tasa de rotación para periodos más segmentados.

Otro parámetro relacionado es aquel que indica cada cuántos días es necesario reponer las referencias que hay en el almacén. Para eso dividimos el tiempo entre el índice de rotación obtenido. 

La cifra resultante indica el número de veces al año (si ese es el periodo que hemos tomado como referencia) que reponemos las existencias de un determinado producto.

 

¿Quieres mejorar la gestión de inventario en tu almacén?

Un almacén que no tiene el control del stock es un barco haciendo aguas. Y sabemos que no es fácil, y que es una de las tareas más tediosas y que más tiempo consumen… O eso era antes, cuando los operarios trabajaban con listados en papel.

La digitalización ha cambiado el escenario y los procedimientos. Ahora, es posible mejorar la eficiencia de este y otros procesos de manera sencilla, fiable y en el tiempo mínimo.

Muchas empresas ya están implantando sistemas como nuestro SGA TWO, y ven enseguida los beneficios. Otras, aún se lo están pensando y dejando pasar un tiempo valioso, en el que podrían estar asegurando su lugar en el mercado a medio plazo.

Si aún te da un poco de vértigo meterte en ese cambio, recuerda que tienes a nuestro equipo de profesionales para resolver dudas. No dejes que tu empresa se quede atrás. Ponte en contacto con nosotros y prepara tu almacén para competir. 

Logistics ¬ Automation Madrid 2022

Te esperamos en Logistics & Automation 2022, la Feria Internacional de Logística

Un año más, los que trabajamos en el ámbito de la logística y todas aquellas empresas que quieren estar al día de cuáles son las novedades del sector, vamos a vernos en la gran cita anual: el evento Logistics & Automation, el 26 y 27 de octubre, en los pabellones 3 y 5 de IFEMA (Madrid).

Lo más avanzado en gestión de la cadena de suministro, almacenaje, automatizaciones, robótica, servicios… Todo lo que puedas imaginar estará concentrado en el evento más importante. SCM Logística estará presente, en el stand 3F53. ¿Nos vemos en Madrid?

 

¿Qué es Logistics & Automation y por qué SCM logística va a estar ahí?

Logistics & Automation es un evento ya consolidado, tras 10 ediciones celebrándose en España y reuniendo a cientos de profesionales y marcas con un objetivo: mostrar los últimos avances del sector de la logística.

En anteriores ocasiones, SCM Logística ha participado en este encuentro, pero como sabemos que actualizarse es fundamental (y porque queremos estar en contacto directo con partners y colegas del sector), volvemos un año más, esta vez en el stand 3F53.

La globalización de la cadena logística, la automatización creciente de todos los procesos, la implementación de soluciones robóticas, el empleo de nuevos softwares basados en Big Data e inteligencia artificial… 

Las novedades en el sector logístico llegan tan rápido que, para las empresas, a veces es complicado mantenerse informadas y estar al tanto de avances que pueden resolver necesidades de negocio.

Por eso este tipo de eventos son tan atractivos. Y por eso SCM Logística va a estar presente, presentando nuestro proyecto y haciendo conexiones con otros profesionales.

 

Qué vas a encontrar en Logistics & Automation

El programa es muy amplio y está pensado para abarcar todas las áreas de innovación.

  • Más de 200 empresas expositoras, con servicios y productos que puedes conocer de primera mano.
  • Conferencias: el evento cuenta con la participación de más de 150 expertos que compartirán sus conocimientos sobre áreas específicas vinculadas a la industria. ¿Quieres saber quiénes son los ponentes? Consulta la lista aquí.
  • Innovation tours. Son recorridos organizados, de una hora de duración, para ver las innovaciones en packaging, automatizaciones, robótica, almacenamiento, intralogística y mucho más. 
  • Show room: ¿Quieres ver demostraciones ? Robots, carretillas de última generación, flejadoras… En la show room todo está en movimiento.
  • Foro tecnológico: una zona de exposición íntegramente dedicada a la tecnología, con empresas que son referencia. 
  • Transport & Delivery: una novedad de esta edición. Se trata de un apartado enfocado al sector del transporte. Con esta incorporación, la feria pretende convertirse en punto de encuentro para shippers o cargadores que buscan contactos de nuevos servicios de transporte para sus mercancías, con sala propia para networking y espacios expositivos adaptados. 

