Almacén farmacéutico

¿Cómo es un almacén de productos farmacéuticos?

El almacén farmacéutico es solo un eslabón de una gran cadena logística que permite que, cuando un paciente necesita un medicamento, pueda tenerlo a su disposición en un tiempo razonable y en óptimas condiciones. 

Si ya las cadenas logísticas son complejas, aún lo son más las que tienen que cumplir estrictas normativas para garantizar la seguridad y la trazabilidad de un tipo de productos que, habitualmente, requieren condiciones especiales de almacenamiento y transporte.

Controlar la temperatura, la luz, la humedad. Evitar la contaminación cruzada, vigilar las caducidades, extremar las condiciones de higiene y desinfección… Todo eso en una cadena de suministro fuertemente globalizada, en la que es habitual producir en un país y fabricar en otro a miles de kilómetros de distancia.

Por si fuera poco complejo, durante la pandemia hubo que hacer todo esto, además, en condiciones extremas y soportando una demanda sin precedentes.

¿Quieres saber más sobre la logística asociada a los medicamentos? Hoy te hablamos de los almacenes farmacéuticos.

 

Estas son las 3 claves más importantes de un almacén farmacéutico

En España, las condiciones que debe cumplir cualquier almacén que dé servicio a la industria farmacéutica están reguladas por ley (RD 2259/1994), aplicable a aquellos establecimientos dedicados a la obtención, conservación, suministro o exportación, tanto de medicamentos para uso humano como de sustancias susceptibles de formar parte de un medicamento elaborado por un laboratorio farmacéutico. 

La cadena de suministro de productos sanitarios consta de distintos eslabones, y cada uno de ellos tiene una normativa propia. De ese modo se garantiza la correcta manipulación de los medicamentos y se protege su calidad. 

Pero todos esos eslabones deben observar las llamadas Buenas Prácticas de Almacenamiento y de Distribución: Good Storage Practices (GSP) y Good Distribution Practices (GDP), pautas comunes establecidas por la Organización Europea del Medicamento y que establecen cuáles son los estándares mínimos para garantizar la seguridad de los productos farmacéuticos que se mueven en el seno de la Unión Europea. 

Estas son las 3 condiciones principales que debe cumplir un almacén farmacéutico:

 

1. Autorización como establecimiento sanitario

En primer lugar, este tipo de almacenes o establecimientos de distribución al por mayor, son considerados establecimientos sanitarios a todos los efectos y necesitan una autorización sanitaria para iniciar la actividad. 

Esta autorización la conceden las autoridades tras comprobar que el establecimiento reúne las condiciones necesarias para garantizar la conservación de los productos, sin contemplar la fabricación ni la dispensación al público.

 

2. Dirección cualificada

El almacén debe contar con un director técnico que garantice la seguridad de todas las operaciones que se lleven a cabo en la instalación. Según establece la legislación, debe estar licenciado o graduado en Farmacia y su cometido es velar por la observación de las Buenas Prácticas que establece la Unión Europea, así como las diferentes normativas que se apliquen en cada instalación en concreto.

 

3. Instalaciones del almacén

Deben reunir las condiciones adecuadas y contar con personal cualificado para las diferentes tareas. 

El diseño del espacio de almacenamiento permitirá una separación correcta entre los distintos elementos, diferenciando entre medicamentos, sustancias medicinales y demás productos farmacéuticos.

Es importante que las dependencias cuenten con zonas diferentes para albergar con seguridad:

  • Medicamentos y sustancias que necesiten condiciones especiales (por ejemplo, de temperatura).
  • Medicamentos y sustancias estupefacientes, sustancias psicotrópicas muy activas, sustancias peligrosas, inflamables, explosivas, etc.
  • Medicamentos y sustancias caducadas.
  • Medicamentos y sustancias en cuarentena o rechazadas.

Cada área estará acondicionada para que los productos se puedan colocar separados y clasificados, en zonas acondicionadas según las necesidades de cada producto relativas a la temperatura, humedad o exposición a la luz.

La manipulación de productos ha de llevarse a cabo en un área diferente a la de almacenamiento, para evitar la contaminación cruzada.

Además, habrá un laboratorio preparado para hacer análisis cuando sea necesario para el control de los productos.

Todas las operaciones que se llevan a cabo en un almacén farmacéutico tienen que estar orientadas a garantizar la seguridad, de ahí que la exigencia en este tipo de espacios sea máxima tanto en lo relativo a las instalaciones como la capacitación del equipo humano.

 

Un Sistema de Gestión del Almacén (SGA) para mantener el control

Definitivamente, implantar un SGA y adaptarlo a las características de cada almacén en particular es la única manera de poder mantener todas las variables bajo control. 

En muchas ocasiones hemos hablado de la importancia de abandonar los caducos sistemas más o menos manuales de gestión de almacén y pasar a otros que incorporen nuevas tecnologías, digitalicen sus sistemas y automaticen los distintos procesos. Pero cuando se trata de llevar el control de almacenes de productos con requerimientos especiales, con más razón.

El SGA es la forma de tener el control de todos los procesos en tiempo real, facilitar información actualizada en cualquier momento, garantizar la trazabilidad de la mercancía, y coordinar las actividades propias de cualquier almacén, como la recepción de productos, ubicación de las existencias, control del inventario, gestión del picking, registro de las expediciones, etc.

¿Te gustaría conocer más detalles? Ponte en contacto con nuestro equipo y pregunta por nuestro SGA TWO. Estaremos encantados de responder a todas tus preguntas.

Inventario fantasma

Inventario fantasma: el misterio del stock desaparecido

¿Qué pasa cuando el sistema de gestión de tu almacén te indica que hay una mercancía disponible y, al ir a retirarla, no está? Sí, eso ocurre a veces. En esos casos hablamos de inventario fantasma, un “agujero” en la gestión que puede hacer mucho daño a tu empresa.

Es uno de esos misterios de almacén que conviene tener bajo control. Hoy vamos a ver qué es el inventario fantasma y cómo puedes evitar llevarte sustos cuando vas a por una mercancía que… ¡se ha esfumado!

 

Qué es el inventario fantasma y por qué es un problema para un almacén

El inventario fantasma es aquel que figura en los registros del sistema pero que no está disponible en las estanterías, es decir, por la razón que sea, no es posible encontrar esa mercancía porque no existe. 

El inventario fantasma es un problema precisamente por eso, porque es… fantasma. Es indetectable hasta el momento en que se necesita. Cuando tenemos constancia de que una mercancía se agota, se puede programar su reposición. El problema surge cuando los registros no tienen datos reales sobre un producto y entra un pedido… 

¿Qué pasa entonces? Pues que el operario, al ir a buscar los artículos, se encuentra con que no hay o las existencias no son suficientes para atender la orden. Y no solo se pierde la venta, sino también la confianza del cliente o el usuario (si se trata de un ecommerce): a nadie le gusta que le primero le digan que sí y luego que no.