Como son solo dos días y hay mucho que ver, la organización quiere facilitar las cosas. Este año, la acreditación tiene una doble función: por un lado, identificativa; por otro, es una smart badge, una carpeta virtual. Al acercarla al lector del stand de cada expositor, la smart badge recoge toda su información.

Más tarde, tras el evento, recibirás un email con toda esa información, con lo que se facilita mucho la transmisión de contenidos entre expositores y visitantes.

 

Es el momento de conocer SGA TWO

También es el momento de que nos conozcamos personalmente, así que anota en tu agenda pasar a saludarnos cualquiera de los dos días, 26 o 27 de octubre.

Es una ocasión excelente para que nos preguntes todo lo que quieras saber sobre TWO, uno de los mejores SGA que hay en el mercado hoy en día, desarrollado por nuestro equipo. O deja que te hablemos de lo que puede hacer para mejorar toda la gestión de tu almacén.

Sabemos que muchas empresas están buscando la manera de dar el salto a la digitalización de procesos, para ganar efectividad, ser más competitivos y dejar de cometer errores de gestión que solo les hacen perder tiempo y dinero.

Nuestros ingenieros tienen experiencia en la implantación de sistemas adaptados a las necesidades de cada empresa. Y no es una forma de hablar: somos muy conscientes de que cada empresa plantea retos que hay que abordar de forma individualizada, flexibilizando la implantación sistemas para que resuelva problemas específicos. 

¿Te ponemos ejemplos? Echa un vistazo a algunas de nuestras intervenciones:

  • En Garcimar, firma de productos congelados y refrigerados, implementamos un SGA, lo integramos en el ERP que ya había en la empresa, y ¡lo hicimos, además, sin interrumpir la actividad!
  • Montana Colors, dedicada a la producción de pinturas, barnices y lacas en aerosol, necesitaba crecer, pero sus sistemas de gestión se quedaban cortos. Con SGA TWO, implantado simultáneamente en sus tres plantas productivas, pudieron dar el salto que buscaban.
  • La productividad del almacén de Inoxpa creció un 20% tras la implantación de SGA TWO integrado en su ERP. Necesitaban flexibilidad, y se la dimos.

 

¿Nos vemos en Madrid? Te esperamos en el stand 3F53

Nos encantaría verte por allí y que podamos compartir un rato de charla sobre el tema que más nos apasiona: las soluciones logísticas de última generación.

Para asistir, solo tienes que registrarte aquí. Te enviarán una confirmación por correo electrónico con una entrada que luego puedes canjear por tu smart badge y toda la información sobre el evento.

Si quieres preguntarnos más, ponte en contacto con nosotros. ¡Nos vemos en Logistics & Automation!

Drones aplicados a la logística

Drones aplicados a la logística: así serán los almacenes del futuro

Empezaron utilizándose en la industria militar pero hace ya años que se extienden a otros sectores. Hoy por hoy, los drones son un valioso apoyo en todo tipo de actividades, incluidas las que tienen que ver con el transporte y la logística. 

En concreto, la implementación de drones en las tareas de gestión de almacén va a revolucionar en los próximos años la actividad, que aún se está adaptando a los cambios.

Hoy queremos asomarnos a un futuro, quizá no muy lejano, en el que los drones estén integrados en la actividad logística para las actividades del día a día. ¿Nos acompañas?

 

Los drones en el día a día de un almacén

Vamos a irnos diez años atrás, al momento en que Amazon presentó su proyecto Prime Air, con el que pretendía revolucionar el sector del transporte, especialmente la logística de última milla. 

Entonces (hablamos de 2013) la idea de utilizar drones para entregar pedidos parecía ciencia ficción, o quizá solo una estrategia publicitaria del marketplace gigante.

Tres años más tarde, en 2016, se llevó a cabo la primera prueba real. Fue en el Reino Unido, un cliente recibió su pedido vía dron tan solo 13 minutos después de haber hecho la compra online.

En ese momento era solo un test, pero ya dejaba claro por dónde iban a ir los tiros en el futuro.

Hoy todavía no se ha desarrollado esta tecnología lo suficiente como para que un dron lleve mercancía hasta la puerta del cliente final (excepto pruebas piloto), pero el uso de drones está mucho más normalizado. 

Vigilancia de playas, zonas forestales o cultivos de agricultura extensiva, inspección de infraestructuras de obra civil, monitorización del tráfico, operaciones de salvamento, fotografía aérea, cartografía… La tecnología avanza rápido y los drones actuales pronto serán superados por dispositivos de mayor rendimiento.

La logística de almacén ya los utiliza para mejorar sus operaciones, especialmente en espacios interiores de gran tamaño, con grandes distancias de desplazamiento horizontal y estanterías industriales de gran altura.

¿Van a desplazar los drones a los operarios humanos? No parece posible, al menos a corto y medio plazo, pero su uso sí irá sustituyendo a las personas en las tareas más peligrosas, contribuyendo a disminuir los riesgos para el personal del almacén.

Los operarios seguirán siendo imprescindibles para las tareas de preparación de pedidos y es previsible que surjan nuevos puestos destinados a manejar, gestionar y reparar los drones.

En los próximos 10 años veremos cambios interesantes en las dinámicas de trabajo, en campos como:

 

La gestión del inventario

Se trata de una de las tareas más complejas, que consume mucho tiempo y recursos, especialmente en almacenes de gran tamaño. Los drones ayudarán a actualizar las bases de datos, haciendo las comprobaciones que sean necesarias. Las principales ventajas son:

  • reducción de costes en mano de obra
  • reducción de tareas peligrosas
  • reducción de errores

Hay tecnologías en desarrollo que ensayan la incorporación de escáneres en los drones, lo que permitiría llevar un control exhaustivo y a gran velocidad del inventario, ya que el dispositivo podría trabajar tanto de día como de noche.

Se eliminarían los recuentos que realizan los trabajadores para comprobar existencias, tanto en el caso de inventario periódico como permanente. Una actividad que, especialmente en grandes espacios, requiere tiempo, mucho personal y puede resultar incluso peligroso cuando hay que hacer comprobaciones en altura. 

 

Desplazamientos internos

Los drones pueden transportar piezas dentro del espacio del almacén, más pesadas a medida que la tecnología se perfecciona. Pueden programarse para seguir rutas de vuelo predefinidas y ahorrar muchas horas en desplazamientos interiores.

Al moverse en altura, no obstaculizan otras operaciones, con lo que se multiplica la productividad del almacén.

En un futuro, cuando se incorporen tecnologías de reconocimiento visual y navegación, y aumenten su capacidad de carga, pueden ser clave para las tareas de picking: el dron recibirá instrucciones para recoger determinados artículos y llevarlo a la zona de preparación de pedidos. 

 

Vigilancia e inspección de infraestructuras

De la misma forma que ya se están utilizando drones para labores de vigilancia y seguridad en distintos sectores, pronto se generalizará su uso en almacenes para evitar robos o cualquier tipo de incidente.

Además, serán de gran ayuda para revisar zonas de difícil acceso, como estanterías en altura, colocación de palets, estado de la cubierta o de los sistemas de refrigeración, etc.

Aunque ya es posible encontrar drones funcionando en algunos almacenes, algunos de estos usos todavía están en fase de pruebas y otros aún deben desarrollarse para que sean realmente operativos. 

Aun así, la tendencia del mercado apunta a que su utilización no va a parar de aumentar, a medida que mejore su capacidad de navegación y se desarrollen nuevas soluciones.

 

Si quieres apoyarte en la tecnología para crecer, es el momento

Para mantener tu empresa en el mercado y con un alto nivel de competitividad, es necesario dar los pasos correctos. Uno de ellos es abordar la digitalización de tu negocio, si es que todavía no lo has hecho.

Implementar un Software de Gestión del Almacén es el primer paso para mejorar la eficiencia, mejorar los procesos, ahorrar gastos y tener un control total. Es lo que te ofrece nuestro SGA TWO, uno de los mejores SGA del mercado en este momento. 

Si quieres saber más, solo tienes que ponerte en contacto con nuestro equipo. Te asesoramos sin compromiso.

Qué es un operador logístico

¿Qué son los operadores logísticos y qué pueden hacer por tu empresa?

El funcionamiento de la cadena de suministro no puede entenderse sin la participación, en mayor o menor medida, de los operadores logísticos. Cualquier empresa que se dedique a la comercialización de mercancías necesita su colaboración para cubrir distintas funciones.