Si el almacén forma parte de la cadena de suministro de una factoría, es posible que incluso se llegue a detener la producción. El daño tanto económico como en términos de credibilidad, puede ser importante. 

Otro punto a tener en cuenta es que la existencia de un inventario fantasma altera las estimaciones del almacén. Las métricas o KPI brindan una información importante para hacer predicciones y llevar el control del stock. Si están alteradas o falseadas, se pueden tomar decisiones erróneas. 

De ahí la importancia de tener siempre acceso a datos fiables y actualizados para poder gestionar correctamente un almacén.

 

¿Cómo se puede evitar tener un inventario fantasma?

Hay múltiples razones por las que se puede acabar generando un inventario fantasma. Una posibilidad es que se hayan producido uno o varios robos que no hubieran sido detectados, pero habitualmente se debe a algún tipo de error humano: 

  • registros incorrectos
  • fallos en la reposición de productos
  • inventarios periódicos mal realizados
  • cambios de ubicaciones que no fueron registrados, etc.

Este tipo de errores son propios de sistemas de gestión de almacén inadecuados, generalmente los métodos tradicionales de gestión en papel. Si el control se lleva a mano y con hojas de cálculo, es fácil que el inventario fantasma pase desapercibido. 

El problema es mayor cuanto más grande es el almacén: a mayor número de referencias, más compleja (e inexacta) es la gestión tradicional.

Realmente, hoy por hoy solo hay una forma de evitar estos sustos y todos los problemas derivados, y es implementar soluciones tecnológicas para recoger y procesar la información del almacén. 

Nos referimos a eliminar definitivamente la gestión manual de procesos y dar el salto hacia la digitalización, implementando un software de gestión de almacén que permita trackear las existencias de manera fiable.

¿Cuál sería, entonces, la solución? Depende de las características de cada almacén, pero en líneas generales pasaría por implantar un SGA para llevar el control de toda la logística de almacenamiento. 

Nuestro SGA TWO es uno de los mejores softwares de gestión de almacén que se pueden encontrar ahora mismo en el mercado. Garantiza el suministro para evitar paradas de producción o paradas logísticas, evita errores y retrasos en las entregas, optimiza el espacio y reduce costes de almacenamiento, etc.

Además, tiene la ventaja añadida de que es un software intuitivo, con una interfaz sencilla que los trabajadores aprenden enseguida a manejar. Antes de lo que imaginas, la digitalización de tu almacén será un hecho.

Posiblemente sea interesante implementar otros sistemas de control de las referencias, como por ejemplo implementar etiquetas RFID, con seguimiento por radiofrecuencia, para garantizar la trazabilidad de la mercancía.

Con este sistema, no es necesario hacer lecturas artículo por artículo, acercando manualmente un dispositivo (como ocurre, por ejemplo, con los lectores de código de barras). Simplemente se instalan lectores en lugares estratégicos que captan la información de las etiquetas incluso estando paletizadas.

 

Mejora la gestión de inventario en tu almacén y olvídate del stock fantasma

Si no quieres más misterios en tu almacén, tienes que avanzar en una gestión digitalizada para llevar un control de datos riguroso.

Y en eso podemos ayudarte, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te ofrecemos soluciones adaptadas a las necesidades de tu empresa. Hablamos cuando tú quieras.

Stock de seguridad

¿Tienes previsto un stock de seguridad en tu almacén?

En un almacén, lo último que queremos es llevarnos sustos con el stock. ¿Y si de pronto hay un pico de demanda inesperado y no tienes mercancía? ¿Y si falla un proveedor habitual y no puedes reponer en la fecha prevista? Para evitar problemas (y posibles roturas de stock) es importante contar con un stock de seguridad.

La idea es sencilla: prever para no lamentar. Pero la ejecución puede no ser tan fácil, ya que calcular el stock necesario en cada caso particular depende de muchos factores.

Hoy vamos a profundizar en este concepto para ayudarte a prevenir este tipo de situaciones. 

 

Stock de seguridad: adelántate a los problemas. Qué es y por qué necesitas tenerlo bajo control

El stock de seguridad es ese extra de mercancía que es conveniente tener en el almacén para estar cubierto frente a cualquier imprevisto: problemas de abastecimiento, huelgas, retrasos con los proveedores, aumento repentino de la demanda, etc.

En todos esos casos, la respuesta al cliente puede verse afectada negativamente por un problema evitable, teniendo un inventario de seguridad.

El principal cometido de un stock de seguridad es evitar tener una rotura de stock, una de las peores situaciones que pueden ocurrir en un almacén, ya que frena la actividad y compromete la confianza de los clientes en la compañía. 

El stock de seguridad garantiza que, cuando se agotan las existencias previstas para un determinado ciclo, el almacén aún puede responder pedidos si se produce un cambio en la demanda con el que no se contaba.

 

3 razones para calcular un stock de seguridad

Tener un stock de seguridad es necesario por numerosas razones. Estas son las 3 principales.

  1. Compensa los pequeños errores de previsión. Las empresas basan sus cálculos en datos históricos y estimaciones. El stock de seguridad sirve para compensar las pequeñas (o no tan pequeñas) variaciones entre la previsión y la demanda real.
  2. Asegura la cadena de suministro. Si tu stock de seguridad está calculado para cubrir incidencias, la cadena no se rompe y nadie tiene que detener su producción o desatender otros pedidos.
  3. Mantiene alta la satisfacción del cliente. Al fin y al cabo, todos los operadores de la cadena logística quieren trabajar sin incidencias.

 

Cómo calcular el stock de seguridad

El problema viene a la hora de echar las cuentas: ¿cuánto stock es razonable acumular como previsión de seguridad? Considerando que el espacio en un almacén es limitado, hay que ser lo más precisos posible en las previsiones.

Hay distintas maneras de calcular el stock de seguridad con cierta fiabilidad, minimizando los márgenes de incertidumbre. 

Muchas empresas optan por la fórmula más simple de todas y multiplican por ciclo, es decir, calculan el stock que necesitan para un ciclo, por ejemplo, de un mes (tomando como referencia el histórico de la empresa) y le añaden dos semanas más de seguridad.

Es una forma de “tener un margen” por si hay cualquier imprevisto, pero el cálculo se puede mejorar mucho. 

Sobre todo, hay que tener en cuenta que no todos los artículos de tu almacén son iguales ni requieren el mismo tratamiento. Una regla fija, como esta que te acabamos de comentar, tiene una efectividad limitada, sobre todo porque cada referencia del inventario tiene un patrón de demanda y rotación único. Así que, si tenemos en cuenta más datos, el cálculo se puede afinar mucho más.

 

>> Si quieres saber más sobre la forma de clasificar el inventario según su nivel de rotación, puedes leer este post en el que te hablamos sobre el sistema ABC para la gestión de stocks.

 

Hoy por hoy, la forma más efectiva de controlar los niveles de stock de un almacén, incluyendo el cálculo del stock de seguridad, pasa por la utilización de un software de gestión de almacén, que garantiza un control preciso de las existencias.

Y, yendo un poco más allá, los modelos predictivos darán un gran salto cuando se normalicen las tecnologías basadas en Inteligencia Artificial, capaces de utilizar el Big Data para optimizar procesos en el sector de la logística y obtener modelos predictivos mucho más precisos.

 

Toma el control total del stock en tu almacén

Determinar los niveles de inventario adecuados es una de las tareas más importantes y más difíciles a las que se enfrentan los gestores de almacenes. Si se tiene demasiado inventario, se inmoviliza el capital y aumentan los gastos de almacenaje. Si no se tiene suficiente, se convive con el riesgo de sufrir una rotura de stock y empeorar el servicio. 

Un software de gestión de almacenes ayuda a gestionar con eficiencia no solo el inventario, sino también otras tareas operativas, automatizando procesos y brindando información en tiempo real sobre el stock disponible.

¿Quieres saber cómo puede ayudar nuestro SGA TWO a mejorar el control de stock en tu empresa? Ponte en contacto con nuestro equipo y resuelve tus dudas.

Gestión multialmacén óptima

Claves para una gestión multialmacén óptima

Una empresa en crecimiento necesita, en ocasiones, gestionar más de un almacén para poder abarcar más y dar mejor respuesta a sus clientes. Eso no tiene por qué complicar las cosas. Solo es cuestión de implementar el sistema adecuado para que la gestión multialmacén se desarrolle de forma coordinada y sin errores.

Sin duda es un reto para cualquier empresa, pero nunca debe ser un freno ante la necesidad de crecer. 

Hoy en día existen las herramientas para hacerlo de forma que la gestión de distintos almacenes o centros logísticos no sea un problema, sino todo lo contrario.

 

Cómo abordar la gestión multialmacén

Como su nombre indica, se trata de administrar las operaciones de dos o más almacenes de forma coordinada y garantizando que todos los procesos se desarrollen con la mayor fluidez posible.

Se trata de gestionarlo todo de manera unificada: 

  • Control de inventario
  • Mantenimiento
  • Adquisición de equipos
  • Control de los indicadores de rendimiento (KPI)
  • Recursos humanos,
  • Recepción y expedición de mercancías, etc.

Para una empresa, tener varios almacenes ubicados estratégicamente hace que resulte más económico y rápido cubrir zonas más amplias, y por tanto las posibilidades de crecimiento se multiplican.

Para que este proceso de crecimiento de la empresa tenga éxito hay que empezar poniendo las bases para una buena gestión. 

Eso pasa por seleccionar la mejor ubicación para cada almacén, en áreas que permitan el ahorro de tiempo y gastos de transporte y buscando el equilibrio con los costes específicos de cada zona (impuestos, etc) y los servicios que ofrezca.

El layout o diseño de cada uno de los almacenes debe estar orientado a facilitar la entrada y salida de mercancías, así como a reducir desplazamientos en el interior del recinto. Si la empresa está en un momento de expansión, es el momento ideal para diseñar correctamente los nuevos espacios y mejorar también los antiguos, en la medida de lo posible. 

Por último, es fundamental implementar el software adecuado, que dé respuesta a las necesidades específicas de la empresa. Y lo haga, además, con un entorno visual intuitivo y de fácil aprendizaje para todos los usuarios. 

>> ¿Conoces nuestro SGA TWO para gestión de almacenes?

 

Un ejemplo práctico: Garcimar

Si quieres saber cómo se desarrolla un proyecto de digitalización y mejora de procesos cuando hay que gestionar más de un almacén, te invitamos a que conozcas un caso práctico. 

Se trata de la intervención de SCM Logística en Garcimar, una empresa del sector de la alimentación que sirve pescados y mariscos congelados en toda España y que cuenta con cuatro centros: Barcelona, Madrid, Málaga y Baleares.

En este caso, se implantaron herramientas de control de stock y mejora de procesos, se integró todo en el ERP de la empresa… y se hizo sin interrumpir el flujo de trabajo de la empresa, que pudo continuar con su actividad mientras se desarrollaba el proyecto. 

Lee aquí el caso práctico de Garcimar: implementación de SGA TWO para el control de procesos de congelados y refrigerados.

Los 5 principales beneficios de la gestión multialmacén

Una vez que implantas el software adecuado, tu empresa puede crecer con confianza, sabiendo que la gestión de la cadena de suministro está coordinada. 

Estas son algunas de las ventajas de una gestión multialmacén optimizada con el software adecuado: 

 

1. Disminución de costes y tiempos de entrega

Con unos niveles de stock adecuados distribuidos en los distintos almacenes, puedes enviar pedidos desde la distancia más corta, reduciendo costes, tiempo y operadores necesarios para que la mercancía llegue a su destino. 

 

2. Gestión fluida del stock

El software multialmacén mantiene al día el inventario y permite tener el control total de las existencias. Además, es posible conocer la ubicación de cada producto en tiempo real y conocer la disponibilidad, de cara a responder a los pedidos de los clientes.

 

3. Capacidad de respuesta ante incidencias o picos de demanda

Disponer de varios almacenes coordinados aporta flexibilidad a la cadena de suministro, ya que si un centro se queda sin existencias o se entra un pedido que excede el stock calculado, es posible responder desde otra ubicación sin hacer esperar a los clientes. 

 

4. Ventaja frente a otros competidores

La posibilidad de atender pedidos más rápidamente y sin demoras por stock insuficiente, mejora la experiencia del cliente y contribuye a fidelizarlo.

 

5. Gestión en una plataforma única

La comodidad de implantar un software multialmacén facilita la visualización de todas las variables. Así, es posible conocer el nivel de stock en otros centros a tiempo real, programar traslados de un almacén a otro para redistribuir existencias o coordinar mejor los pedidos a proveedores.

 

No pongas techo a tu empresa: te ayudamos con la gestión multialmacén

La forma de crear un sistema fiable para gestionar varios almacenes es utilizando las soluciones tecnológicas disponibles. Hoy por hoy, es la única manera de abordar la complejidad de un reto logístico de estas características de forma eficiente. 