Para las empresas, la subcontratación de determinadas funciones de la cadena de suministro, delegando en operadores externos, es una decisión estratégica importante. 

Por eso en este post queremos explicarte qué es un operador logístico y qué tipos existen, así como algunas claves a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor opción para tu empresa. 

 

¿Qué es un operador logístico? 

Un operador logístico es una empresa especializada que se ocupa de gestionar procesos de la cadena de suministro de otra empresa. 

Dicho de otro modo, es un proveedor de servicios logísticos a terceros que asume más o menos funciones en función del tipo de operador de que se trate. Para prestar esos servicios, debe contar con la infraestructura necesaria o encargarse de gestionar la subcontratación a terceros, si fuese necesario. 

Muchas empresas se plantean la posibilidad de externalizar procesos, entre ellos, contratar a un operador logístico al que derivar determinadas tareas. Especialmente cuando son empresas en fase de crecimiento, se encuentran con que encargarse de gestionar internamente de las actividades logísticas ya no resulta operativo, porque consume demasiados recursos que son necesarios para el desarrollo de su actividad principal.

Pero un operador logístico también puede ser necesario cíclicamente, en momentos en los que se prevé un aumento de la demanda que supera la capacidad de gestión de la empresa, o para afrontar picos inesperados que requieren unos recursos de los que la compañía no dispone. 

En esos momentos se debe analizar la posibilidad de subcontratar los servicios logísticos, parcialmente o en su totalidad, para mantener la calidad del servicio. 

Un caso muy habitual es el de la empresa que cuenta con un pequeño almacén que, ante al aumento de pedidos, resulta insuficiente y se encuentra desbordado, con todos los inconvenientes que eso supone en el día a día. 

En ese momento se plantean: ¿qué es mejor, adquirir un espacio mayor, acondicionarlo y gestionarlo, o bien contratar a un operador logístico que se ocupe del almacenamiento, mientras la empresa se centra en su actividad principal?

La misma pregunta se plantea con el transporte, el packing de productos y otras tareas logísticas necesarias para la actividad. Como ves, delegar en terceros este tipo de funciones es una decisión empresarial importante que debe tomarse tras analizar a fondo la estrategia empresarial en cada caso.

 

Estos son los 5 tipos de operador logístico

Como te explicamos en el punto anterior, existen distintos tipos de operadores según las funciones que asuman. Son estos:

  1. 1PL o First Party Logistics: también se conocen como operadores logísticos primarios, solo se encargan del transporte y distribución de la mercancía de sus clientes.
  2. 2PL o Second Party Logistics: transportan la mercancía y la almacenan el tiempo que sea necesario. Son los dos niveles más básicos de externalización.
  3. 3PL o Third Party Logistics: además de lo anterior, el 3PL asume la responsabilidad de la gestión del almacenamiento. Se encarga del control del stock, la preparación de los pedidos y la coordinación de los transportes. En algunos casos, puede incluso asumir tareas de atención al cliente y gestión de devoluciones.
  4. 4PL o Fourth Party Logistics: es un paso más de responsabilidad en la cadena logística, que implica hacerse cargo de labores de coordinación entre distintas empresas (incluso varios 3PL). Ejerce de supervisor de procesos especializado, en casos en los que se exigen altos estándares de calidad en el servicio. 
  5. 5PL o Fifth Party Logistics: se trata del operador con más funciones, ya que coordina la cadena logística al completo. Integra a los 3PL y 4PL, y ofrece además soluciones tecnológicas avanzadas, que incluyen sistemas basados en Inteligencia Artificial y Big Data.

Contratar a un operador logístico en el momento oportuno puede ser muy beneficioso para tu empresa. 

La principal ventaja es la reducción de costes en almacenamiento, distribución y transporte. Ten en cuenta que los operadores suelen trabajar a gran escala y establecer sinergias entre ellos, lo cual contribuye a que puedan ofrecer tarifas ventajosas para sus clientes.

Para las empresas, dejar la gestión logística en manos profesionales supone tranquilidad. Un operador eficiente tiene la estructura organizativa necesaria para prestar un servicio de calidad. 

 

¿Necesitas ayuda con la gestión logística de tu empresa?