Con un sistema de gestión multialmacén eficaz puedes tener todas las ventajas que te aporta disponer de varios centros de distribución y seguir ampliando operaciones en la medida que tu negocio crece.

Si tu empresa está en un momento de crecimiento, podemos ayudarte a planificar de la mejor manera posible. Ponte en contacto con nuestro equipo y hablemos de tu proyecto.

Lead time en logística de almacén

Lead time: ¿qué es y por qué es importante en la logística de almacén?

¿Cuánto tardas en responder a los pedidos de un cliente? Si no lo tienes claro o estás pensando en responder algo tipo “depende”, entonces te interesa conocer el concepto de lead time para aplicarlo en tu almacén y controlar los tiempos de los procesos logísticos.

Desde que entra una orden de pedido hasta que la mercancía sale del almacén con destino al cliente final, hay un ciclo que consta de distintos pasos, en función de la organización logística interna de cada empresa. 

Gestionar bien los tiempos de ese ciclo de entrada y salida supone todo un reto. Es lo que conocemos como lead time, y hoy queremos explicarte por qué es tan importante y cómo puedes tenerlo siempre bajo control.

 

Qué es el lead time y cuáles son los 2 tipos de lead time que tienes que conocer

Que los tiempos de producción o entrega son variables, es un hecho. Otra cosa muy distinta es que estén (o no) bajo control y se pueda prever cuál va a ser el margen de respuesta, de cara a ofrecer un mejor servicio a los clientes.

En logística, el lead time es la cantidad de tiempo que transcurre desde el inicio de un proceso hasta que se finaliza. Esta definición genérica se refiere a cualquier tipo de proceso, de los muchos que son necesarios para que funcione la supply chain.

Podríamos decir que existe un lead time general, que abarcaría desde el comienzo del proceso de producción hasta la entrega de la mercancía al cliente final. 

Pero es un ciclo demasiado amplio, por lo que lo habitual es dividirlo en procesos más reducidos para tener un mejor control sobre los lead time parciales de la cadena. 

En este post nos interesa centrarnos en la logística de almacén, por lo que vamos a desglosar los 2 tipos de lead time más habituales a los que debes estar atento:

 

Lead time de entrega

O delivery lead time, que se refiere al transcurrido desde que entra un pedido de un cliente hasta que es expedido. Durante ese ciclo se realizan distintas actividades, como por ejemplo:

  • Recepción de las órdenes de entrada
  • Picking de la mercancía para completar la orden
  • Packing, o preparación de los productos con el embalaje apropiado para que puedan ser expedidos (pincha aquí para conocer las diferencias entre picking y packing).
  • Expedición y transporte, para que el pedido llegue al cliente.

Mejorar la gestión para acortar los tiempos de este ciclo es señal de una gestión de almacén eficiente, y proyecta una buena imagen de la empresa.

El cliente valora como experiencia positiva que el tiempo transcurrido desde que hace el pedido hasta que lo recibe, sea lo más corto posible. 

 

Lead time de suministro

También llamado supplier lead time. Se refiere al tiempo que transcurre desde que el almacén, después de detectar que hay poco stock de un producto o mercancía, envía una orden al proveedor y recibe el pedido.

Este lead time es importante porque de ello depende la gestión del inventario. Es decir, controlando cuánto tarda cada proveedor en dar respuesta a un pedido, podremos saber hasta qué nivel mínimo puede caer el stock sin correr riesgos.

Es importante tener siempre muy presente que la cadena de suministro es justamente eso: una cadena. Por tanto, si en tu almacén estás haciendo un esfuerzo de gestión para tener el lead time bajo control, también es importante que trabajes con proveedores eficientes que estén en la misma dinámica que tu empresa y con los que exista una sinergia positiva.

Míralo así: tu lead time de suministro es el mismo que el lead time de entrega de tu proveedor, y también a él le interesa dar servicio en el menor tiempo posible. 

Por eso, el proveedor habitual debería, por ejemplo, anticiparse a los pedidos y tener stock suficiente disponible para cuando entre una orden. Para tu empresa, eso facilita la predicción de la demanda en almacén, o demand planning y saber con cuánta antelación tienes que hacer los pedidos.

De ahí la importancia de trabajar con partners de confianza, implicados en mejorar sus resultados tanto como tu empresa.

 

Un SGA eficiente, la clave para optimizar el lead time

Gestionar el lead time de manera eficiente mejora la rentabilidad de tu empresa. Una de las ventajas que se aprecian más rápido es que se minimiza la necesidad de tener stocks muy abultados para prever picos de demanda, con los gastos adicionales que ello conlleva.

Y manejar tiempos de entrega reducidos, incluso más ajustados que los de tus competidores,  es básico para mantener la confianza de tus clientes.

¿Cómo conseguirlo? Analizando a fondo todos los procesos logísticos necesarios para preparar y expedir pedidos. Hay que medir los tiempos, detectar los cuellos de botella e implementar mejoras en cada punto.

Si te parece complicado, has de saber que no lo es, siempre que utilices las herramientas digitales adecuadas. En este caso, un sistema de gestión de almacén es fundamental.

Y con eso podemos ayudarte, porque disponemos de uno de los SGA más eficientes del mercado. 

Te invitamos a conocer Nuestro SGA TWO, pensado, entre otras cosas, para evitar errores y retrasos en las entregas. ¿Te lo presentamos? 

Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contarnos qué quieres mejorar en tu almacén.

Premios Tecnología SXXI SGA SCM

SCM Logística, galardonada en los V Premios Tecnología Siglo XXI (2022)

¡Nos han premiado!, y queremos compartirlo contigo. El pasado 18 de mayo fuimos a Madrid a recoger un galardón en los V Premios Tecnología Siglo XXII. Nuestro SGA TWO, fue reconocido como una de las soluciones tecnológicas más relevantes del año.

Además, pudimos conocer otras iniciativas innovadoras, en sectores muy diferentes. En conjunto, una jornada muy positiva, en la que pudimos ser partícipes de los avances tecnológicos más relevantes con sello español. 

SGA TWO: una de las mejores soluciones tecnológicas del año

No lo decimos nosotros, lo dicen los V Premios de Tecnología Siglo XXI que se han otorgado este año, en reconocimiento a las soluciones tecnológicas más interesantes que se desarrollan en este momento en España.

Nuestro software de gestión logística, especializado en almacenes, SGA TWO, fue uno de los 27 productos tecnológicos premiados. 

Una forma de reconocer el trabajo realizado durante años, que ha dado como fruto un SGA capaz de reducir al mínimo los errores de gestión, los retrasos en las entregas y las roturas de stock, así como favorecer una respuesta rápida y eficaz a las exigencias cada vez mayores de la cadena logística.

En el evento, se reconoció además la capacidad de SCM Logística para implantar soluciones integrales en empresas del sector logístico y WMS para distribuidores y fabricantes. 

También se destacó nuestra trayectoria, de más de dos décadas, la profesionalidad de nuestro equipo y su capacidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada proyecto.

 

Qué son los Premios Tecnología Siglo XXI

Se trata de un certámen organizado por El Suplemento, una entidad orientada a visibilizar tanto a pymes como a grandes empresas tecnológicas de todos los sectores.

En su V edición, ya son unos galardones consolidados como el evento tecnológico del año, que convoca a los mejores profesionales y los proyectos más destacados.

Para nosotros ha sido una ocasión única, no solo para dar a conocer uno de nuestros mejores productos, el SGA TWO, sino también para interactuar con otros profesionales, compartir ideas, conocer otros proyectos y, en definitiva, tomarle el pulso de una manera cercana al sector tecnológico de nuestro país.

Entre los premiados hay muchas empresas que, como SCM Logística, han tenido que superar trabas y adversidades para adaptarse a una demanda muy cambiante, y a unos tiempos en constante evolución.

Nuestro socio fundador, Álex Galisteo, compartió que “fue un evento muy ameno, tanto gracias a la organización como a los invitados, todos ellos pertenecientes a empresas que han alcanzado grandes logros”. 

Así mismo, subrayó que es un premio que compartimos todos los trabajadores presentes y pasados de SCM Logística, gracias a cuyo esfuerzo hoy podemos considerarnos una empresa líder en nuestro sector.

La ceremonia de entrega de premios se celebró en el Hotel The Westing Palace, de Madrid, y permitió, en su posterior cena de gala, que los galardonados compartiésemos experiencias de nuestros respectivos sectores de actividad. 

 

27 empresa tecnológicas galardonadas

Fueron 27 las empresas seleccionadas en esta gala 2022, pertenecientes a sectores diferentes, pero todas ellas fuertemente implicadas con el desarrollo tecnológico, con proyectos basados en I+D, Business Intelligence e Inteligencia Artificial, así como propuestas para ámbitos como el eCommerce, la ciberseguridad, la identificación digital, la facturación electrónica o las telecomunicaciones, entre otros. 

Muchas de las soluciones tecnológicas presentadas estaban enfocadas, como nuestro SGA TWO, a la optimización de la gestión, la digitalización de procesos y las propuestas de automatización.

 

Conoce más de cerca nuestro recién premiado Software de Gestión de Almacén TWO

Nos encantaría contarte más. Aunque llevamos más de 20 años trabajando en el desarrollo y evolución de SGA TWO y otros productos digitales, nos ilusiona como el primer día poder ofrecer soluciones a las empresas que necesitan avanzar.

Y lo hacemos de una manera cercana, facilitando los procesos de análisis, desarrollo e integración de nuestros productos. Te invitamos a que conozcas la experiencia de otras empresas, como Aquarius Cosmetic, INOXPA, Montana Colors o Garcimar.

Si quieres conocernos y que hablemos de tu proyecto concreto, solo tienes que decírnoslo. Ponte en contacto con nuestro equipo y ¡hablamos!

Premios tecnología SGA SCM
Aquarius implantación SGA SCM portada

[Caso práctico] Aquarius Cosmetic: cuando el crecimiento pasa por la digitalización

Para una empresa en crecimiento, una nueva ubicación implica cambios importantes, tanto organizativos como de gestión. En el caso de Aquarius Cosmetic, la transición de un almacén convencional a una gran plataforma logística que diese respuesta a sus necesidades actuales, pasó por la implantación del SGA-TWO de SCM Logística.

El cambio ha marcado un antes y un después en la historia de esta empresa familiar, fundada hace 25 años en Gurb (Barcelona) y que hoy exporta sus productos a más de 56 países.

Con los nuevos sistemas de gestión, la empresa tiene las herramientas adecuadas para continuar creciendo.

Nos gustaría contarte cómo les hemos ayudado a hacerlo. 

Aquarius implantación SGA SCM empresa

Aquarius Cosmetic: más rendimiento, menos errores

Hoy, ya en su centro de Les Masies de Voltregà (Barcelona), que se suma a las antiguas instalaciones de Gurb, comprueban día a día los beneficios de haber mejorado sus procesos, con la colaboración de SCM.

El cambio de ubicación suponía multiplicar por cinco tanto la superficie útil como la capacidad de almacenaje de palets. Las nuevas instalaciones aúnan áreas administrativas y comerciales con un gran parque logístico, con más de 10.000 m2, 7 muelles de carga y capacidad para 12.000 palets.

Aquarius implantación SGA SCM almacén

Más allá de eso, implicaba también una casuística muy diferente a la de la etapa anterior, por lo que la digitalización de procesos era imprescindible. Por tanto, la dirección buscó a un partner de confianza que les ayudase a hacer la transición desde un almacén convencional a una plataforma logística de grandes dimensiones.

Es en ese punto cuando deciden contar con SCM Logística e implantar el SGA TWO.

Xavi Bermejo, director de Logística, explica cuáles eran los objetivos de la empresa antes del cambio y cómo ha mejorado el funcionamiento actualmente.

 

¿Qué hacía falta mejorar en la empresa cuando contactasteis con SCM?

Por un lado, era imprescindible reducir las incidencias en la preparación de pedidos. Para nosotros, la rapidez y la ausencia de errores es un valor añadido que aportamos a nuestros clientes. Hoy, los errores de picking se han reducido en un 35%.

Aquarius implantación SGA SCM picking

También necesitábamos mejorar el control del stock. Ahora el sistema nos permite tener todo el material localizado en el almacén. Sabemos, en tiempo real, dónde está cada referencia, la ubicación de cada lote o el estado de cada pedido.

Otro punto muy importante ha sido abandonar definitivamente la gestión en papel, con los tradicionales listados, y pasar a sistemas automatizados basados en la radiofrecuencia.

Como consecuencia de estos y otros cambios, hemos mejorado la eficiencia y la productividad, tanto del almacén como de las oficinas.

Aquarius implantación SGA SCM radiofrecuencia

El SGA-TWO se integró en el ERP actual (SAGE 2000). De esto se encargaron los consultores BTIC, partners de SCM. ¿Cómo fue este trabajo?

Precisamente, cuando iniciamos el proyecto una de nuestras mayores preocupaciones era si el ERP se integraría bien con el nuevo SGA. En ese sentido, la solución que nos ofreció SCM, con la colaboración de su partner BTIC, funcionó perfectamente. 

Ambas empresas colaboraron desde el primer minuto. Ha habido buena comunicación, entendimiento, y agilidad a la hora de ir adaptándose a los requerimientos que iban surgiendo en el día a día. 