Sea cual sea la tarea para la cual necesites la colaboración de un operador logístico, tienes que asegurarte de elegir el partner adecuado, que trabaje en línea con tus objetivos empresariales para conseguir la máxima eficiencia.

Si tu empresa está creciendo y necesitas soluciones de gestión logística, cuenta con nosotros. Nuestro equipo de consultores puede asesorarte y ofrecerte soluciones específicas para gestión, automatización, optimización de recursos, reducción de costes, etc. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos qué necesitas. 

Lead time en logística de almacén

Lead time: ¿qué es y por qué es importante en la logística de almacén?

¿Cuánto tardas en responder a los pedidos de un cliente? Si no lo tienes claro o estás pensando en responder algo tipo “depende”, entonces te interesa conocer el concepto de lead time para aplicarlo en tu almacén y controlar los tiempos de los procesos logísticos.

Desde que entra una orden de pedido hasta que la mercancía sale del almacén con destino al cliente final, hay un ciclo que consta de distintos pasos, en función de la organización logística interna de cada empresa. 

Gestionar bien los tiempos de ese ciclo de entrada y salida supone todo un reto. Es lo que conocemos como lead time, y hoy queremos explicarte por qué es tan importante y cómo puedes tenerlo siempre bajo control.

 

Qué es el lead time y cuáles son los 2 tipos de lead time que tienes que conocer

Que los tiempos de producción o entrega son variables, es un hecho. Otra cosa muy distinta es que estén (o no) bajo control y se pueda prever cuál va a ser el margen de respuesta, de cara a ofrecer un mejor servicio a los clientes.

En logística, el lead time es la cantidad de tiempo que transcurre desde el inicio de un proceso hasta que se finaliza. Esta definición genérica se refiere a cualquier tipo de proceso, de los muchos que son necesarios para que funcione la supply chain.

Podríamos decir que existe un lead time general, que abarcaría desde el comienzo del proceso de producción hasta la entrega de la mercancía al cliente final. 

Pero es un ciclo demasiado amplio, por lo que lo habitual es dividirlo en procesos más reducidos para tener un mejor control sobre los lead time parciales de la cadena. 

En este post nos interesa centrarnos en la logística de almacén, por lo que vamos a desglosar los 2 tipos de lead time más habituales a los que debes estar atento:

 

Lead time de entrega

O delivery lead time, que se refiere al transcurrido desde que entra un pedido de un cliente hasta que es expedido. Durante ese ciclo se realizan distintas actividades, como por ejemplo:

  • Recepción de las órdenes de entrada
  • Picking de la mercancía para completar la orden
  • Packing, o preparación de los productos con el embalaje apropiado para que puedan ser expedidos (pincha aquí para conocer las diferencias entre picking y packing).
  • Expedición y transporte, para que el pedido llegue al cliente.

Mejorar la gestión para acortar los tiempos de este ciclo es señal de una gestión de almacén eficiente, y proyecta una buena imagen de la empresa.

El cliente valora como experiencia positiva que el tiempo transcurrido desde que hace el pedido hasta que lo recibe, sea lo más corto posible. 

 

Lead time de suministro

También llamado supplier lead time. Se refiere al tiempo que transcurre desde que el almacén, después de detectar que hay poco stock de un producto o mercancía, envía una orden al proveedor y recibe el pedido.

Este lead time es importante porque de ello depende la gestión del inventario. Es decir, controlando cuánto tarda cada proveedor en dar respuesta a un pedido, podremos saber hasta qué nivel mínimo puede caer el stock sin correr riesgos.

Es importante tener siempre muy presente que la cadena de suministro es justamente eso: una cadena. Por tanto, si en tu almacén estás haciendo un esfuerzo de gestión para tener el lead time bajo control, también es importante que trabajes con proveedores eficientes que estén en la misma dinámica que tu empresa y con los que exista una sinergia positiva.

Míralo así: tu lead time de suministro es el mismo que el lead time de entrega de tu proveedor, y también a él le interesa dar servicio en el menor tiempo posible. 

Por eso, el proveedor habitual debería, por ejemplo, anticiparse a los pedidos y tener stock suficiente disponible para cuando entre una orden. Para tu empresa, eso facilita la predicción de la demanda en almacén, o demand planning y saber con cuánta antelación tienes que hacer los pedidos.

De ahí la importancia de trabajar con partners de confianza, implicados en mejorar sus resultados tanto como tu empresa.