 

¿Cómo funciona ahora el nuevo almacén?

Hemos mejorado nuestro proceso productivo. Ahora mismo tenemos una capacidad de descarga de diez contenedores marítimos diarios. En cuanto se recibe la mercancía, los operarios generan Unidades de Almacenamiento (UA) que identifican cada palet y aseguran la trazabilidad. El sistema guía todo desde el inicio.

En cuanto a la preparación de pedidos, en las instalaciones actuales disponemos de carretillas trilaterales con preselectores de ubicación, y todo ello está vinculado con el programa. De este modo, optimizamos todos los recorridos dentro del almacén.

Aquarius implantación SGA SCM trilateral

Por otra parte, el sistema asigna a cada operario solo aquellas las tareas que puede realizar de forma óptima. La carga de trabajo se reparte mediante un sistema de pools, de manera que se asigna más personal a las tareas más prioritarias: preparación de pedidos, preparación de órdenes de producción, etc.

Eso nos ha permitido optimizar el rendimiento de cada trabajador hasta en un 40%, con referencia a la productividad del almacén anterior.

 

¿Cuáles son las principales mejoras que notan en el día a día?

Gracias a la implantación del TWO, disponemos de algo muy importante: datos del almacén.

Hasta ahora trabajábamos sin datos reales de productividad, movimientos/hora, expediciones/hora, y otros parámetros. Gracias al programa y al trabajo con pools, podemos gestionar mejor los recursos que tenemos, somos más polivalentes y tenemos más flexibilidad para adaptar el día a día a las necesidades que nos iban marcando nuestros clientes.

Aquarius implantación SGA SCM datos BI

Tras este proceso, Aquarius Cosmetic está buscando la mejora constante. ¿Cuáles van a ser sus siguientes pasos?

Una mejora que hemos previsto para el futuro es el picking por voz, ya que prevemos que, al no tener que llevar terminales, podremos aumentar más de un 25% la productividad del personal. Trabajaremos mejor, más rápido y con más seguridad.

 

¿Qué es lo que más destacaría del trabajo de SCM?

La flexibilidad del equipo durante todo el proyecto. Se volcaron 24/7 con la empresa, y brindaron soporte tanto presencial como telemático cuando fue necesario. Además, llevan a cabo un proceso educativo para formar al personal que a nosotros nos ha ayudado mucho. 

Yo recomendaría SCM a cualquier empresa que busque un partner cercano, flexible y con capacidad para adaptarse al día a día de la empresa. 

 

¿Quieres ser nuestro próximo caso de éxito? Ponte en contacto con SCM y estudiamos tu situación para proponerte soluciones a medida. 

Gestión Incidencias Almacén

Pautas para mejorar la gestión de incidencias en tu almacén

Por muy bien que funcione la cadena logística, no está exenta de riesgos. Algunas empresas gestionan operaciones en las que intervienen tantos factores que, en ocasiones, la cadena falla. ¿Qué hacer cuando eso sucede? Depende de cada caso, pero hoy te facilitamos algunas pautas interesantes para gestionar las incidencias en tu empresa.

Porque, si bien no todas las incidencias se pueden evitar (muchas sí), lo que marca la diferencia es cómo se gestionan para minimizar las consecuencias. 

Veamos cómo hacerlo.

 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de gestión de incidencias?

En cualquier empresa, una incidencia es cualquier suceso que afecta de manera relevante a las actividades habituales o incluso las interrumpe temporalmente. 

En el caso de la logística de almacén, hablamos de incidencia cuando se produce un fallo en algún punto de la cadena de suministro que repercute en la calidad del servicio. 

Hay muchísimos tipos de incidencias. Piensa por ejemplo en estas situaciones:

  • Que un proveedor no te sirva la mercancía que estabas esperando y no puedas completar pedidos para tus clientes.
  • Que se produzca un incendio o una fuga de agua en tu almacén y se pierda mercancía.
  • Que recibas un pico de pedidos y no tengas mercancía suficiente (en este caso hablaríamos de rotura de stock).
  • Que se produzca un fallo informático y se pierda información importante por no tener un backup bien gestionado.
  • Que se averíe una máquina por desgaste, falta de un plan de mantenimiento o fin de su vida útil, y tengas que detener o ralentizar la actividad.

Y podríamos seguir enumerando distintas situaciones que se pueden producir en un almacén. 

La mayoría de incidencias pueden evitarse, anticipándose con una buena organización. Otras están fuera de tu control. Hablamos por ejemplo de una huelga de transporte, una situación de desabastecimiento global, un desastre natural, o causas macroeconómicas que no está en tu mano gestionar. 

Lo que sí está en tu mano, ocurra lo que ocurra, es tener preparado un buen sistema de gestión de incidencias que resuelva lo sucedido lo antes posible o, al menos, minimice los daños.

 

¿Hay incidencias recurrentes en tu empresa? Atención a las causas

Cuando se produce una incidencia es importante hacer el seguimiento oportuno para determinar las causas y revisar el funcionamiento interno, sobre todo si se repiten con determinada frecuencia.

Si es necesario, se deben establecer nuevos protocolos que eviten que suceda de nuevo. ¿Cuáles son las causas más frecuentes de las incidencias?

  • Mala comunicación entre distintos operadores: o incluso, dentro de la misma empresa, entre departamentos. Pueden producirse fallos en la transmisión de informaciones importantes que derivan en fallos en la cadena.
  • Procesos ineficientes: una empresa que funciona con un diseño de procesos no optimizado, no solo pierde dinero, sino que se expone a incidencias constantes en su funcionamiento. Aquellas que desarrollan un mapa de procesos bien estructurado, dan un salto adelante en calidad.
  • Errores humanos: sobre todo en almacenes que todavía no han abordado su proceso de digitalización y controlan muchas tareas de forma manual. En esos casos, son frecuentes las equivocaciones debidas a fallos de algún trabajador.
  • Falta de formación: en ocasiones, la escasa preparación de algún operario puede ocasionar incidencias en el centro de trabajo.
  • Recursos insuficientes: por ejemplo, cuando no se cuenta con la maquinaria recomendada para realizar determinadas labores. En esos casos no solo se pierde eficiencia, sino que se crea un escenario propicio para que se produzcan incidencias.

 

Una correcta gestión de incidencias, señal de un servicio de calidad

Como te imaginarás, es muy difícil dar una única fórmula para gestionar las incidencias que se pueden producir en un almacén. No obstante, queremos ofrecerte algunas indicaciones básicas que pueden ayudarte a resolver las situaciones más comunes con las que te puedes encontrar.

Recuerda que el objetivo es minimizar el impacto que pueda causar lo sucedido y que se retome rápidamente el servicio de calidad. 

¿Cuáles son los pasos básicos para una correcta gestión de incidencias? Toma nota:

  1. Detección: es fundamental tener un sistema que permita tener conocimiento inmediato de la incidencia. El tiempo es clave y lo mejor es reaccionar cuanto antes.
  2. Registro: cualquier anomalía en el funcionamiento de la cadena debe quedar registrado, con todos los datos importantes y de manera protocolizada. Es la única forma de poder hacer un seguimiento correcto.
  3. Valoración: como vimos en los ejemplos que nombramos unos párrafos más arriba, hay muchos tipos de incidencia. No es lo mismo que se rompa una máquina, que no llegue un transporte o que se reciba la queja de un cliente. La resolución depende del tipo de incidencia.
  4. Resolución: es importante poner los medios para que todo se resuelva en el menor tiempo posible, para eso la empresa ya debe tener previsto un protocolo básico para saber cómo actuar en ese tipo de situaciones.
  5. Seguimiento: es importante cerrar la incidencia una vez ha sido solucionada, tras haber hecho el seguimiento de todos los pasos.

Tener una estrategia bien estructurada y prevista de antemano, que contemple los supuestos más habituales, puede evitar que pierdas mucho tiempo y dinero improvisando soluciones.

 

¿Un software puede ayudarte a gestionar incidencias?

Por supuesto. En el abanico de soluciones de automatización disponibles en el mercado, hay herramientas diseñadas para facilitar esta tarea. Estableciendo un sistema de alertas y seguimiento, es posible controlar el impacto negativo y que la actividad no se vea comprometida.

Tener el control total de todos los procesos de almacén también contribuye a reducir el número de incidencias.

Si ya has instalado un Sistema de Gestión de Almacén, seguro que lo has comprobado. Y si no, te invitamos a que pruebes nuestro SGA TWO, uno de los softwares más eficientes del mercado, enfocado 100% a la gestión de almacén. ¿Quieres conocerlo? Llámanos, y te lo presentamos.

Rotura de Stock

Rotura de stock: qué es y cómo puede evitarse

Que te llegue un pedido y no tengas mercancía para atenderlo, es una de las situaciones que no quieres vivir en tu almacén. Una rotura de stock ofrece una mala imagen de la empresa y provoca descontento en el cliente que no recibe lo que ha pedido. 

Las consecuencias pueden ser importantes para tu negocio, sobre todo si el problema se repite en más de una ocasión.

Por eso hoy queremos abordar la ruptura de stock y, sobre todo, decirte qué puedes hacer para que no suceda en tu empresa.

Veamos cuáles son las claves.

 

Qué es la rotura de stock: causas y consecuencias

La rotura o ruptura de stock es una alteración en la cadena de suministro que se produce cuando la empresa no tiene mercancía suficiente de uno o varios productos y no puede responder a los pedidos de sus clientes.

Existen roturas de stock totales, cuando el pedido completo no ha podido ser servido al cliente. Y también roturas de stock parciales, cuando solo se puede completar una parte del pedido.

Sea como sea, es algo que no queremos que suceda en ningún caso, por las implicaciones negativas que tiene para la empresa. 

Generalmente, la primera consecuencia es un aumento de los gastos. Si no se dispone de un producto quizá haya que comprarlo rápidamente a un proveedor con el que no tenemos relación previa, a un precio más elevado y, posteriormente, hacer un envío urgente para que el cliente lo reciba.

En el peor de los casos, puede suponer que el cliente afectado considere que tu empresa es poco eficiente y retire su confianza. Perder clientes es una de las consecuencias más graves que pueden derivarse de una rotura de stock.

 

Por qué puede producirse una rotura de stock

Hay muchas razones posibles. Algunas de ellas son difíciles de prever, por ejemplo, las que tienen que ver con las tensiones de la cadena de suministro a nivel global, como ha sucedido en los últimos meses debido a problemas globales en la cadena de suministro (la crisis del canal de Suez, la escasez de contenedores, y otras situaciones). 

Tampoco son fáciles de prever situaciones puntuales, como puede ser una huelga en el sector del transporte que provoque retrasos en los suministros que esperas recibir.

Aunque puede haber margen de mejora en ese tipo de previsiones, la realidad es que no están en tu mano. Por tanto, lo recomendable es comenzar por lo que sí depende de tu gestión, ya que tienen que ver directamente con la organización interna de tu almacén.

En este apartado sí es posible revisar y hacer los ajustes necesarios para optimizar todos los aspectos posibles. Y así, estarás alejando la posibilidad de una rotura de stock. 

 

Claves para evitar una rotura de stock

Conseguir calcular el stock óptimo es uno de los retos más importantes de cualquier gestor logístico. 

No es fácil hacerlo. Hay que tener en cuenta que, si quieres cubrirte las espaldas y tener una previsión amplia, los costes de almacenamiento aumentan.

Esa es la razón por la que muchas empresas limitan sus inventarios y tratan de calcular cuál es el stock mínimo con el que deben contar para sostener su actividad.

Como verás, es un cálculo delicado, que puede verse alterado por distintos factores.

Por eso no hay una sola fórmula para evitar una rotura de stock, sino una combinación de varias. 

La rotura de stock se evita mejorando diversas acciones que repercuten directamente en la calidad del sistema de gestión de almacén. 

 

Revisar la rotación de productos

Es posible que haya errores de cálculo y es necesario identificarlos. Por ejemplo, mercancías calificadas como de baja rotación cuya demanda ha variado con el tiempo, y por tanto deben clasificarse como rotación media o alta.

Esa revisión permitirá actualizar los datos, mejorar la gestión del inventario y, posiblemente, prevenir futuros desabastecimientos.

 

Diversificar proveedores

En los últimos tiempos esto es fundamental. Los problemas globales de abastecimiento han afectado a muchas pequeñas y medianas empresas, que de la noche a la mañana se han encontrado con que sus proveedores tampoco disponían de mercancía.

La cadena de suministro ha estado sometida a muchas presiones durante los dos últimos años, y eso ha obligado a las empresas a buscar proveedores en otros mercados para poder asegurar el abastecimiento. 

Además de eso, es muy interesante revisar los canales de comunicación con tus proveedores, para estar seguros de que las órdenes se reciben y se atienden con celeridad. Cualquier mejora organizativa siempre es beneficiosa para todas las partes.

> ¿Sabes qué es el Intercambio Electrónico de Datos (EDI) y cómo puede mejorar la comunicación con tus proveedores?

 

Mejorar el mantenimiento del almacén

¿Es posible que la falta de mercancía en un momento puntual se deba a un mantenimiento deficitario? Es decir, que exista un número demasiado elevado de referencias deterioradas y el stock sufra por ello.