 

Un SGA eficiente, la clave para optimizar el lead time

Gestionar el lead time de manera eficiente mejora la rentabilidad de tu empresa. Una de las ventajas que se aprecian más rápido es que se minimiza la necesidad de tener stocks muy abultados para prever picos de demanda, con los gastos adicionales que ello conlleva.

Y manejar tiempos de entrega reducidos, incluso más ajustados que los de tus competidores,  es básico para mantener la confianza de tus clientes.

¿Cómo conseguirlo? Analizando a fondo todos los procesos logísticos necesarios para preparar y expedir pedidos. Hay que medir los tiempos, detectar los cuellos de botella e implementar mejoras en cada punto.

Si te parece complicado, has de saber que no lo es, siempre que utilices las herramientas digitales adecuadas. En este caso, un sistema de gestión de almacén es fundamental.

Y con eso podemos ayudarte, porque disponemos de uno de los SGA más eficientes del mercado. 

Te invitamos a conocer Nuestro SGA TWO, pensado, entre otras cosas, para evitar errores y retrasos en las entregas. ¿Te lo presentamos? 

Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contarnos qué quieres mejorar en tu almacén.

Aquarius implantación SGA SCM portada

[Caso práctico] Aquarius Cosmetic: cuando el crecimiento pasa por la digitalización

Para una empresa en crecimiento, una nueva ubicación implica cambios importantes, tanto organizativos como de gestión. En el caso de Aquarius Cosmetic, la transición de un almacén convencional a una gran plataforma logística que diese respuesta a sus necesidades actuales, pasó por la implantación del SGA-TWO de SCM Logística.

El cambio ha marcado un antes y un después en la historia de esta empresa familiar, fundada hace 25 años en Gurb (Barcelona) y que hoy exporta sus productos a más de 56 países.

Con los nuevos sistemas de gestión, la empresa tiene las herramientas adecuadas para continuar creciendo.

Nos gustaría contarte cómo les hemos ayudado a hacerlo. 

Aquarius implantación SGA SCM empresa

Aquarius Cosmetic: más rendimiento, menos errores

Hoy, ya en su centro de Les Masies de Voltregà (Barcelona), que se suma a las antiguas instalaciones de Gurb, comprueban día a día los beneficios de haber mejorado sus procesos, con la colaboración de SCM.

El cambio de ubicación suponía multiplicar por cinco tanto la superficie útil como la capacidad de almacenaje de palets. Las nuevas instalaciones aúnan áreas administrativas y comerciales con un gran parque logístico, con más de 10.000 m2, 7 muelles de carga y capacidad para 12.000 palets.

Aquarius implantación SGA SCM almacén

Más allá de eso, implicaba también una casuística muy diferente a la de la etapa anterior, por lo que la digitalización de procesos era imprescindible. Por tanto, la dirección buscó a un partner de confianza que les ayudase a hacer la transición desde un almacén convencional a una plataforma logística de grandes dimensiones.

Es en ese punto cuando deciden contar con SCM Logística e implantar el SGA TWO.

Xavi Bermejo, director de Logística, explica cuáles eran los objetivos de la empresa antes del cambio y cómo ha mejorado el funcionamiento actualmente.

 

¿Qué hacía falta mejorar en la empresa cuando contactasteis con SCM?

Por un lado, era imprescindible reducir las incidencias en la preparación de pedidos. Para nosotros, la rapidez y la ausencia de errores es un valor añadido que aportamos a nuestros clientes. Hoy, los errores de picking se han reducido en un 35%.

Aquarius implantación SGA SCM picking

También necesitábamos mejorar el control del stock. Ahora el sistema nos permite tener todo el material localizado en el almacén. Sabemos, en tiempo real, dónde está cada referencia, la ubicación de cada lote o el estado de cada pedido.

Otro punto muy importante ha sido abandonar definitivamente la gestión en papel, con los tradicionales listados, y pasar a sistemas automatizados basados en la radiofrecuencia.

Como consecuencia de estos y otros cambios, hemos mejorado la eficiencia y la productividad, tanto del almacén como de las oficinas.

Aquarius implantación SGA SCM radiofrecuencia

El SGA-TWO se integró en el ERP actual (SAGE 2000). De esto se encargaron los consultores BTIC, partners de SCM. ¿Cómo fue este trabajo?