Es conveniente revisar el plan de mantenimiento del almacén para reducir al mínimo la pérdida de mercancía por este motivo.

 

Confíar en la tecnología

Si hubiese que resumir todas las recomendaciones en una, sería esta: automatiza la gestión de tu almacén con herramientas digitales. 

Lo recomendable es implantar un SGA para que tome el control de los procesos logísticos, haga el seguimiento de los KPI más relevantes para tu negocio y te ofrezca información actualizada de la situación de tu almacén. 

Seguir gestionando tu almacén con procesos manuales es abrir la puerta a errores que, hoy en día, son fácilmente evitables.

 

Optimiza la gestión del stock con SGA TWO

Tenemos soluciones para ayudarte a mejorar la gestión de tu almacén, hasta el punto de que la rotura de stock no sea una de tus preocupaciones.

Con la experiencia de más de dos décadas ayudando a empresas a optimizar sus procesos, mas nuestro sistema SGA TWO de gestión de almacén, puedes dar el salto cualitativo que tu empresa está necesitando. ¿Hablamos?

Problemas logísticos en un almacén

Los 5 problemas logísticos más habituales en un almacén (y cómo evitarlos)

¿No te cansas de lidiar siempre con los mismos problemas? Un día una rotura de stock, otro día un fallo con las ubicaciones, o devoluciones por errores de picking, o expediciones que se retrasan… ¿Y si te decimos que un almacén no tiene que sufrir problemas logísticos a diario?

Pues es justo lo que queremos hacer hoy: insistir en que el 99% de los problemas de un almacén son evitables. 

Y, además, queremos decirte cómo puedes salir de esa dinámica y entrar en otra mucho más eficiente.

¡Fácil! ¿Lo vemos?

 

Problemas logísticos de un almacén: así puedes corregirlos 

Nuestra filosofía de vida (y de empresa) es que no hay que acostumbrarse a vivir gestionando problemas. Siempre hay soluciones para reducir a mínimos o incluso eliminar aquello que hace que tu almacén sea ineficiente y que lastra el crecimiento de tu empresa.

Hoy te contamos algunos de los problemas más comunes de un almacén y cómo puedes solucionarlos.

 

1. Layout ineficiente

¿Hasta qué punto el diseño del almacén (o layout) condiciona la efectividad de las operaciones que se llevan a cabo en él?

Te lo decimos nosotros: tener un almacén con un diseño ineficaz repercute directamente en la productividad y es una fuente de problemas. En un almacén mal diseñado hay “agujeros” por los que se pierde tiempo y recursos. Es lo que ocurre cuando:

  • Las vías de acceso del transporte, y los muelles de carga y descarga no están optimizados.
  • La distribución de espacios no es la ideal ni está adaptada adaptada al tipo de inventario.
  • Las rutas internas no están estudiadas para reducir los recorridos. 
  • El tipo de estantería y la maquinaria no son los más adecuados para tus productos.

Un diseño de almacén eficiente elimina la mayoría de estos problemas.

>> ¿Quieres saber más? Te contamos cuáles son las 7 claves para crear un buen layout.

 

2. Mala elección de etiquetas logísticas

En ocasiones, no se otorga al etiquetado la importancia que tiene en logística. Hay diferentes tipos de etiquetas, y todas tienen una finalidad básica: contener información de los productos y facilitar su trazabilidad.

Lo que ocurre es que las necesidades organizativas son cada vez mayores, y algunos sistemas de etiquetado se quedan cortos o son insuficientes.

Por eso la elección e implementación del etiquetado es fundamental.

Por ejemplo, ¿sabrías cuáles son las diferencias entre el código de barras y RFID? ¿Y cuál te conviene más? Para resolver dudas, lo recomendable es siempre asesorarse con profesionales.

 

3. Errores de inventario y deficiente gestión del stock

El inventario es uno de los mayores quebraderos de cabeza para los responsables de la gestión de almacén… mientras no se tenga un sistema de control adecuado.

Es decir, un sistema que permita saber con exactitud cuánta mercancía hay en el almacén, hacer cuadrar el inventario físico y contable, conocer la situación del stock de manera fiable y en tiempo real, etc.

Los almacenes que han solucionado este tipo de problemas lo han hecho instalando un software de gestión de almacén, o SGA, que les permite llevar un control eficiente del stock.

 

4. Alta tasa de devoluciones

Si en tu almacén hay un número de devoluciones demasiado alto, es importante analizar cuáles son las razones. Una de las más habituales es que se produzcan errores en el proceso de picking, es decir, el proceso que se pone en marcha cada vez que se recibe un pedido.

Seguramente habrá equivocaciones recurrentes que son las que elevan en número de pedidos devueltos, por ejemplo:

  • Fallos en la elección del producto
  • Pedidos incompletos
  • Deterioros por packing (o embalaje) defectuoso
  • Ubicaciones que no aparecen
  • Retrasos en la expedición, etc.

Si tu almacén aún funciona con un sistema de organización en papel, ya tienes el origen de todos estos problemas. La solución es pasarse a un sistema de picking y de packing automatizado, gestionado por un SGA.

 

5. Comunicación deficiente con el resto de la empresa

El almacén no es una parte aislada de tu empresa, y por eso es importante que exista una comunicación fluida con el resto de departamentos: contabilidad, producción, ventas, distribución…

De esa manera se pueden coordinar movimientos, no duplicar acciones y manejar siempre los mismos datos para evitar errores. 

La forma más segura de hacerlo es con un ERP (Entrerprise Resource Planning), un software capaz de integrar todas las áreas dentro de una misma base de datos. El ERP más conocido es SAP.

Si quieres saber más sobre este software, te recomendamos leer qué aporta SAP WM frente a SAP EWM en la gestión de tu almacén.

 

Cómo evitar todos estos problemas logísticos (y algunos más)

Si no quieres pasarte media vida solucionando problemas solo hay un camino: adelantarse a ellos. 

La buena noticia es que, hoy en día, ya no hay que inventarse métodos. Solo hay que aplicar los que ya existen y han demostrado que funcionan.

Y para tener un almacén eficiente (o lo que es lo mismo, un almacén que no solo no dé problemas, sino que mejore día a día su productividad) la solución es implantar un SGA que tome el control. Y que lo haga, además, de forma coordinada con el resto de tu empresa, automatizando todos los procesos para hacerlos más efectivos.

¿Coincidimos en que suena bien? Seguro. Y por eso tienes que conocer TWO, el SGA de SCM Logística, especializado en almacenes y suministro a producción.

O lo que es lo mismo: diseñado para aumentar la productividad de cualquier almacén.

¿Te lo presentamos? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de hablarte de nuestro SGA TWO… O de lo que necesites.