Precisamente, cuando iniciamos el proyecto una de nuestras mayores preocupaciones era si el ERP se integraría bien con el nuevo SGA. En ese sentido, la solución que nos ofreció SCM, con la colaboración de su partner BTIC, funcionó perfectamente. 

Ambas empresas colaboraron desde el primer minuto. Ha habido buena comunicación, entendimiento, y agilidad a la hora de ir adaptándose a los requerimientos que iban surgiendo en el día a día. 

 

¿Cómo funciona ahora el nuevo almacén?

Hemos mejorado nuestro proceso productivo. Ahora mismo tenemos una capacidad de descarga de diez contenedores marítimos diarios. En cuanto se recibe la mercancía, los operarios generan Unidades de Almacenamiento (UA) que identifican cada palet y aseguran la trazabilidad. El sistema guía todo desde el inicio.

En cuanto a la preparación de pedidos, en las instalaciones actuales disponemos de carretillas trilaterales con preselectores de ubicación, y todo ello está vinculado con el programa. De este modo, optimizamos todos los recorridos dentro del almacén.

Aquarius implantación SGA SCM trilateral

Por otra parte, el sistema asigna a cada operario solo aquellas las tareas que puede realizar de forma óptima. La carga de trabajo se reparte mediante un sistema de pools, de manera que se asigna más personal a las tareas más prioritarias: preparación de pedidos, preparación de órdenes de producción, etc.

Eso nos ha permitido optimizar el rendimiento de cada trabajador hasta en un 40%, con referencia a la productividad del almacén anterior.

 

¿Cuáles son las principales mejoras que notan en el día a día?

Gracias a la implantación del TWO, disponemos de algo muy importante: datos del almacén.

Hasta ahora trabajábamos sin datos reales de productividad, movimientos/hora, expediciones/hora, y otros parámetros. Gracias al programa y al trabajo con pools, podemos gestionar mejor los recursos que tenemos, somos más polivalentes y tenemos más flexibilidad para adaptar el día a día a las necesidades que nos iban marcando nuestros clientes.

Aquarius implantación SGA SCM datos BI

Tras este proceso, Aquarius Cosmetic está buscando la mejora constante. ¿Cuáles van a ser sus siguientes pasos?

Una mejora que hemos previsto para el futuro es el picking por voz, ya que prevemos que, al no tener que llevar terminales, podremos aumentar más de un 25% la productividad del personal. Trabajaremos mejor, más rápido y con más seguridad.

 

¿Qué es lo que más destacaría del trabajo de SCM?

La flexibilidad del equipo durante todo el proyecto. Se volcaron 24/7 con la empresa, y brindaron soporte tanto presencial como telemático cuando fue necesario. Además, llevan a cabo un proceso educativo para formar al personal que a nosotros nos ha ayudado mucho. 

Yo recomendaría SCM a cualquier empresa que busque un partner cercano, flexible y con capacidad para adaptarse al día a día de la empresa. 

 

¿Quieres ser nuestro próximo caso de éxito? Ponte en contacto con SCM y estudiamos tu situación para proponerte soluciones a medida. 

Logística Inversa

Logística inversa, o cómo gestionar las devoluciones con eficiencia

Cuando tus clientes compran, esperan recibir su pedido en perfectas condiciones y en el tiempo estimado. Eso ya lo tienes dominado, pero ¿qué pasa cuando devuelven un producto? Entonces hablamos de logística inversa. 

Cuando el movimiento cambia de dirección y el producto tiene que regresar desde el cliente hasta tu almacén, también debe hacerlo con la misma eficacia y rapidez. Manteniendo una comunicación fluida y tratando de optimizar los medios disponibles: transportes, rutas, operarios, etc. 

¿Le prestas suficiente atención ? Porque es fundamental para generar una buena experiencia de usuario. 

Te explicamos más a continuación. 

 

Logística inversa y satisfacción del cliente

Igual que las compras online han aumentado exponencialmente en los últimos años, también lo han hecho las devoluciones de productos.

Desde que un cliente comunica, por los medios habilitados para ello, que quiere devolver lo que ha comprado, el proceso que se pone en marcha es el que llamamos logística inversa. 

Es un proceso que se ocupa del retorno de cualquier tipo de mercancía, desde devolución de stock entre empresas hasta la recogida de envases o embalajes para el reciclado.

Esta última, la logística inversa de residuos, es cada vez más demandada. Por un lado, para reducir el impacto ambiental de los residuos que generan nuestros productos. Por otro, porque su reutilización o reciclaje puede ser una interesante forma de generar valor nuevamente. 

En cualquier caso, gestionar la logística inversa requiere análisis en profundidad de la cadena de suministro para que sea lo más eficiente posible. Eso pasa por la optimización de rutas, de cargas, de personal, etc.

Es un proceso que no aporta ingresos de forma directa, y por eso algunas empresas cometen el error de prestarle menos atención de la debida. 

Sin embargo la posibilidad de una devolución también es parte del proceso de venta, y determina la experiencia de usuario que queremos ofrecer a nuestros clientes.

Míralo desde el lado contrario: una mala experiencia en una devolución solo va a conseguir que ese cliente no quiera repetir jamás. Incluso dejará constancia en comentarios en redes sociales u otros foros. 

Definitivamente, no te interesa que eso suceda. 

Para evitarlo, vamos a ver cuáles son las claves de una logística inversa eficiente.

 

5 aspectos a tener en cuenta para hacer más eficiente tu logística inversa

Cada empresa tiene unas características únicas y debe hacer un estudio en profundidad de sus procesos para optimizar su logística inversa. No obstante, estos 5 consejos pueden aplicarse de forma general para mejorar: 

  1. Analiza la tasa de devoluciones. ¿Qué artículos se devuelven más y por qué? ¿Cuántas devoluciones se deben a errores en la preparación de pedidos? Incluir una pequeña encuesta puede darte mucha información útil. Úsala para mejorar procesos, tratando de minimizar el número de devoluciones. Cuando menos tengas que gestionar, más sencillo será y ocasionará menos gastos.
  2. Optimiza el proceso logístico. Analiza de qué manera puedes ahorrar recursos. Quizá puedas proponer devoluciones en tienda física u ofrecer algún incentivo a cambio de flexibilidad en la recogida. Las soluciones son distintas en función de cada empresa.
  3. Inclúyelo en tu estrategia de marketing. Especialmente si tienes implantado un sistema de logística inversa de residuos. Cada vez los consumidores están más concienciados de la importancia de reducir el impacto ecológico con acciones de logística verde. Puedes rentabilizar tu logística interna haciendo que forme parte de tu imagen de marca y atrayendo a usuarios concienciados con el cuidado del planeta. 
  4. Cuida la comunicación. El cliente quiere saber qué ocurre con su reclamación, especialmente si está insatisfecho con su compra. Es muy importante gestionar este proceso de forma impecable, ofreciendo información a tiempo real del estado de su devolución, siendo ágiles en los trámites y ofreciendo una atención personalizada.Una devolución no implica perder al cliente, es más, puede fidelizarlo si recibe una atención correcta.
  5. Recupera valor. Muchos de los productos que vienen de vuelta pueden recuperarse para la venta, si no en las mismas condiciones, quizá en un apartado de outlet por un precio menor. No hay por qué desechar productos solo por una tara menor o un embalaje deficiente. Aún pueden tener una larga vida.

 

¿Cómo te ayuda un SGA con la gestión de la logística inversa?

En un almacén, la gestión de la mercancía devuelta implica horas de trabajo, personal específico para ocuparse de las tareas manuales y administrativas.

¿Cómo se puede organizar para que sea un proceso eficiente?

Un software de gestión de almacén o SGA capaz de organizar ese flujo de retorno, sin interferir con la actividad habitual del almacén, es la solución más práctica (aquí te explicamos cómo elegir un buen proveedor de SGA). 

El SGA puede gestionar el registro de cada producto devuelto, clasificarlo según el motivo de la devolución y asignarle su próxima ubicación, ya sea para ser reparado, reciclado o puesto de nuevo a la venta.

 

Da el primer paso para optimizar tu logística inversa

Si ya tienes claro que es un proceso que debes mejorar, entonces no hay tiempo que perder. El primer paso que te proponemos es el más sencillo: ponte en contacto con nosotros.

Nuestro equipo analizará tu caso y te propondrá soluciones tecnológicas, capaces de optimizar todos tus procesos. ¿A qué esperas para mejorar?